Especialistas aconsejan no entrar en pánico y tomar medidas de precaución ante la presencia de murciélagos en la ciudad

 

Ante la preocupación de los vecinos sobre la aparición de murciélagos en la zona y el riesgo de que estén enfermos de rabia y muerdan a animales o personas, la Presidenta del Círculo de Veterinarios de Hurlingham, Valeria Savastano dio detalles de cómo prevenir estas mordeduras y cómo actuar en el caso de que ya haya ocurrido.

Con la premisa de “no generar pánico” y buscar que la gente “actúe, pero actúe bien” la presidenta del Círculo de Veterinarios de Hurlingham, ValeriaSavastano confirmó el aumento de gente que se acercó a las veterinarias consultando por el tema e incluso acercando algún animal mordido o que presumían que se podía haber contagiado en razón de haber estado jugando con un murciélago muerto.

La mayor presencia de estos animales en la ciudadobedece a que éstosse han ido mudando de los lugares donde tenían sus refugios producto de las talas de árboles y el cambio climático y han ingresado a las ciudades. Al llegar a las urbanizaciones tanto los murciélagos como otros animales como los mosquitos, se siente el impacto de su presencia entre nosotros que incluye la aparición de las enfermedades que ellos transmiten no solo a otros animales sino también a las personas.

En el caso puntual de la rabia Savastano aclaró que podemos identificar dos tipos de rabias, una que se llama virus de calle (la que transmiten normalmente los perros, las ratas, etc) y la otra que es el virus aéreo (que transmiten los murciélagos). La diferencia puntual entre ellos es que sobre el que ocurre en las calles se puede hacer más desde la prevención de la salud vacunando a los perros y concientizando a la gente de que lo haga. Sin embargo el virus aéreo está en la naturaleza y no se puede impactar sobre ese ciclo ya que es imposible vacunar a los murciélagos y tampoco exterminarlos, además la rabia que se contagia a través de ellos tiene una diseminación más lenta lo que igualmente no significa que sea menos grave porque puede ser en el peor de los casos mortal.

El trabajo de las veterinarias es en forma coordinada con el Centro de Zoonosis municipal y los Centros de Salud. Cuando las personas se acercan por haber sufrido ellas o una mascota, una mordedura que presumen fue de un murciélago, se les interroga sobre el animal que los mordió ya que lo ideal es tener ese animal para ver si está enfermo o no, lo que determinaría rápidamente si les contagió alguna enfermedad. Si se trata por ejemplo de un perro que se cree que ha sido mordido se valora en primera medida el “riesgo del animal”, se ve dónde está la herida, si el animal está o no vacunado – ya que si está vacunado hay una barrera y el riesgo baja notablemente- y se realizan los protocolos de cura y tratamiento médico. Obviamente si es una persona se deriva al Centro de Salud. En todos los casos se realiza una denuncia ante el Ministerio de Salud

La presidenta del Círculo de Veterinarios afirmó en este sentido que “necesitamos que los lugares de Salud sean reforzados porque es donde los médicos enviamos todas las muestras”

Sin embargo según los números relevados por el Ministerio de Salud de la Provincia no se han detectado en nuestra ciudad en lo que va del año contagio de rabia por mordeduras de murciélago. Sí, hubo un caso en San Miguel pero la mayoría de los casos se registraron en localidades más rurales como Tandil, San Pedro, Olavarría, Tapalqué y San Nicolás. Asimismo según los especialistas la cantidad de casos que se han dado tanto en la provincia como en el país se encuentran dentro de los parámetros normales epidemiológicamente hablando.

 

RECOMENDACIONES GENERALES

Savastano aseguró que tenemos que tener en cuenta que si un murciélago está en la luz, volando bajo o en el piso es evidente que no es un animal que esté en situación de salud y que lo importante al visibilizarlo es no entrar en pánico y evitar tener contacto con él.

Si el animal mordió a una persona o a una mascota lo ideal es capturar al animal para llevarlo a la veterinaria pero esto hay que hacerlo con las medidas de bioseguridad básicas- que son las mismas medidas que tomaría un veterinario-, o sea no agarrarlo con las manos desnudas, ver la manera de taparlo con un balde o recipiente, poner una superficie plana por debajo y llevarlo así hasta la consulta del profesional.  En realidad el protocolo es el mismo que con un perro que mordió y uno cree que puede tener rabia. Vemos que los veterinarios los capturan con lazos y si bien esa situación es chocante y a veces, al que no está informado le puede resultar hasta repudiable, médicamente obedece a que si ese animal está enfermo y sigue mordiendo la enfermedad se sigue diseminando y hay que cortar ese efecto.

Otra recomendación muy importante es que los perros estén vacunados contra la rabia, ya que de esa manera si son mordidos el efecto es muchísimo menor y además que estén en las casas, en sus domicilios, no sueltos por la calle de forma que si uno de ellos tiene la enfermedad el contagio sea mínimo al no estar en contacto con otros animales

 

IMPORTANTES PARA EL ECOSISTEMA Y QUERIDOS EN LA FICCIÓN

Los murciélagos tienen su gran lista de fans alimentados por los libros, películas y series que los utilizan para sus taquilleras historias. Desde Nosferatu, Drácula, pasando por Blade el vampiro mestizo, y por el galán de Tom Cruise que dio vida a Lestat en “Entrevista con un vampiro” llegamos a Robert Pattinson que como el vampiro Edward Cullen sedujo y lo sigue haciendo a miles de adolescentes en varias películas de la Saga de “Crepúsculo”. Y por supuesto desde hace casi 80 años, Batman. Pero la historia es que en la vida real estos animalitos no son tan bienvenidos y causan pánico a veces desmedidos ya que, explica Savastano, excepto algunos destrozos en las casas no son animales que se acerquen a “molestar a las personas”.

“Son animales que comen insectos, frutas y tienen una función importante ecológica como transportar semillas y participar de la diseminación del polen, no deberían entrar en la lista negra de los animales como se han puesto a la lechuza o a otros animales porque son muy importantes para el ecosistema”- afirma la doctora.

Asimismo estos hechos puntuales de enfermedades transmitidas por animales que entran a la ciudad porque han sido obligados a huir de sus hábitat nos debe llamar a la reflexión en varios temas y también entender el concepto de salud en forma más global asegura Savastano, ya que “se debe pensar en la salud de todos: del ecosistema de los humanos y de los animales”- sostuvo la profesional.

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *