El Centro Cultural municipal Leopoldo Marechal cumple 20 años

Por RODY RODRIGUEZ. Fotos: Raúl Coria | El 18, 19 y 20 de octubre de 1997 miles de personas asistieron a la fiesta inaugural que tuvo espectáculos de primer nivel como los recitales de Divididos y Los Chalchaleros. Los orígenes del Centro Cultural y el Cine de los Obreros de Italar y los proyectos del nuevo director de cultura.

Con un programa estelar, una movida que duró tres días y una convocatoria multitudinaria, el 18 de octubre de 1997 se inauguró el primer Centro Cultural de la Municipalidad de Hurlingham. El corte de cintas estuvo a cargo del gobernador Eduardo Duhalde acompañado por el intendente Juan José Alvarez, quien en su discurso señaló: «esto es mucho más que el logro de nuestra gestión, porque más allá de la trascendencia que tiene como obra pública en sí misma, contiene una enorme carga afectiva para todos los vecinos».
En Centro Cultural ocupa un predio de 7.800 metros cuadrados de los cuales están edificados 1.004, destacándose el auditorio para 700 personas, más otro escenario al aire libre.
Ese sábado inaugural se presentaron el coro del maestro Alberto Quinteros, el grupo de teatro de Daniel Zaballa y un extravagante desfile temático a cargo de la modelo Miuki Madelaire, inspirado en el Día de la Lealtad, donde la actriz Sandra Ballesteros hizo de Evita, el actor Juan Acosta de Perón y Jean François Casanovas interpretó a un representante de la oligarquía. Bailarines de Ave Porco, el recién nacido grupo de percusión La Chilinga y la reina de Hurlingham 1997 Florencia Alonso, completaron el elenco de esa vanguardista puesta en escena.

Esa misma noche, más de 10 mil personas colmaron el predio para delirar con el recital de Divididos, que comenzó –como no podía ser de otro modo- con Paisano de Hurlingham. Antes en una inusual conferencia de prensa Ricardo Mollo dijo: «Estamos muy contentos y muy cómodos. Estamos en casa y para nosotros eso es muy bueno».

La jornada tuvo una presencia masiva de medios, no solo por la trascendencia del recital de Divididos o el llamativo desfile de Madelaire. Esa misma noche de sábado, en la Quinta Los Ciervos, a pocas cuadras de allí Adrián Suar y Araceli González festejaban su casamiento. Los periodistas de la farándula que cubrieron la boda, no perdieron oportunidad de acercarse al flamante centro cultural

La programación del domingo 19 no fue menos espectacular. Con la conducción de Antonio Carrizo arrancó la jornada con un recital de Adriana Varela acompañada por el quinteto liderado por Bernardo Baraj. Y cerca de las 22, con 7 mil personas presentes Los Chalchaleros arrasaron con un recital que repasó todos sus éxitos.

No terminó todo allí. La fiesta inaugural se extendió hasta el lunes. Hubo espectáculos para chicos, a cargo de Pelusas Portillo, también actuó la Compañía Nacional de Teatro que hizo Las de Barranco y más tarde dos destacados vecinos de Hurlingham dijeron presente: José Ángel Trelles y Rudy Chernicof presentan juntos un espectáculo de tangos y humor. El cierre estuvo a cargo de Pepe Soriano que conmovió con su clásico El Loro Calabrés.

El director de Cultura municipal de ese entonces era Pablo Unamuno y la secretaría de Cultura y Educación del municipio estaba a cargo de Mario Oporto que explicó la diversidad de la oferta «como la mejor manera de darle a Hurlingham un ámbito cultural que no se encierre en las formas tradicionales y conservadoras en las que habitualmente cae el Estado; entendemos la generación de una política cultural como una expresión pluralista, abierta, en la que cada uno de nuestros vecinos se sienta plenamente identificado».
Antes de que Juanjo Alvarez concluya su mandato, la dirección de cultura quedó en manos de Gustavo Rieta, vecino de Hurlingham de reconocida trayectoria en gestión cultural, quien permaneció en el cargo aún con Luis Acuña como intendente. Con el inicio del nuevo siglo el área de cultura pasó a manos del profesor de historia Juan José Faella y luego fue Julio Zapata (actual director de Cultura del municipio de Pilar gobernado por el PRO) que acompañó a Acuña hasta la finalización de su mandato.
Con la administración de Juan Zabaleta, asumió como director el dirigente camporista Damián Celsi, que desde hace un par de meses fue reemplazado por Rafael Berecoechea.

EL NUEVO DIRECTOR DE CULTURA RAFAEL BERECOECHEA Y LA AGENDA DEL MARECHAL

Rafael Berecoechea es Director de Cultura de la Municipalidad de Hurlingham hace un par de meses. Con muchos años de «militancia cultural» tiene el antecedente inmediato de haber estado al frente del Territorio Cultural La Cortada. Sobre la agenda del ahora veinteañero Centro Cultural Leopoldo Marechal, Berecoechea adelantó algunas actividades: «Lo primero que tenemos programado es el evento Hurlingham en Movimiento 2017, que se va a realizar los días 27, 28 y 29 de octubre, una actividad que se viene realizando desde hace doce años, que es un encuentro de danzas regionales, en la que participan las escuelas y talleres de danza de Hurlingham y de toda la región. Es un encuentro grande, que ha tenido picos de muchas coreografías, se ha llegado a unas 330 coreografías lo que implica un movimiento grande de gente en el escenario.
Los días 17, 18, 19 y 20 de noviembre tendremos la Feria del Libro, con exposición y ventas de libros, con charlas, con espacios para que los talleres que tiene el municipio puedan mostrar sus producciones, y por supuesto la presentación de la Orquesta Sinfónica y el Coro Municipal. Hacerlo acá en el Marechal nos permite revalorizar este espacio, aprovecharemos también nuestra plaza que nos va a permitir tener espacios para carpas, feria de artesanías y alguna feria gastronómica, todo muy disfrutable en esos cuatro días.
Y la agenda sigue con la presentación de Willy Crook, el 25 de noviembre. Este recital tendrá una entrada con un valor lo más popular posible, y estamos programando varias actividades que no van a ser gratuitas pero que nos van a permitir poder ofrecer una muy buena cartelera cultural, y fortalecer otras actividades gratuitas en todo el distrito. Al día siguiente, el domingo 26 de noviembre Gabriel Cartaña presentará su libro «Cuando la terapia no alcanza» y antes de fin de año estaremos presentando a José Ángel Trelles, un reconocido artista y vecino de Hurlingham que merece todo nuestro afecto y reconocimiento.

EL CINE DE LOS OBREROS EN LA HISTORIA DEL CENTRO CULTURAL

Emplazado en el centro de Villa Tesei, el Centro Cultural debe su origen al que fuera el cine ISA. En 1947, la fábrica textil Italar S.A. instaló en ese predio un club social para los trabajadores de la empresa, al poco tiempo nació el primer cine de la zona, en el que los obreros podían ver las películas que se estrenaban en las principales salas de la Capital Federal.
Italar fue una empresa dedicada a la hilandería y tejeduría de algodón de enorme importancia para el desarrollo local. Fundada el 11 de setiembre de 1934, comenzó su declive en 1976 y terminó siendo demolida en 1993. Llegó a tener más de dos mil empleados. Estaba ubicada en La Trinidad y Vergara donde hoy funciona Carrefour Tesei. La fábrica tuvo hasta su propia escuela para los hijos de los obreros, ubicada en Vergara y Trinidad, hoy la escuela estatal Nro. 41 Gabriela Mistral.
En la década del ’60 el Cine ISA (Italar Sociedad Anónima) fue conocido con el tiempo como «el cine de los obreros» y quedó además como el último espacio público verde de esa zona en la que no hay plazas ni paseos. Luego en ese predio funcionó el Club Italar, y entre 1979 y 1981 fue sede de la cooperativa de los obreros de esa planta fabril.
Con el paso de los años lo que se había lo que se había convertido en un centro cultural y social terminó en abandono.
Ya con la fábrica cerrada, los vecinos se organizaron para recuperar el lugar. La participación comunitaria evitó que el lugar fuera vendido e iniciaron una fuerte campaña para su expropiación. Se creó la Comisión de Recuperación del Patrimonio Cultural del Tesei y luego la Fundación Luis Catinari se puso al frente de esa lucha vecinal. El periodista Inocencio Sayas recuerda en su periódico Nuestras Noticias, que fue fundamental el trabajo y el compromiso del entonces senador peronista Horacio Román y del concejal radical Antonio Serafini para que, finalmente, el gobierno de Antonio Cafiero en la Provincia de Buenos Aires, expropiara el predio que se escrituró en febrero de 1995, ya con Eduardo Duhalde como gobernador.

El predio fue cedido a la Municipalidad de Morón para que allí construya un centro cívico y cultural. Ya Hurlingham había obtenido su autonomía aunque las autoridades asumieron en diciembre de ese año. Juan José Alvarez como intendente, decidió la inmediata construcción del nuevo centro cultural, respetando su antigua fisonomía. Antes de inaugurarse hubo quienes quisieron llamarlo Centro Cultural Modelo, hubo voces que proponían bautizarlo con el nombre de Luca Prodan y finalmente se impuso la idea de denominarlo Leopoldo Marechal.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *