El Trote en su carrera más difícil: Peligra su continuidad

La decisión de la gobernadora María Eugenia Vidal de prohibir las apuestas en los hipódromos de Trote en la provincia, pone en jaque a los cinco hipódromos de la provincia de Buenos Aires que se dedican a este tipo de carreras, entre ellos al de Hurlingham.

 

Recientemente el Concejo Deliberante manifestó su preocupación por esta medida, En la misma sesión, Adrián Insaurralde, conductor del programa “Cruzaron el disco” utilizó la Banca Abierta para plantear lo que las autoridades del Trote consideraran “una muy grave situación que pone en peligro más de 200 puestos de trabajo”.

En algunos distritos, las autoridades comunales o los concejales de distritos como Pehuajó, Chivilcoy o Lincoln buscaron herramientas para que la actividad se desarrolle con normalidad. Por ejemplo el intendente de Pehuajó, Pablo Zurro, señaló que el Trote “es una industria sin chimenea que forma parte no solo de la economía de la ciudad, sino también del acervo cultural y de la identidad de decenas de familias. Tenemos muy claro que es una decisión política de la gobernadora que atenta contra miles de puestos de trabajo en la provincia”. Los mismos argumentos expresados por Zurro caben para Hurlingham, donde el Trote tiene una historia de más de medio siglo de tradición.

Sin embargo hay voces que se alzan en contra de la actividad del Trote, como la del dirigente del Sindicato de Empleados Mensualizados del Hipódromo de La Plata, Juan Pablo Alegre, quien afirma que los hipódromos de trote “carecen de las habilitaciones municipales correspondientes, no hay un control sobre su sistema de apuestas, no se sabe cuál es el margen de ganancias, cómo se reparten los premios entre todos los actores, no tributan impuestos de ningún tipo”. Y apuntó directamente contra el hipódromo de Hurlingham señalando que “no tributa impuestos, funciona en un predio militar, no tiene los trabajadores que tiene que tener, no tiene detallado cómo funcionan los totalizadores, que parte de las apuestas se devuelven y que no. Los premios son de dos mil a siete mil pesos, son muy bajos, con lo cual es imposible entender que la actividad subsista con esos premios. Por lo general, en estos casos son hipódromos que se dedican al juego clandestino”.

 

Por su parte, el presidente de la Federación Argentina de Trote, AmilcarLacunza, entrevistado en Radio AM Mí País por Adrián Insaurralde,

Estamos pasando un momento de zozobra, esperemos salir airoso de este problema y confío que va ser por medio de la Federación que podamos salir adelante. A propósito de la intención del gobierno provincial de eliminar subsidios al turf, aclaró que los hipódromos de trote “no le cuesta un solo peso a la provincia. Pagamos hasta el control antidoping”.

Luego de reconocer que no todos los Hipódromos “están en las condiciones que deberían estar”, sostuvo que “no puede dejar de existir una actividad con 80 años de arraigo, historia y tradición, por un vacío legal”.

Actualmente en la Provincia de Buenos Aires rige la Ley 13.253 la cual declara de interés provincial la cría, entrenamiento y competencias hípicas de los caballos de pura sangre de carrera; pero no contempla la competencia de los caballos de la raza denominada “americantrotter”.

Lo cierto es que las carreras del Trote, no se encuentran reguladas por ley provincial alguna, pero tampoco está prohibida, con lo que resulta imprescindible la regularización de esta actividad que incluya el control del sistema de recaudación de apuestas.

El Hipódromo de Hurlingham no está regulado por el Instituto Provincial de Loterías y Casinos, y de acuerdo al Decreto-Ley 9233/78 (aún vigente) deben ser los Municipios los que deben fiscalizar toda la actividad hípica que se realice, incluso las apuestas.

Sin embargo, el Trote de Hurlingham tiene una característica compleja: si bien todos lo identifican como un lugar tradicional de Hurlingham, las instalaciones del hipódromo están dentro del partido de 3 de Febrero, (la entrada al predio está sobre la calle Combate Pavón que es el límite entre los dos municipios), pero toda la actividad secundaria del trote (los stud, los empleados que tiene el hipódromo, propietarios de caballos, cuidadores, herradores, veterinarios y proveedores de alimentos para los equinos) desarrollan su actividad en Hurlingham, sin embargo dependerá en gran medida de 3 de Febrero que el Trote siga existiendo.

 

NUEVAS AUTORIDADES

Toda esta complejidad que pone en jaque la continuidad del Trote en Hurlingham ocurre en coincidencia con la renovación de sus autoridades.  Desde el 21 de noviembre el Hipódromo de Hurlingham tiene nueva Comisión Directiva. Alberto Fernández es el nuevo presidente, al que en el ambiente lo califican como “un hombre vinculado al trote desde siempre, destacadísimo driver, excelente cuidador, miembro de una familia con tres generaciones unidas al trote”. Fernández, que estará acompañado por Luis Iovine como Vice-Presidente, le ganó por dos votos (32 a 30) al histórico Daniel Brusca.

El resto de la comisión directiva está conformada por Marcelo Devia (secretario); Marcelo Bayala (Tesorero) y los vocales Gonzalo Fernández, Diego Dónofrio, Maximiliano Devia y Jorge Gamarra. Como revisor de cuentas está Ricardo Dierdele.

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *