Por un juicio laboral el Club Defensores puede ser rematado


El profesor de Educación Física Raúl Pap, le hizo un juicio millonario al tradicional club de Hurlingham, y la Justicia le dio la razón. En el Defensores dicen que «la sentencia es impagable y pone a la centenaria institución al borde de la quiebra».

Club Defensores de Hurlingham, demandó a club por tres millones de pesos.
Raúl Alberto Pap, profesor de educación física, reclamó las indemnizaciones por el despido de una relación laboral que las actuales autoridades del club desconocen.Pap quería 3 millones como resarcimiento. El pasado 4 de abril, el Tribunal Laboral N° 2 del Departamento Judicial de Morón falló a su favor, por una cifra menor, que, de todos modos, calculando costas e indexación llegará a los 2 millones de pesos.
El monto resulta impagable para la ya compleja situación del Defensores, que como casi todos los clubes de barrio viven en una constante “terapia intensiva económica” como alguna vez lo definió el presidente de la institución decana de Hurlingham, Jorge Reymundi.
Fue justamente Reymundi el que contó que «recibieron la citada demanda el mismo día en que se cumplían tres meses de la nueva gestión» a principios del año pasado.
Reymundi desconoce la relación laboral de Pap y reduce el reclamo a enfrentamientos entre un ex presidente del Club y la esposa de Pap, que era miembro de la conducción del Defensores. En su momento Reymundi manifestó que «el señor RaulPap fue durante muchos años socio del club. Pero el problema se generó por una pelea entre el ex presidente Sergio Avilés y la integrante de la comisión directiva, la señora Patricia Recagno, que motivó a su esposo Raúl Pap, a renunciar a su calidad de socio y reaccionar de esta forma contra el club».
En una reciente entrevista realizada por El Ciudadano, Reymundi advirtió que “de prosperar esa demanda RaulPap se va a quedar con parte del club”. Y la demanda prosperó y si bien los abogados del club harán las apelaciones a instancias superiores, los socios del club están alarmados.
Por ejemplo los socios vitalicios del Defensores, difundieron un comunicado a toda la comunidad en el que afirman que “la sentencia es impagable para las finanzas de un club de barrio que a diario debe librar una dura lucha para abonar las tarifas de los servicios públicos, reparaciones edilicias y mantenimiento de las instalaciones, por tanto, el profesor RaulPap, nieto político de los fundadores del club Luis Recagno (h) y Florencia Recagno, seguramente se quedará con parte de nuestro club”.
Los viejos socios del club, propusieron a la Comisión Directiva emitir un bono contribución. “Queremos efectuar en el juzgado depósitos parciales de dinero, lo que se pueda juntar, pero demostrar voluntad de pago, con el fin de evitar que el profesor RaulPap pueda concretar el remate de nuestro querido club” dijeron los vitalicios.
En el mismo comunicado expresaron “necesitamos de la ayuda de la comunidad para que el Defensores de Hurlingham, gloriosa institución, casi centenaria, no desaparezca.

Share Button