Construyeron de más y ahora deben demoler parte de un edificio

El Municipio de Hurlingham dispuso la demolición del último piso de un edificio en obra porque excede los límites de altura.

La obra está ubicada sobre la calle Rossini en Parque Quirno y fue motivo de quejas de los vecinos que se expresaron fundamentalmente en redes sociales. Tras la denuncia formal, la Municipalidad realizó una inspección y la constructora procedió a demoler el cuarto piso, que en esa zona no está permitido.

Hurlingham nunca elaboró un Código de Ordenamiento Urbano desde que es municipio, por lo que rige el que se aprobó hace más de 25 años, cuando el distrito era parte del Partido de Morón.

Este año se está avanzando en esa materia, a través de la Unidad de Gestión para la Planificación Estrategia del Municipio, a cargo de Lautaro Aragón.

 

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *