Azucena legisla en silencio y de parlamentaria tiene poco y nada

Azucena Por José Luis Soria.

La Diputada massista Azucena Ehcosor, esposa del intendente Luis Acuña, no emitió palabra desde que asumió su banca en la Cámara Baja.

La tarea del diputado o del senador es proponer, debatir, discutir, de manera mesurada o impulsiva, pero siempre debe hablar.

Si bien en la Argentina rige un sistema presidencialista, es común denominar al congreso como el “parlamento”, esa es el término con que se designa en muchos lugares del mundo a las asamblea de los representantes elegidos por el pueblo, el término deriva del francés parlement, vocablo que expresa la acción de parler (hablar): unparlement es una charla o discurso, y por extensión se aplica a la reunión de representantes del pueblo donde se discuten y resuelven los asuntos públicos.

Obviamente en nuestro país, también se los llama parlamentarios a los diputados y a los senadores, aunque hay algunos que no hacen honor a esta denominación.

Es el caso de Azucena Ehcosor de Acuña, ella forma parte de un lamentable grupo de una docena de legisladores que nunca fueron capaces de decir “esta boca es mía”.

Fue la revista El Parlamentario que, como todos los años, presentó su resumen anual y reveló la lista de los diputados que no pronuncian ni una palabra en las sesiones.

En rigor la lista es de 14 nombres, pero la revista incluye a algunos legisladores que están de licencia como el riojano Javier Tineo (del FpV), otros que renunciaron a sus bancas como Martín Insaurralde (FpV) o el chaqueño Miguel Tejedor (UCR). Con lo que la lista es más reducida afortunadamente.

Azucena Ehcosor, pertenece -hasta ahora- a la bancada del Frente Renovador, y en la histórica sesión en la que se aprobó la creación de la Universidad de Hurlingham, no solo no habló si no que estuvo ausente, pese a ser la única representante de Hurlingham en la Cámara Baja.

La esposa del intendente, es acompañada en el silencio por algunos diputados del Frente para la Victoria como el cordobés Ramón Bernabey, el catamarqueño Néstor Tomassi, el jujeño Héctor Tentor, el misionero José Guccione, el chaqueño Gustavo Martínez Campos y el catamarqueño Manuel Molina. También por la santacruceña radical Susana Toledo, Soledad Martínez del PRO y Edgar Müller del peronismo opositor.

Mientras fue diputado, Sandro Guzmán –que ahora volvió a la intendencia de Escobar- también se llamó a silencio, igual que su compañera del Frente Renovador.

Azucena Ehcosor, llegó a la Cámara de Diputados en diciembre de 2013. En un año y tres meses todo lo que dijo fue “Si juro”. Tiene casi tres años para recuperar la palabra perdida y para que voz se haga oír en el Parlamento.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *