Jorge D’Andrea, titular de ATSA Hurlingham: “estamos en un tobogán y si no le ponemos freno vamos todos en picada”

 

Por Rody Rodríguez.

-¿Cuál es su primer análisis del paro general que se realizó?

-Fue realmente contundente, creo que se vio reflejadala bronca, la desazón, la tristeza del pueblo. Todavía se debate si el paro servía ono pero creo que la presión de los trabajadores es la última expresión que tienen como para demostrar justamente el  disconformismo, sobre todo de aquellos que lo votaron, porque el gobiernono quiso o no pudo cumplir en algo de lo mucho que prometieron en la campaña electoral. Y esa desazón se vio reflejadano solamente en los trabajadores asalariados, casi todos los comercios estaban cerrados, las pymes que están sufriendo muchísimo, las que hoy no tienen para pagar el aguinaldo. La crisis va avanzando a pasos agigantados. 

 

-Luego del paro hubo algunas respuestas del gobierno, por ejemplo, el ministro Dujovne dijo que el paro le costaba a los argentinos casi 29 mil millones de pesos y Jorge Macri dijo que los gremios saben hacer paros, pero tampoco no tienen capacidad ni vocación de generar trabajo.

-Bueno, si nos hubieran dejado los 103 mil millones de dólares que ellos pidieron a la banca privada y que se la patinaron en la timba financiera; si nos hubieran dado la posibilidad de que nosotros administráramos la plata, no tengas ninguna duda que hoy las pymes que cerraron estarían abiertas y que para defender la industria nacional nosotros hubiéramos cerrado la importación desmedida que tenemos. Seguramente no hubiéramos subido ni incrementado las tarifas como la subieron. Hubiéramos sido más serios en el presupuesto. Ellos anunciaron una inflación del 10 %, a la semana la pasaron para el 15 % y hoy hablan de que no tienen techo en la inflación pero sí quieren hacerle firmar a los maestros un 15 % de paritarias. Este costo no lo podemos pagar los trabajadores y los que menos tienen, no lo pueden seguir pagando nuestros jubilados que les mintieron cuando modificaron la reforma previsional el año pasado diciéndoles que iban a ganar más. Hoy perdieron 7 mil pesos. Le sacaron un sueldo al año, están cobrando 11 meses en vez de 12, le robaron 7 mil pesos a cada jubilado. Ellos dicen que el gobierno anterior construyó un gran relato, pero hoy se está descubriendo la gran mentira de este gobierno y si estos muchachos vinieron a rompernos lo que tanto nos costó, que era empezar a defender la industria nacional, a las pymes, defender el consumo interno.

 

-¿Luego de la medida de fuerza y de la contundencia que tuvo el paro, ¿cuáles con la expectativas?

-Si no modificanel rumbo estamos en lo mismo. Dicen que hay una mesa de negociación –pero nosotros no conocemos qué se está negociando-. Sabemos que ha entrado la Ley de la Reforma Laboral al Congreso y tampoco sabemos cuáles son los contenidos de esa reforma. Yo espero que cambie el rumbo y que además de decir‘nos equivocamos’digan ‘muchachos vengan, armemos una mesa de negociación donde estemos todos y donde se genere un proyecto político y económico donde estemos todos incluidos. Donde el capital trabajo sea la prioridad número uno y que le demos seguridad jurídica e institucional y política al que viene a invertir’. Pero ahora ¿cómo van a venir a invertir a la Argentina si un ministro del presidente dice que no trajeron la plata que blanquearon porque todavía no confían?.¿Cómo va a confiar un inversor en venir a invertir plata a la Argentina si los argentinos que han invertido en nuestro país, hoy lo están matando? o sea tiene que haber un grado de seriedad. Vemos que estamos en un tobogán y si no le ponemos freno vamos todos en picada. Van a seguir chocando la calesita como la han chocado en estos dos años y medio de gestión. Yo no lo veo, no veo un cambio en recetas que ya nosotros las vivimos. Estas recetas ya fueron implementadas en nuestro país hace 15 o 20 años y no llegaron a buen término. No sé por qué creen que esta receta ahora sirve. Realmente yo espero una reacción de parte del Presidente de la Nación porque es el responsable absoluto y es su obligación que los trabajadores, los jubilados y los que menos tienen pasen a ser parte del proyecto económico.

 

-Muchos dijeron que esta medida de fuerza debió hacerse mucho antes, que la CGT tuvo una reacción tardía. ¿Cuál cree que debe ser el rol de la CGT de ahora en más?.

-Yo comparto lo que pedía la gran mayoría. No tendrían que haber avanzado hasta donde estamos hoy. La CGT tenía que haberse puesto más dura. Pero bueno, los dirigentes decidieron que este era el momento. Ahora el rol de la CGT es ser claros, cristalinos a la hora de negociar y que no hagan como hicieron con la Ley Previsional que se aprobó entre gallos y medianoche y que tuvieron que salir a largar un paro sobre la hora cuando la gente ya estaba en la calle. Evidentemente es necesario revertir esta falta de credibilidad que tiene la sociedad en algunos dirigentes y eso se logra cumpliendo con la función para la que están que es defender a los trabajadores y esta defensa de los trabajadores se tiene que hacer de cara a ellos, planteando la realidad. Nuestra gente necesita saber dónde estamos. Necesita saber a dónde vamos. Y esa incertidumbre no la provoca solo el gobierno, también la provoca la CGT. Por eso están planteando para agosto un confederal donde espero que se unifiquen criterios y que se puedan poner de acuerdo en cuatro o cinco puntos básicos, que son los que la gente está pidiendo, porque es de la única manera que vamos a defender el trabajo, la industria nacional y reconstruir lo que se perdió en estos dos años y medio. Necesitamos de los dirigentes al lado y al frente de la gente.

 

-¿Y cuál es la situación del sector que usted representa gremialmente?, ¿cómo están los trabajadores de la sanidad?

-Todos sabemos que estos programas económicos afectan directamente a la industria pero ahora empezó a afectarnos a nosotros. Para que tengan una idea hoy el PAMI le está pagando a los prestadores o sea a las clínicas, 400 pesos por abuelo, todo lo que es material descartable, tiene precio dólar. El gobierno estipulaba un precio dólar a 19 pesos para fin de este año y hoy estamos a 28 y nos falta un semestre, vos fijate que administrar esos 400 pesos va a resultar imposible.

Por otro lado IOMA, la obra social de la provincia de Buenos Aires, desde septiembre del año pasado no les da aumento y dicen no tener dinero para dar aumento este año. El PAMI y el IOMA representan en la provincia de Buenos Aires el 60 % de la salud. A esto le sumamos que los despidos, compañeros que quedan sin obra social, estos compañeros ¿dónde van?… a la salud pública que está de por sí colapsada. Los compañeros que hoy tienen obra social si no incrementan el presupuesto también van a quedar sin salud en la parte privada y de su obra social van a ir a la salud pública donde tampoco tienen recursos. O sea es un tema crítico y delicado. Nosotros ya hemos empezado a sostener empresas que no pueden pagar el aguinaldo y que seguramente no van a poder o no quieren firmar el aumento de paritarias si no reciben aumento del PAMI y del IOMA, así que estamos en un callejón sin salida Y si no hay grandes decisiones políticas seguramente vamos a tener grandes conflictos.

 

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *