Abbey Road es una calle de Hurlingham

En el histórico Teatro Cosmopolita, el pasado jueves 26 de septiembre, se realizó un homenaje a los 50 años del disco «Abbey Road» de Los Beatles con la presentación de músicos locales. El periodista Horacio «Pollo» Magnacco estuvo a cargo de la conducción y cuenta en esta nota algunos detalles del evento. 

 

Por Horacio Pollo Magnacco.

Cuando escribo estas líneas todavía suena y se siente la energía que emanó del Cosmopolita hace unos días.  Por el aniversario de 50 años de Abbey Road, la Dirección de Cultura del Municipio, iba a festejarlo con bandas de la zona interpretando a Los Beatles.

Rafa Berecoechea me propuso si quería sumarme como conductor del evento. Agradecí el convite con gusto. ¿Cómo me voy a perder el Abbey Road de Hurlingham?

El Cosmopolita es una sala hermosa, histórica, con un gran escenario que guarda  miles de historias, pero también muchos años de descuido y abandono.  El jueves 26 de septiembre sonó de primera, como siempre.  Destaco el hecho de que era un jueves. ¿Porque hacerlo? Porque la sala estaba repleta. Todas las sillas ocupadas, un tumulto de gente en la parte trasera, parados,  esperando el show.

Y en los camarines la energía no era diferente.  Se notaba la alegría de más de 50 músicos del Oeste, en diferentes ensambles, que trabajaron días enteros para sacar esos temas que no están dentro de sus repertorios, pero aman profundamente. O por lo menos no le son para nada indiferentes.

Cerca de las 20 horas dimos comienzo al show,  y como corresponde, arrancaron los locales. La Orquesta Típica Hurlingham bajo la dirección de Matías Giannasio, 17 miembros entre bandoneones, violines, violas, violonchelos, piano y contrabajo, que acorde a la fecha, pasaron del tango y la milonga a una obertura beatle hecha de fragmentos de canciones inolvidables.

Y arrancó Abbey Road.

La propuesta era complicada y apasionante: reproducir las 17 canciones del disco sin solución de continuidad (nunca supe que significaba, pero me gusta decirlo….).

Y arrancamos con Come Together y vemos a  John Lennon en pantalla acompañando a un potente trío, formado por Emanuel Miletto, Facundo Pietropaolo y Rodrigo Koller, que seguían la pista del mismo Lennon desde la pantalla,  (me distraigo y pienso, ¿están anticipándose varios meses a lo que quieren hacer con Soda Stereo? Si).  Seguimos con Something, esa maravilla escrita por George Harrison estuvo a cargo del prometedor cuarteto de cuerdas Paprika y la voz hermosa de Laura Ros, que al rato se calzaba una guitarra para hacer su versión de Oh Darling. Tuvimos el toque funk de Tupac con Maxwelll´s Siver Hammer y el rock para los más chicos de Mecache Rock navegando en el Octopus Garden. Todo esto matizado por las gráficas animadas en la pantalla por Maxi Bearsi desde el escenario.

El power trío Krudo, junto a Javier Ayala en la guitarra arrasaron con I Want You, seguidos por Sol Montero que anunció Here Comes the Sun en una versión acústica preciosa.

El final fue a toda orquesta, para interpretar ese casi total lado B que cerró la historia oficial de Los Beatles. Un gran ensamble para interpretarlo, con Casa Beau, Eliana Antin, Charlie DiPalma y Silvana Smaldoni, Juan Terrícola, Marian Dames Proyect, Loopus, Chelo Paez y mucho más,  y un cierre muy emocionante con todos los músicos en escena.

El final de la letra de The End dice: «Y al final, el amor que tomas es igual al amor que das». Eso lo notamos todos los que estuvimos en el Cosmopolita ese día. Hermosa experiencia, ojalá que se repita pronto.

¿POR QUÉ ABBEY ROAD?

50 años es un numero redondo para un montón de cosas: El hombre llegó (¿llegó?) a la Luna, otros hombres seguían peleando en Vietnam,  el Cordobazo marcaba el final de Onganía, salía el primer disco de Almendra, Chacarita campeón, Led Zeppelin publicaba sus dos primeros discos, Roberto Galán decía «Si lo sabe, cante» en tevé, la señora ya hacia un año que almorzaba delante de las cámaras, Sandrini era El Profesor Hippie, pero también se publicaba Abbey Road.

Abbey Road es el último disco de Los Beatles. ¿Es importante porque es el último? No, es importante porque es un discazo. Con un sonido perfecto, orgánico, puro, se compone de todas canciones transformadas en clásicos. Unos Beatles con poco más de 10 años de carrera y el cansancio de ser los primeros en muchas cosas (cada año Beatle es una década para  cualquier banda), pero fundamentalmente, el cansancio de ser Beatles.

En épocas de Spotify, mp3, youtube y demás, cuando la escucha es por simples, una escucha fragmentada y random, hay discos enteros que hay que escucharlos como salieron, en ese orden y con ese sonido. Abbey Road es uno de ellos. 50 años no es nada.

EL HOMENAJE

Participaron del homenaje a Abbey Road: Laura Ros, Javier Ayala, Eliana Antún, Silvana Smaldoni, Juan Terrí-cola, Sol Montero, Charlie Di Palma, Adrian Malvasi, Dante Ramello; la Orquesta Típica de Hurlingham; Páprika (cuarteto de cuerdas); Krudo (Banda de New Metal); Tupac Band (Quinteto de jazz); Mecache Rock (banda de rock para chicos); Loopus (Power trio); Marian Dames Proyect (Rock Psicodélico); Casa Beau (Trío de Folclore); Ensamble de bandas (Ema, Facu y Rodri); Ensamble de vientos: Diego Pisano (trompeta), Ramiro Guiñazu (saxo) y Hector Páez (trombón).

En la parte técnica participaron Gabriel Alfieri (iluminación); Diego Correa (sonido); Eliana Antún (proyecciones); Maxi Bearzi (ilustración y animación digital). Colaboraron con el Back Line Facundo Pietropaolo y Matias Gomez de FL Sesiones junto con la asistencia general de Vicente Zorreguieta

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *