El cura Grassi deberá enfrentar un tercer juicio


Esta vez, está acusado por haber desviado fondos de la Fundación Felices los Niños hacia el Penal de Campana donde cumplía su condena por pedófilo.

El cura Julio César Grassi se encamina a un nuevo juicio oral y público en su contra. Condenado por abuso sexual y corrupción de menores, el sacerdote enfrentará ahora un debate por el desvío de donaciones de alimentos que recibía la fundación “Felices Los Niños” hacia el penal de Campana, donde está detenido.
La elevación a juicio del caso fue decidida por la Cámara de Garantías de Morón. De ser encontrado culpable, Grassi puede llegar a sumar 10 años más de pena a su prontuario que ya acumula 17. Es que a la pena de 15 años por pedofilia, confirmada en todas las instancias, se le agregaron otros dos años por haber sido condenado por malversación de fondos públicos en el alquiler de “La Blanquita”, una quinta frente a la Fundación, y haber eludido la decisión de la justicia de no acercarse ni referirse a las víctimas.
“Que Grassi no estuviera cargo de la Fundación no impidió que ejerciera liderazgo y dirección de la gestión”, indicaron en su fallo los jueces Diego Grau, Fernando Bellido y Fabián Cardoso, quienes confirmaron parcialmente la resolución de la jueza de Garantías Lucía Casabayo por la que enviaba a juicio oral a Grassi y diez sospechosos más.
Finalmente, la Sala I de la Cámara sobreseyó a 6 de los imputados y confirmó los procesamientos de Mario Amarilla, Carlos Martínez, Pablo Lome e IvanGuex por considerarlos coautores de peculado reiterado y Grassi como partícipe necesario. Los hechos que se le imputan habrían sido cometidos entre 2013 y 2014.

En las primeras semanas preso, Grassi tenía una celda básica, en la que había un viejo televisor, una mesa de hormigón con dos banquetas, y compartía el baño. Pero un informe del programa de Jorge Lanata en canal 13 mostró como recibía las donaciones que eran para la Fundación y Grassi pudo contar con una oficina pegada a la despensa del Penal con una nueva cama, baño privado, escritorio y una computadora. También tres celulares, un televisor LED TV de 21 pulgadas, un frigobar y un caloventor.

Share Button

Artículos relacionados...