Cambiemos triplicó su presencia en el HCD, el peronismo busca rearmarse y el acuñismo quiere hacerse “valer”

Por RODY RODRÍGUEZ.

Con el escrutinio definitivo de las elecciones de octubre, Cambiemos, con un par de puntos más que Unidad Ciudadana, se quedó con 6 bancas de las 10 en juego. Sobre el final de recuento a Luis Acuña le faltaron 17 votos para volver a ser concejal. Con estos nuevos concejales, el macrismo llega a 9 ediles, contra 8 de Unidad Ciudadana/FPV/PJ (si es que forman un solo bloque) y tres del acuñismo.

 

No hubo sorpresas. Después de las PASO, el 25 de agosto habíamos publicado en la página 5 de El Ciudadano:

 «¿Qué puede pasar en octubre? Hay una tendencia hacia la polarización, que perjudica claramente a las listas de Sergio Massa y Florencio Randazzo y que podría hacer que las 10 bancas que están en juego en el Concejo Deliberante solo sean ocupadas por concejales de Cambiemos y de Unidad Ciudadana. No sería descabellado que la lista de Randazzo (encabezada por Damián Del Castaño) quede debajo del Frente de Izquierda».

«El Frente 1País no podría sumar los dos concejales que hoy especulan que podrían ingresar, o tal vez ni siquiera pueda entrar Luis Acuña, lo que sería un derrumbe calamitoso del ex intendente».

Y eso pasó. Las 10 bancas se las repartieron entre Cambiemos y Unidad Ciudadana. Cumplir quedó debajo del Frente de Izquierda y Luis Acuña confirmó su derrumbe, quedando afuera del Concejo.

Las PASO ya habían marcado una notable paridad, que se repitió en las generales. Tanto Cambiemos como Unidad Ciudadana aumentaron su caudal de votos pero la ventaja la sacó el macrismo. El massismo/Acuñismo tuvo un desempeño paupérrimo y el recuento definitivo dejó al ex intendente Acuña con las manos vacías. Le faltaron 17 votos para volver a ser concejal. (Ver página 2).

Una elección notable hizo el Frente de Izquierda y los Trabajadores -FIT-,con Estela Ramazoti a la cabeza, que mejoró en términos porcentuales un 50% su desempeño en las PASO y con poco más del 6 % de los sufragios sepultó al PJ-Cumplir al quinto y último lugar.

Ese mismo recuento definitivo de las elecciones del 22 de octubre dio respuestas a algunas preguntas planteadas en la edición de agosto de El Ciudadano.

¿Dónde fueron los votos perdidos por Acuña? La gran mayoría fue para Cambiemos.

Al randazzismo le había ido muy mal en las PASO pero en la general no le fue peor. Sacó casi la misma cantidad de votos.

Los más de 10.000 votos que la lista de Ramón Fernández sacó en las PASO de Cambiemos se sumaron a Lucas Delfino. Los votos de la decena de listas que quedaron afuera después de participar de las PASO profundizaron la polarización. La participación de Juan Zabaleta en la campaña fue clave para que Unidad Ciudadana mejore su desempeño en las PASO, agregando más de 9 mil votos. Mejoró la participación ciudadana en los comicios generales, pero no mucho. En las PASO más de 35 mil ciudadanos no fueron a votar, y el 22 de octubre fueron 28 mil los ausentes.

Los votos en blanco se hicieron notar en la categoría de concejales. Hubo 1410 votos en blanco para la elección de senador nacional y 3693 para concejales. En las PASO fueron 5471 los votos en blanco para la elección de ediles.

NUEVOS NOMBRES

Nuevos nombres en la política y algunos no tan nuevos se suman al Concejo Deliberante a partir del 10 de diciembre.

Entre los conocidos está Lucas Santiago Delfino que ya fue candidato a concejal y a intendente; Jorge Martín Rodríguez Alberti que fue candidato a concejal tres veces seguidas y es el presidente del HCD hasta diciembre y Pedro Adrián Eslaiman que es el de más experiencia, hace 8 años que es concejal y comenzará un período de 4 años más.

Entre los nuevos hay tres que tienen menos de 30 años, María Florencia Montenegro (la más joven con 25 años) y Juan Manuel Lorenzo de Cambiemos y Carolina Noelia Castro de Unidad Ciudadana, ambos con 28.

Hay nuevos concejales con experiencia de gestión como Viviana Elizabeth Lodos de UC, ex directora de Educación Municipal y Andrea del Carmen Giorgini de Cambiemos, actual titular del ANSES-Hurlingham y ex funcionaria del gobiernos de la Ciudad.

Con Cambiemos, una parte del radicalismo vuelve al Concejo con Diego Miguel Benavidez. Los últimos concejales radicales habían sido Víctor Stefanoni y Gloria Elías por la Alianza en la elección de 1999.

La paridad de género quedó garantizada en estas elecciones: 10 bancas en juego, 5 mujeres y 5 hombres. Pero desde el 10 de diciembre, 12 bancas las ocuparán los hombres y 8 las mujeres.

OTROS NOMBRES

Pero no son los nombrados los únicos que pueden llegar a ocupar un lugar en el Concejo. Como Martín Rodríguez debe renunciar a su actual mandato (que vence en el 2019) lo reemplazará Fernando Daniel Montiel, que también milita en La Cámpora.

 Y por estas horas corre fuerte el rumor de que Fabrizio Acuña (del Frente Renovador) renunciaría a su banca y en ese caso la ocuparía Carlos Cueliche. Puede haber más renuncias. En Cambiemos habrá que ver si Andrea Giorgini decide abandonar su cargo de Directora de Anses o mantener los dos cargos como ya hizo Fabrizio Acuña hasta el 2013, o renuncia a su banca antes de asumir. Si es así su reemplazo sería Olga Esther Fernández (que ya tuvo un paso fugaz por el Concejo).

Queden los nombres que queden, el legislativo local se integra con una notable paridad de fuerzas que hace prever un estado realmente deliberativo.

LAS CARAS DE CAMBIEMOS

Además habrá que tener en cuenta las subdivisiones que pueden existir en los bloques. En Cambiemos, Lucas Delfino lidera un bloque de 5 concejales incondicionales que completan Montenegro, Lorenzo y Giorgini (si es que se queda), más Alfredo Carrasco. Por otro lado están Pablo Sívori, Marianela López y Gabbo Flores (ex secretaria de Sívori) que fueron los que enfrentaron al delfinismo en las PASO; mientras que Benavidez es probable que forme el monobloque de la Unión Cívica Radical dentro de Cambiemos.

EL PERONISMO COMPLICADO

En el peronismo, como suele ocurrir, la situación es más compleja. La Cámpora tendrá a su referente, Martín Rodríguez acompañado por Montiel. Por Nuevo Encuentro estarán Eslaiman, Cecilia Pilar Saenz y Carolina Castro, más Viviana Lodos del Movimiento Mayo (una agrupación que conduce Roberto Baradel) muy cercana al sabbatellismo. El bloque de los 8 se completa con los dos dirigentes de mayor recorrido en el peronismo local, el actual presidente del Bloque, Miguel Angel Quintero y Carmen Cittadino.

Finalmente el Frente Renovador se queda con tres concejales: Fabrizio Acuña (si es que sigue), Mario Ventura Petitto y Lorena Carretto. Desde Cambiemos aseguran que ya hay un acuerdo con Luis Acuña para que los tres apoyen al macrismo en el recinto. En la vereda de enfrente suponen que pesará la identidad peronista y que el voto de ese bloque puede sumarse a los de los concejales del peronismo en sus distintas versiones.

Lo concreto es que 1País dejará de existir y el Frente Renovador está agonizando. En el massismo creen que todo confluirá en un peronismo unido o al menos necesariamente amontonado, y si esto es así, el acuñismo tiene dos caminos, sumarse al deseo de Felipe Solá o Facundo Moyano, entre otros, de conformar un solo peronismo de tono opositor o cruzar el puente hacia el universo amarillo y mutar en concejales PRO.

EL VALOR DEL ACUÑISMO

Al acuñismo le agradaría más tener cierta independencia en el Concejo y como suelen decir en sus reuniones «hacer valer nuestro voto».

Es que los tres concejales acuñistas pueden volcar la balanza para donde ellos quieran. Obviamente el término «hacer valer» proviene de la palabra «valor» y esta a su vez tiene un par de definiciones; por ejemplo valor es una virtud, un «gran valor» como decía Juan Carlos Calabró. Valor también es la cualidad de valiente, o la utilidad, la importancia de una acción o una frase («una opinión valorada») y valor también es un precio, una suma de dinero. Habrá que ver cuál es la definición que más se ajusta a esa idea del acuñismo de «hacer valer» los votos de los tres concejales en el Concejo Deliberante.

LOS QUE SE VAN

Entre los concejales que dejan su banca el 10 de diciembre hay tres de larga trayectoria, como Humberto Nito Bertinat, Elena Teresa Cerbino y Juan Carlos Braciaventi. Los tres formaron parte del acuñismo, aunque en los últimos dos años, Bertinat y Cerbino hicieron bloque aparte. Esta última formó parte de la lista de Cumplir. También se despide Lautaro Aragón del socialismo de prolífera labor en estos 4 años. Otros que dejan sus bancas son Cecilia Suárez y Víctor Oviedo (del FPV, los dos del Peronismo 26 de Julio); Lilia Reina Alvarez (que reemplazó a Vicente Constantino) y Juan Carlos Pini (que reemplazó a Emiliano Acuña). 

2 a 1 PARA CAMBIEMOS EN EL CONSEJO ESCOLAR

Cambiemos debuta en el Consejo Escolar incorporando a Ricardo Avalos del Grupo de Acción Comunitaria y a Ivanna Lucila Andreoli. Mientras que por Unidad Ciudadana se suma Valeria Zalazar, de La Cámpora, que se desempeñaba como secretaria del Concejo Deliberante.

De este modo el Consejo Escolar quedará conforma-do a partir del 10 de diciembre por 4 miembros de UC/FPV/PJ, los tres que fueron elegidos en 2015: Jorge Verón, Nadia Bodo y Marcelo Zurita, más la mencionada Zalazar y los dos nuevos consejeros escolares del macrismo. Se van Gastón Mansilla, Mónica Roldán y Ariel Segade.

LA PRESIDENCIA DEL CONCEJO DELIBERANTE

La compulsa que se viene en diciembre es la elección del presidente del Concejo. Es cierto que hay una norma no escrita de permitir que el partido gobernante mantenga la presidencia del cuerpo legislativo. Así se hizo en la Legislatura Provincial donde el macrista Manuel Mosca es presidente en diputados aunque su bloque no es mayoría. También pasa en la Cámara de Diputados de la Nación, que preside Emilio Monzó aunque Cambiemos no sea la primera minoría. Pero es probable que los concejales de Cambiemos en Hurlingham, por inexperiencia o por ignorar los códigos bien entendidos de la política se dejen llevar por ese concepto tan tentador que es «vamos por todo» y busquen ubicar a Lucas Delfino o a Alfredo Carrasco en la presidencia del Concejo. Por el otro lado los que pueden aspirar a ese cargo son Martín Rodríguez (que lo ocupa desde el 2015), Miguel Quintero y Adrián Eslaiman.

LOS VOTOS COMO LOS GOLES VALEN CON LOS TRIUNFOS

Unidad Ciudadana difundió datos que demuestran que este año sacó más votos que en las elecciones del 2013 y del 2015. Esto es así tanto en la provincia de Buenos Aires como en Hurlingham. Es una mirada optimista válida, aunque siempre es mejor ganar 1 a 0 que perder 3 a 2, aunque se hagan más goles. En el 2015 Juan Zabaleta fue intendente con 42.700 votos y este año Unidad Ciudadana con 43.200 votos no le pudo ganar a Cambiemos.

  

 

Share Button

Artículos relacionados...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *