Discusión de tránsito terminó en un asesinato en Villa Tesei

Asesinato en Hurlingham

El hecho ocurió en Villa Tesei.

Un joven automovilista fue asesinado de un balazo por el conductor de un Mini Cooper que iba con su pequeña hija a bordo, durante un incidente de tránsito ocurrido en Villa Tesei, partido bonaerense de Hurlingham, en medio del cual extrajo un revólver, sacó su brazo por la ventanilla y disparó, informaron hoy fuentes policiales.

Minutos después del ataque, el conductor del Mini Cooper fue captado por una cámara del municipio de Hurlingham cuando se encuentra en una esquina cercana con un grupo de amigos, baja del auto, los abraza y se queda conversando, mientras se ve a su hija de 4 años en el asiento del acompañante.

El joven asesinado fue identificado como Nicolás Alejandro Gómez (22), mientras que el sospechoso detenido es Gastón Carlesi (32).

El hecho ocurrió ayer en la avenida Gobernador Vergara, por donde Gómez conducía un viejo Ford Falcon marrón, patente THN 417, en el que iba con tres amigos.

Los voceros explicaron que en el cruce de esa avenida y la calle Teniente Manuel Origone, de Villa Tesei, los ocupantes del Falcon mantuvieron un altercado de tránsito con el conductor de un Mini Cooper color gris plata, con techo blanco.

En esas circunstancias, el hombre que iba al volante de ese auto extrajo un revólver, según testigos calibre .38, y disparó desde su ventanilla contra el lado derecho del Falcon que estaba a la par, tras lo cual escapó.

El balazo impactó en el tórax de Gómez, quien iba al volante y murió instantes después en el hospital de Hurlingham, hacia donde fue trasladado por los amigos que lo acompañaban, de 21, 24 y 28 años, que resultaron ilesos.

«Manejamos la hipótesis de que el Falcon no permitía el paso del Mini Cooper y eso motivó que éste sobrepasara a la unidad con este final trágico», manifestó el titular de la Jefatura Departamental Morón, Walter Iguiñez.

Uno de los jóvenes que viajaba en el Falcon contó que todo se originó cuando el Falcon en el que iban y el Mini Cooper quedaron a la par y a él se le cayó de la mano un vaso de Fernet que empapó el lado izquierdo del otro vehículo.

«Ibamos con el auto por Vergara para el lado de Morón y llegando a la fábrica de gelatina a mi se me cae el vaso de Fernet y empapa al auto de él. El chabón frena y nosotros seguimos y a los dos segundos, a ciento cincuenta metros, nos cruzó con el Mini Cooper, arrancó el fierro de adentro del auto, sacó la mano para afuera y tiró, eso fue lo único que hizo», contó al canal Todo Noticias (TN).

«Yo estaba al lado, arrancó el fierro a dos metros de mi cara y tiró. Me tiré para adelante y lo empujé al (que iba de) acompañante para adelante, hacia el tablero, no llegué a empujarlo a Nicolás y lo agarró la bala», relató el testigo.

Añadió que, al momento de disparar, el agresor estaba «con la nena al lado, del lado del acompañante» y «lo único que hizo fue tirar, no dijo nada, no gritó, tiró sin previo aviso».

Efectivos de la comisaría 2da. de Hurlingham, de la Jefatura Distrital de ese distrito, de la Departamental y de la Dirección de Investigaciones (DDI) Morón iniciaron entonces una pesquisa, bajo órdenes del fiscal Oscar Marcos, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de ese departamento judicial.

Las cámaras del municipio de Hurlingham ubicadas en la avenida Vergara fueron clave en la investigación, ya que, según un investigador, «toda la secuencia quedó grabada y con los videos se pudo identificar el auto del agresor».

Otras cámaras registraron instantes después del ataque al acusado cuando detiene su auto y se reúne con amigos que estaban a bordo de una moto, con quienes conversa, se abraza y se ríe, sin evidenciar preocupación por lo que acababa de suceder.

Más tarde, con Gómez ya fallecido, sus amigos comenzaron a recorrer la zona de Villa Tesei en busca del Mini Cooper, patente EKU 342, desde el cual le dispararon, hasta que un vecino de la víctima lo vio estacionado en la puerta de una casa situada en la calle Pueyrredón.

El padre del joven asesinado, Luis Gómez, contó que el detenido es un hombre que se compró hace poco una casa en la zona y que fue ubicado gracias a que un vecino de su hijo vio el Mini Cooper estacionado en su puerta, publicó unas fotos en Facebook y sus amigos los reconocieron.

«Llamamos a la Policía, que vino y se lo llevó, fue rapidísimo. Me llamó la atención que estaba con la nenita (por la hija), que quedó en brazos de una mujer policía», detalló.

Sobre el detenido, el padre de la víctima dijo que «los que lo conocen dicen que está en el tema de drogas. El tipo se vino a vivir acá hace poco y aparentemente tiene un poder adquisitivo importante».

Fuentes policiales informaron a Télam que Carlesi fue detenido al salir de su casa ayer por policías que realizaban una vigilancia encubierta, ya que no contaban con una orden para irrumpir en su domicilio.

En poder del detenido, quien esta tarde se negó a declarar ante el fiscal, se halló el Mini Cooper que le había prestado un amigo aunque no el arma homicida.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *