Antes de entregarse, Pity Alvarez buscó refugio en Morris

Cristian Gabriel Álvarez Congui, más conocido por su nombre artístico Pity Álvarez, intentó ocultarse en una casa en William Morris tras asesinar de cuatro balazos a Cristian Díaz. Una amiga del líder de la banda Viejas Locas, declaró ante la policía cómo fueron las horas de locura, crimen, fuga y entrega del músico.

La joven de 24 años, oriunda de Hurlingham, mantenía una relación con Pity desde hacía un año.  Ella declaró ante la policía que vio cómo Álvarez mató de tres tiros en la cara y uno en el pecho a Cristian Díaz en las baldosas que separan las torres 11 y 12 en el barrio Samoré. «Me quedé en estado de shock», le dijo a la Policía: «Y de ahí nos fuimos a Pinar de Rocha a ver el show de Ulises Bueno». Pity le pidió a su compañera que «descartara» el arma del crimen y fue ella la que tiró la pistola Lorcin calibre .25 a un drenaje. 

Luego de ir a Pinar de Rocha, la pareja fue hasta la casa de la chica, en William Morris. Allí, el padrastro de la joven habría intentado convencer al músico para que se entregara en la comisaría local. Álvarez se negó.

Finalmente se entregó en la ciudad de Buenos Aires y se encuentra alojado el Penal de Ezeiza.

 

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *