Degustación al paso de vinos Almahuar

foto Almahuar

Por Raúl A. Coria. 

Todos los sábados a la mañana, en Marques de Avilés 1162, hay una «degustación al paso» de vinos Almahuar. Allí está el estudio de Julio Medina, contador, pero titular de los vinos que instauró esa atípica actividad en el barrio. El propio Medina lo explica así: «Hace un tiempo que los días sábados instauré lo que yo denomino degustación al paso. Los vecinos que pasen y los que se enteren, entran a nuestro local a hacer una degustación de vinos. A los amigos los contacto por whatsapp, pero a los vecinos tanto de la zona y de todo Hurlingham y aledaños los invitamos a que se acerquen al local un sábado, sin compromiso de compra, sólo para conocernos y poder disfrutar y conocer las variedades que les podemos ofrecer con nuestros vinos. A mí me encanta poder hacer esto, no sólo mostrarles el vino sino contarles como llegué a esto y de que se trata cada varietal. Para nosotros esto hace muy divertida la mañana de cada sábado. Lo que podemos ofrecer de nuestra producción propia es el Tempranillo, Bonarda, Cabernet Sauvignon, Malbec y Malbec Rosado. Todo eso siempre con el mismo estilo de Almahuar y en un mes, mes y medio vamos a tener el Merlot 2015 Reserva, y ya vamos a reciclar los vinos reserva y jóvenes con los 2016 que ya se viene esas versiones, pero lo más nuevo que vamos a tener es la versión 2015, que va a ser una edición muy limitada sólo de 700 botellas y va a estar espectacular».

Julio Medina recuerda que ya lleva cuatro años de trabajo constante. “Ahora empezó a notarse el trabajo tanto de marketing como de conocimiento en stand, ferias y exposiciones. Seguimos con la técnica de marketing directo, con la venta directa, yendo al público a cada lugar. Todo eso nos permite llegar con buen precio a la gente, nos gustaría estar en todas las góndolas y en todas las vinotecas, pero ese pasaje harían que nuestros vinos trepen en precios de una manera muy grande y que se alejen del bolsillo del consumidor. Por eso nuestra decisión sigue siendo trabajar cara a cara con nuestra gente. Después cuando el vino este muy más instalado seguramente vamos a conseguir que los comerciantes no lo inflen tanto de precio”.

Medina, que es contador de reconocida trayectoria en Hurlingham cuenta que se convirtió en productor de vinos de “manera accidental” y agrega: “uno tiene el gen de aventurarse y hacer cosas diversas, cosas nuevas para escaparle a la rutina” y relata: “Un cliente hace muchos años compró una finca productora de uvas, un tiempo después le empezó a ir mal, y yo empecé a ayudarlo financieramente y después empecé a ayudarlo desde un costado un poco más administrativo hasta que me di cuenta que no tenía sentido la producción de uvas para venderle a grandes bodegas sino que el negocio estaba en producir uvas pero para generar el vino propio y así armé este proyecto y nació Almahuar y nos sentimos muy, muy orgullosos”.

 

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *