Carola Labrador: “Nunca existieron esas llamadas, este juicio es una farsa”

candela

Si bien se suponía que el juicio por el Caso Candela no iba a  fluir sin sobresaltos, al igual que lo fue la investigación policial durante el intento de su esclarecimiento, cada novedad en el juzgado  tienta el límite de la capacidad de asombro de todos.

A días de que el proceso judicial se viera interrumpido cuando una testigo denunció que la obligaron a señalar a un chivo expiatorio  (Jara) para no meter preso a su hermano, el miércoles pasado otro “imprevisto” puso más suspenso al juicio.

Con esta sucesión de acontecimientos  está visto que  los jueces Raquel Lafourcade, Mariela Moralejo y Diego Bonano a cargo del Tribunal Oral Criminal Nro 3 de Morón no van a contar con una resolución fácil del caso.

La nueva “perlita” es un audio que aparentemente fue descartada por el fiscal anterior de la causa y nunca había sido aportada al expediente y que avala la teoría de la fiscalía de que el crimen de Candela fue una “venganza” contra el padre, Alfredo “Juancho” Rodríguez,  preso por hechos de Piratería del Asfalto

El contenido del audio revela un detalle no menor: la niña se habría comunicado con la familia luego de su desaparición. Pero nadie, ni los padres ni los investigadores habían presentado este dato hasta el momento a la causa.

El textual del audio que trascendió dice:

“Decile a Carola que ya hablé con el Ministro, que le cuente todo porque ya sabe todo”, dice la voz de un hombre, que sería el padre de Candela, a una mujer del otro lado de la línea. “Bueno, listo”, le responde ella.

Después de ese breve intercambio la mujer pasa el teléfono a otra, que sería la abuela de Candela.

-Hola, mami.

-Hola, “Juancho”, llamó Candela. Dice que la tienen, que se la llevaron en una camioneta.

-Bueno, listo. Te tengo que cortar.

Ese breve diálogo, desconocido hasta el miércoles, estaba entre las pruebas que tenía el ex fiscal de la causa, Marcelo Tavolaro, junto a otras tantas comunicaciones. Sin embargo, no fue transcripto al expediente y se descartó junto a otras grabaciones “sin interés para la causa”.

En la línea del tiempo este diálogo, aportado por la fiscalía,  habría tenido lugar la noche del 23 de agosto, o sea un día después que se intervinieron los teléfonos y a dos días de la desaparición de la niña. La llamada se recibió en la casa de Carola Labrador y se realizó desde el penal donde estaba preso Alfredo “Juancho” Rodríguez.

En el momento de la presentación de la nueva prueba estaba presente en la sala el ex investigador de la bonaerense, Hugo Matzkin quien, al ser consultado afirmó desconocer la existencia de esa llamada.

Ahora a la luz de estos nuevos hechos los involucrados en el proceso judicial tendrán que volver a citar a varios testigos, entre ellos, obviamente los padres de Candela y la abuela,  para que respondan sobre el contenido de esta llamada y verificar si realmente existió.

A horas de hacerse públicas en los medios estas novedades el periodista Raúl Coria del Informativo Regional de Radio Web La Cortada dialogó con Carola Labrador quien fue tajante: “Es mentira. Todo es mentira.  Siguen inventando para seguir tapándose ellos. Nunca existieron esas  llamadas”

CAROLA_LABRADOR

Y aclaró que desde el “día cero” estuvieron todos los teléfonos intervenidos

“Jamás recibió mi suegra una llamada, aparte Juancho estaba preso y el día que desapareció la hija él se entera porque llama a mi casa y a partir de ese día se enferma. A partir de ese día empieza a estar enfermo en Magdalena , así de qué llamada me están diciendo, por qué están mintiendo, por qué quiere ensuciar a la familia siempre “- sostuvo la madre de Candela Rodríguez.

 

Carola Labrador asegura que la fiscalía anterior ( Marcelo Tavolaro) y la actual también,  están empecinados en avalar la teoría de que el homicidio de su hija fue una venganza contra el padre. Sin embargo no se presentó hasta el momento una sola prueba firme que avale esa idea y que esta nueva “prueba” va en el mismo sentido. “Quieren seguir tapándose la mafia de Morón. La misma mafia que existió en el 2011 existe ahora” – aseguró

Con un tono de voz abatido Carola aseguró estar desesperanzada. “No quieren saber la verdad, que es quién mató a Candela, lo que menos les importa a ellos es quién mató a mi hija”

En ese sentido afianzó sus dichos diciendo “Este juicio es una farsa, una mentira, acá es todo una mentira, acá no hay justicia . Esta gente no busca la verdad, no buscó la verdad nunca ni la va a buscar nunca”

Para Carola Labrador que sigue el juicio personalmente y a través de sus abogados “todos fueron a mentir: Paggi, Matzkin, todos”

En este sentido siente que  no hay una intensión de conocer la verdad desde el momento que no se citó,  ni está citadoa futuro  a declarar el ex fiscal Marcelo Tavolaro, que fue el responsable desde la desaparición de Candela de la investigación y de las irregularidades que se dieron en la causa. El hecho de no haberlo llamado es, para ella una prueba explícita de que no hay una decisión de que se devele quién mató a su hija.

Angustiada por el proceso del juicio Carola aseguró “Yo me doy la cabeza contra la pared, me angustio, me quedo encerrada, pero al otro día me levanto con más bronca y con más fuerza porque por más que ellos hoy no me den la verdad de mi hija yo la voy a buscar hasta el último día de mi vida porque yo se lo prometí a ella . Yo voy a seguir buscando la verdad”

Además aseguró que por más que el día que termine el juicio los imputados salgan libres  ella va a seguir hasta saber qué es lo que pasó con su hija porque “yo sé muy bien que a mi hija la mataron y está metida la Policía Bonaerense, está metida toda la Policía de la Provincia”

Carola se refirió en este sentido a la aparición del cuerpo de su hija y su seguridad de que la policía estuvo involucrada en el “lavado” de pruebas.

 “La policía estuvo metida hasta en el cuerpo de Candela. El cuerpo de Candela era un cuerpo que estuvo refrigerado, un cuerpo lavado. Eso, estos tipos que están presos no lo hicieron. El pelo de mi hija está lavado peinado, tenía las uñas cortadas. Una nena desaparecida nueve días tiene suciedad debajo de las uñas…”

El juicio por el secuestro y asesinato de Candela Sol Rodríguez comenzó el 6 de febrero. Ya declararon 150 testigos y hay otros tantos por declarar. Hasta el momento se abrieron 17 investigaciones paralelas por otras cuestiones, la mayoría por falso testimonio. Tanto el juez Meade como el ex fiscal Marcelo Tavolaro tienen un pedido de juicio político por su actuación en la investigación. No sólo para Carola Labrador la sensación es de desesperanza y descreimiento pero la sensación de que se tiene que conocer de alguna forma la verdad es unánime. Como lo siente ella “ A mí me tienen que dar una explicación. Me lo tienen que explicar. En este juicio no me lo explicarán, me lo explicarán en algún otro momento pero  me lo van a tener que explicar yo tengo todo el tiempo del mundo, yo le dedico mis días a esto

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *