El derecho a la resistencia

 

Cuando el Estado se aleja de su principal finalidad, que es ni más ni menos que proteger los derechos fundamentales de todo ciudadano, es decir cuando no protege la vida, la libertad, la propiedad, el trabajo etc. cuando no alcanzan otros medios que nos brinda el Estado Democrático para proteger esos derechos, surge la posibilidad de recurrir, de utilizar el Derecho de Resistencia, tal como lo vemos en la actualidad, en donde las personas se agrupan en movimientos para defender sus derechos.  A veces otras herramientas jurídicas, por ejemplo el Recurso de Amparo, en muchas ocasiones se vuelve insuficiente o inaplicable, por ello, en estos casos, la resistencia no altera el orden democrático, ni mucho menos se transforma en una desobediencia legal, es decir nadie que ejerza el derecho a la resistencia está cometiendo algún tipo de delito por ser parte de una manifestación de protesta o plegarse a una huelga. Porque ocurre que la resistencia a veces es el único medio cuando las garantías constitucionales no son suficientes o son inaplicables para que se les garantice esos derechos.

El Derecho de Resistencia es la herramienta de los excluidos, los que no cuentan con determinados medios para hacer exigible sus derechos. No son grupos de criminales organizados, por lo general son grupos que protegen sus derechos fundamentales, sus necesidades básicas, derechos y necesidades que son derechos humanos universales.

Si hablamos de la historia, previo al estado civil, los hombres vivían en un estado natural donde gozaban de sus derechos y libertad sin ningún tipo de norma que ponga un límite, ante ello se vieron en la necesidad de organizar un gobierno civil, es lo que el filósofo John Locke, llamó contrato social, mediante el consenso, se garantizaba los derechos a la vida, la libertad y demás, básicamente se cedían el poder al gobernante pero no los derechos, es decir que el gobernante debía respetar los derechos, y en caso de que no lo hiciera, se daba lugar a la resistencia.

Por ello el Derecho a la Resistencia, es claramente permitido en aquellos casos donde las personas o grupo de ellos viven en la desigualdad, marginación y pobreza, en donde los derechos fundamentales son vulnerados ya que no tienen acceso a la vivienda, al trabajo, a la alimentación y demás. Están resistiendo para reclamar el pleno goce y efectivo cumplimiento de sus necesidades más vitales. Entonces lo que hay que entender también es la diferencia, entre un derecho vulnerado de forma total y un derecho vulnerado de forma transitoria, porque este grupo de personas sale a exigir  que su derecho le sea devuelto para poder gozar de él, es decir que hay una aniquilación total del derecho, a diferencia de aquel en donde el  derecho le es interrumpido transitoriamente, por ejemplo el caso aquellas personas que vuelven a su casa o van hacia su  trabajo y se enfrentan con una protesta social, en donde  se está cortando una calle, el derecho ya sea de transitar libremente, o poder acceder a su trabajo, se está quebrantando de forma temporal, es decir que su derecho va ser restituido casi de forma automática, a diferencia de ese  grupo  que está resistiendo para que su derecho le sea devuelto y poder gozar de él, lo que está exigiendo es que se tomen medidas para que la vulneración de su derecho deje de existir.

 

 

Share Button

Artículos relacionados...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *