Casi 300 familias buscan adoptar a las trillizas abandonadas

trillizas

La directora del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos reveló haber recibido 283 solicitudes desde que el caso se viralizara en las redes, el 19 de junio. En principio, se analizará la posibilidad de revincular a las bebés con su familia sanguínea ampliada

El caso de las trillizas abandonadas en un hospital de San Justo causó conmoción en todo el Gran Buenos Aires y la Capital Federal. De hecho, mientras la Justicia de Morón todavía realiza los intentos por reunir a las niñas con integrantes de su familia sanguínea, aparecieron centenares de familias dispuestas a adoptarlas y darles un hogar.

Kiara, Ángeles y Milagros nacieron prematuras el 14 de abril en el Policlínico Central de San Justo. Su madre, que tenía tres hijos anteriores y un grave problema de adicción a las drogas, las abandonó en el centro de salud apenas después de un par de visitas. Desde entonces, quedaron bajo el cuidado de los médicos.

El caso salió a la luz en la mañana del miércoles. La gran mayoría de los medios acudieron al hospital y revelaron la situación de desamparo en la que se encontraban las criaturas, aún internadas.

Así, comenzaron a aparecer parejas dispuestas a adoptarlas. Surgieron candidatos desde todas partes del país y de diferentes rangos de edad.

Hubo aquellos matrimonios que no pueden tener hijos de manera natural y buscan completar su hogar con una adopción hasta parejas de personas mayores que desean volver a criar bebés en el tramo final de sus vidas.

Graciela Fescina, directora nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos, reveló que se recibieron unas 283 solicitudes de adopción desde que el caso se viralizara en las redes sociales, el 19 de junio pasado.

“Para que puedan ser adoptadas, tiene que haber fracasado, en primer lugar, el intento de revinculación con su familia de origen y ampliada”, advirtió la titular del Registro

“Una vez decretada la opción de adoptabilidad, el juez analizará los legajos por orden de inscripción, sin dejar de lado la prioridad de la mirada del niño en la búsqueda de ese legajo”, continuó.

Además, el hecho de que se trate de hermanas trillizas implica que el análisis de las condiciones de habitabilidad por parte de la Justicia sea todavía más exigente. Se estudiará desde el ingreso económico medio de cada familia hasta las medidas del hogar donde estaría destinada la adopción.

La decisión final sobre el destino de las hermanas quedó en manos del Tribunal de Familia número 6 de Morón, a cargo de la jueza María Laura Álvarez.

Así y todo, Fescina indicó que las bebés aún no se encuentran en calidad de poder ser adoptadas.

El nacimiento de las hermanas fue bastante traumático: “La primera de ellas nació en su domicilio, la segunda en una Unidad de Pronta Atención de Hurlingham y la tercera en el hospital de Hurlingham. Luego, las trasladaron al sector de neonatología de nuestro centro de salud. Desde el punto de vista médico están de alta. Ahora estamos a la espera de lo que diga la Justicia”, detalló el director del Policlínico de San Justo, Víctor Delgado, ante la prensa.

Las tres niñas nacieron con menos de 30 semanas de gestación. Cada una pesaba unos 600 gramos al momento del parto y precisaron asistencia respiratoria mecánica para acompañar el desarrollo de sus pulmones.

La idea, tanto de las autoridades del hospital como del Juzgado de familia de Morón, es la de mantener a las tres juntas a la hora de decidir el hogar que las acoja.

Según Fescina, las estadísticas de los últimos años demostraron que un 68% del total de casos de chicos en situación de adopción finalizaron con la revinculación del menor con su familia ampliada; el 8% se termina decretando su situación de adoptabilidad y el 26% restante responde a proyectos alternativos, ya que son chicos ya más grandes que no quieren ser adoptados.

Share Button

Artículos relacionados...