Gils Carbó inauguró la Fiscalía Federal de Hurlingham

FISCALES 2

La procuradora general de la Nación encabezó el 12 de julio el corte de cintas de la nueva sede del Ministerio Público, que además funcionará como base para el equipo de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos. Del acto participaron los intendentes Juan Zabaleta, Gustavo Menéndez y Alberto Descalzo, junto a los jueces federales Sagretti, Rodríguez, Barral y Ramos y el camarista Salas.

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, inauguró el pasado 12 de julio la sede de la nueva Fiscalía Federal de Primera Instancia de Hurlingham. La nueva dependencia del Ministerio Público interviene en todas las causas iniciadas a partir del 15 de mayo por hechos cometidos en los partidos de Hurlingham, Ituzaingó y Merlo, de la Provincia de Buenos Aires, y estará a cargo del fiscal federal Santiago Marquevich. Su actuación, hasta tanto el Poder Judicial de la Nación disponga la habilitación del Juzgado Federal de Hurlingham, será ante los Juzgados Federales N° 1, 2 y 3 de la ciudad de Morón. Además, será base del equipo de la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE), también encabezada por Marquevich.

Junto a la jefa de los fiscales, estuvieron los presidentes del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de San Martín N°1, Héctor Sagretti, y de la Sala I de la Cámara Federal de San Martín, Juan Pablo Salas; los tres jueces federales de Morón, Jorge Rodríguez, Néstor Barral y Martín Ramos; el titular de la Fiscalía General ante la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín, Pablo Quiroga; los fiscales federales de Morón, Sebastián Basso y Carlos Hernán García y de San Isidro Matías Di Lello, y los intendentes de Hurlingham, Juan Zabaleta; de Merlo, Gustavo Menéndez, y de Ituzaingó, Alberto Descalzo, además del obispo de Morón, monseñor Jorge Vázquez, quien bendijo la casona colonial ubicada en Avenida Gobernador Vergara 5130, de la localidad de William Morris; el presbítero Juan Bravo de la Pastoral Penitenciaria, y el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de la Nación, Pablo Noceti.

Asimismo, participaron del acto inaugural el director nacional de Migraciones, Horacio García; el fiscal general de Moreno, Lucas Oyhanarte; el juez de garantías de Morón, Matías Rapazzo, y el defensor de Morón Alejandro Filla. También estuvieron presentes el comandante mayor de Gendarmería Nacional, Héctor Sangall; el comisario mayor de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal, Raúl Britez; la comisaria de la División Secuestros Extorsivos, Búsqueda y Trata de Personas de la PFA, Noemí Flores; el comisario general de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Leonardo Montossi, y el jefe de investigaciones de esa fuerza, Adrián Manzi.

“La Fiscalía responde a un moderno criterio de trabajo interinstitucional para la persecución penal del crimen organizado, que prevé el trabajo articulado con las fuerzas de seguridad, la justicia local y los municipios”, indicó Gils Carbó antes del tradicional corte de cintas y agradeció a Juan Zabaleta “que nos proporcionó el lugar y a Menéndez y Descalzo que acompañaron y dieron el apoyo político” y afirmó que la Fiscalía va a estar a cargo de Santiago Marquevich, que por su

experiencia en secuestros extorsivos “tiene la capacidad de comprender el funcionamiento de bandas y de actuar con absoluta inmediatez donde urge la vida de una persona, la libertad y hay dificultades probatorias. Tenemos aquí un bastión al servicio de la comunidad”. La procuradora también subrayó la importancia de estas iniciativas que acercan el servicio de justicia a los vecinos y vecinas e hizo hincapié en el rol de todas las agencias públicas en la prevención y la investigación de los delitos, “ya que cuando se presentan fenómenos criminales complejos como el narcotráfico, los secuestros extorsivos y la trata de personas, entre otros, siempre están relacionados con delitos considerados ‘menores’, que tramitan en juzgados y fiscalías provinciales”.

EL MACRISMO CONTRA GILS CARBÓ

La presencia en Hurlingham de Gils Carbó coincide con el momento de mayor tensión entre la jefa de los Fiscales y el gobierno de Mauricio Macri, que en las últimas semanas, volvió a la carga para desplazarla del cargo.

El presidente Mauricio Macri la acusa de hacer “un uso indebido del enorme poder que tiene”. En una conferencia de prensa en Córdoba, Macri sostuvo que Alejandra Gils Carbó tiene “una manifiesta militancia kirchnerista”, que “ha obstruido la investigación sobre hechos de corrupción del gobierno anterior” y que inició “causas sin fundamentos” contra la actual gestión.

“Ella no es imparcial, sino una militante que ha omitido investigaciones de los hechos de corrupción del gobierno anterior y ha desatado con los fiscales que movió decenas de causas contra nuestro gobierno sin fundamentos”, se quejó el Presidente. Antes, el diputado macrista Pablo Tonelli aventuró que Mauricio Macri podría remover a la procuradora por decreto. Tonelli –que preside la Comisión de Asuntos Constitucionales e es integrante del Consejo de la Magistratura, sostuvo que “así como está previsto que los jueces sean removidos mediante un procedimiento de enjuiciamiento, en el caso del procurador, eso no está previsto. De modo que la remoción puede ser procedente por otra vía”. Y agregó: “Ya ha ocurrido en el pasado. El fiscal Molina, que era fiscal de investigaciones administrativas, fue removido por decreto y la Corte lo convalidó”.

SLOKAR: “LOS QUE ENCARGARON EL TRAJE PARA REEMPLAZAR A GILS CARBÓ, TENDRÁN QUE ESPERAR”

Por su parte el Juez Federal de Casación Penal, Alejandro Slokar opinó: “Es inquietante lo que dijo Tonelli. Es preocupante desde el punto de vista de la independencia de poderes. Lo que está en jaque, en riesgo es la república, por la anomalía que supone. Significa el desapego a la legalidad constitucional, una cuasi intervención del Ministerio Público que sabemos que, por regla, es un órgano autónomo, autárquico, que no es dependiente o subordinado del Presidente. El Presidente no tiene entre sus atribuciones remover a un procurador. El respeto tiene que estar fundado en la institucionalidad. Si no, entraríamos decididamente en un régimen de facto” Slokar señaló: “Yo se que algunos funcionarios o magistrados que encargaron el traje el traje para asumir el cargo pero van a tener que esperar la definición desde el punto de vista constitucional, que estipula el juicio político, tal como dijeron distintos funcionarios. Se sabe desde siempre que existe una serie de aspirantes que, desde luego, tiene la vocación de suceder a Gils Carbó. Están apresurándose en el planchado del traje”.

slokar

Sobre la pertenencia de Alejandro Gils Carbó a la Agrupación Justicia Legítima, y la “militancia kirchnerista” que le atribuye Macri, Slokar señaló: “Claro que Gils Carbó integra Justicia Legítima, como yo también lo hago. Somos una asociación civil, no una asociación ilícita, que nuclea un conjunto bastante heterogéneo de magistrados, que algunos tendrán filiación política y partidaria, pero también nuclea actores de origen radical, peronista. No conozco ninguna afiliación de Gils

Carbó, pero esta satanización o demonización de una asociación civil nunca tuvo antecedentes en la Argentina. La preservación de la independencia es garantía de que la institucionalidad argentina funciona. En ese sentido, todas las organizaciones como Justicia Legítima fortalecen la independencia nuestra”.

Fotos: Matías Pellón/Ministerio Público Fiscal/www.fiscales.gob.ar

Share Button

Artículos relacionados...