La línea Urquiza saturada

 

Desde el imprevisto cierre parcial de la línea del Ferrocarril San Martín, debido al derrumbe en un encofrado en La Paternal, el Urquiza enfrenta un gran aumento de demanda. Para los vecinos de Hurlingham y Morris, el Urquiza pasó a ser la opción para llegar a la Ciudad de Buenos Aires, llegando hasta el final del recorrido en la estación Lacroze y de allí, la gran mayoría, haciendo transbordo con la línea B de subterráneos. El resultado, sobre todo en horas pico, es caótico. Los andenes colapsados, los trenes repletos al punto de que muchos usuarios les es subir, y los que viajan lo hacen de manera inhumana. No solo no hay más formaciones disponibles sino que además hay habituales demoras, lo que trastorna aún más al pasajero.

Estas complicaciones se prolongarán hasta junio del año próximo. Y no se conoce que desde el Ministerio de Transporte se tome alguna medida para aliviar el infierno que sufren diariamente los usuarios.

 

 

Share Button

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Andrea dice:

    Es una vergüenza q nos hayan desajo tirados a la buena de dios a toda la gente del noroeste del conurbano. Panifiquen como se debe y no cortando el servicio…ademas esto incrementa nuestro gasto diario de viaticos…ademas de ser abismales con respecto a nuestro sueldo. Ni una buena para el pobre clase media…medio pelo…horriblee…me lleno de bronca he impotencia cada mañana…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *