Ahora el auditorio del Centro Cultural Quinquela Martín, se llama Hugo Corrias

 

Textos y fotos: Raúl A.Coria.

Hugo Corrias fue distinguido por la Municipalidad de Hurlingham, rodeada de amigos y música.

Se dice que las segundas partes nunca son las mejores, el viernes pasado se demostró que no siempre es así. Hace algunas semanas en el Centro de Participación Cultural municipal Quinquela Martín, ubicado en Délfor Díaz 1660, se había bautizado el salón auditorio con el nombre del actor Hugo Corrias, profesor de teatro de extensa trayectoria, reconocido y apreciado Cuentacuentos y vecino de Hurlingham de toda la vida.

En esa oportunidad se había inaugurado la placa que daba cuenta del nuevo nombre del auditorio, pero se hizo un segundo acto, que sirvió además de merecido homenaje al querido actor y vecino. Fue el pasado viernes 18 y la convocatoria en el Quinquela Martín sumó a los amigos, algunos de los cuales no se habían enterado de la distinción o no habían  estado presentes en el primer acto por distintos motivos.

Muchos de los que estuvimos en esa reunión de amigos compartimos la alegría enorme de Hugo al ser homenajeado después de tantos años sobre las tablas, actuando o enseñando el maravilloso arte de jugar a ser otra persona, de vestirse en la piel de algún personaje mítico o alguien a quien la historia le guardó un lugar especial.

En cualquier de estos casos Hugo brilla sobre el escenario, y lo sigue haciendo, ahora en las ropas de un gran cuenta-cuentos, de esos que nos regalan una historia de miedo, de alegría, o de vidas increíbles. A eso se dedica desde años, un arte que lo llevó por varios países de Latinoamérica y de Europa.

Muchos fueron los amigos que se acercaron para acompañar a Hugo, al gran artista, entre ellos, varios músicos que le tributaron su afecto a Hugo regalándole algo de su arte musical, actuando justamente en la sala que ahora lleva el nombre de Hugo Corrias, fue el caso de los profe del taller municipal de rock y de Julieta Sosa y su compañero interpretando lo mejor del folclore local.

Corrias no se quedó con las ganas de cantar y junto a la joven Olivia Zapata y su padre Marcelo Zapata, compartieron el viejo tema Elegía, de Joan Manuel Serrat cantando en honor a Miguel Hernández, un momento maravilloso en medio del homenaje, como parte de un espectáculo que ambos hacían muchos años atrás.

Un homenaje bien merecido, un homenaje con gusto a poco porque hablamos de un vecino y un artista muy querido, muy respetado, que tanto hizo por la cultura de nuestro distrito y que ahora, después de tantos años de trabajo se mueve por muchos lugares regalando el arte de contar historias.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *