Despidos en la Clínica Sagrado Corazón

nota-8-foto-2-sagrado-corazon

Otra vez la Clínica Sagrado Corazón es noticia, ya no solo por la siempre cuestionada atención a sus pacientes, sino por el despido de 22 enfermeras.

La firma dedicada el negocio de la salud, arrastra un sinfín de conflictos, desde salarios atrasados hasta condiciones muy desfavorables de trabajo.

La Clínica Sagrado Corazón, que tiene como responsable a Mercedes Martínez, una señora muy cuestionada por los trabajadores, atiende a los afiliados de PAMI. Hace años que el servicio prestado es malo, y no justamente por su personal. “La empresa nos hostigaba y sometía a trabajar en condiciones infrahumanas con recursos insuficientes como por ejemplo racionar los pañales. Herramientas de trabajo no nos dieron nunca pero si exigencias. Las condiciones son de explotación y trabajo en negro y no nos permiten elegir delegados”, dijo Mabel una de las enfermeras despedidas.

“Vine a trabajar el 1° de Mayo, haciendo lo imposible por llegar y me encuentro con que no me dejaban pasar porque tenían un telegrama de despido. Me volví a mi casa pensando en los pacientes que quedaron sin atención… acá en esta clínica muchas veces faltan insumos sin embargo como yo digo, enfermería es ciencia y arte, y sacaba recursos de donde no los tenía tratando de brindarles la mejor atención aunque muchas veces no contamos ni con guantes. Muchas compañeras no quieren volver por el maltrato, solo reclaman la indemnización, yo quiero volver a recuperar mi trabajo por los abuelos”, dijo Mónica una de las enfermeras despedidas. Por su parte, Mabel que corrió la misma suerte contó: “Me echan con parte de enferma, yo trabajaba 14 horas. La empresa nos hostigaba y sometía a trabajar en condiciones infrahumanas con recursos insuficientes como por ejemplo racionar los pañales. Herramientas de trabajo no nos dieron nunca pero si exigencias. Las condiciones son de explotación y trabajo en negro y no nos permiten elegir delegados.”.

 

Share Button

Artículos relacionados...