La necesidad de tener un Municipio Inteligente

ciudades-inteligentes-1

Por Augusto Erbin || @augustoerbin

En los últimos años se ha hablado del ingreso de los gobiernos en la era de las tecnologías y la información. Sin dudas es una necesidad para los municipios poder dar pasos en materia de mejoramiento de los procesos internos de la gestión de gobierno, y esto sólo se puede dar avanzando hacia lo que comúnmente se llama “Gobierno Electrónico” y “Gobierno Digital”.

Todas estas cuestiones deben enmarcarse dentro de un plan de modernización del Estado que Hurlingham pide a gritos. El atraso local en la materia es preocupante y por eso resulta necesario implementar una serie de políticas de gobierno en los años venideros para facilitarle la vida al vecino.

Poder realizar trámites online como sacar turnos para renovar la licencia de conducir, atención médica hospitalaria, pago de impuestos municipales, consultas de vencimientos, declaraciones juradas, altas y bajas comerciales, etc., resulta vital en un mundo en el cual estamos cada vez más conectados.

Pero la actual gestión apenas puede cumplir con el estadío de interacción con el vecino y ni siquiera tiene la capacidad para pasar a la siguiente instancia de Gobierno Electrónico, que es la transaccional, o sea pagos municipales. Mucho menos hablar de tener un portal integrador que atraviese a todas las dependencias municipales ofreciendo todos los servicios a través de Internet. Hurlingham a nivel Gobierno Electrónico está en una etapa totalmente arcaica.

Los modelos de interacción de Gobierno a Empleados, Gobierno a Ciudadano, Gobierno a Negocios y Gobierno a Gobierno, que requiere una gestión moderna del siglo XXI, parece una utopía. Pero es cuestión de ordenarse, trabajar y tener ganas de solucionarle los problemas al vecino.

En la actualidad todas estas cuestiones relacionadas al Gobierno Electrónico pueden parecer bastantes obvias para algunos, sin embargo hay distritos como el nuestro que presentan un atraso preocupante en el tema.

El intendente Luis Acuña se encargó personalmente de generar tremendo retardo. No sólo se trata de negligencia política, Acuña es el mejor representante del prisionero que elige quedarse encadenado dentro de la caverna de Platón. No pertenece justamente al mundo de las ideas.

 

Las Ciudades necesitan ser Inteligentes

Las ciudades están en constante transformación, por lo menos las que crecen y avanzan. Uno se da cuenta que una ciudad creció cuando se transformó. Si continúa igual, ya sabe.

Una forma de transformar las urbes es mediante la aplicación de tecnologías que buscan facilitar la gestión y administración de las ciudades. El concepto de Ciudad Inteligente o “Smart City” nace a partir de la posibilidad de aplicar la tecnología a la gestión para que afecte beneficiosamente a los ciudadanos.

El objetivo no sólo se centra en mejorar la calidad de vida de los vecinos, sino que además busca mejorar la eficiencia de los servicios públicos y generar mayores oportunidades a los ciudadanos de participar.

Pero para que las ciudades inteligentes sean posibles deben estar gobernadas por personas inteligentes, sino es imposible.

 

Pensar en municipios que administren efectivamente sus recursos significa en gran parte cuantificar lo que hace. Esto requiere de un control por monitoreo para tener datos que sirva de información de lo que produce un gobierno a lo largo de su gestión y poder usarla con el objetivo de mejorar los servicios públicos y generar soluciones inteligentes al vecino.

Una forma de obtener esa información es a través de la recolección de datos mediante sensores ubicados en diferentes puntos de la ciudad. Pero recolectar datos en sí no tiene valor real si los mismos no son interpretados para que se conviertan en información útil para la gestión. El análisis de los datos brinda información que permite entender un poco más lo que ocurre en el municipio. Los datos proporcionados se pueden observar en tiempo real y contrastarlo con estadísticas históricas al momento de la toma de decisiones.

Por ejemplo, el uso de tecnología permite automatizar los semáforos y mejorar el tráfico en arterias complicadas en horarios pico, puede medir el grado de contaminación y polución, o las vibraciones producidas por las vías del tren, puede brindar datos de cuándo se llenan los tachos de basura para saber el momento de recolección, o proporcionar los datos del funcionamiento de las luminarias a lo largo y ancho del distrito para anticiparse a sus reparaciones.

Poder predecir una lluvia torrencial en base a datos recopilados en años anteriores y poder prevenir evacuando las zonas habitualmente afectadas no es algo menor. Lo mismo si se detecta con una alerta temprana las crecidas de los arroyos y afluentes del distrito. Obtener esos datos para que se transformen en información de los cauces ante la crecida del agua resulta fundamental a la hora de prevenir tragedias climatológicas.

Las ciudades inteligentes necesitan de la interconexión de las cosas que la componen. Y para que una ciudad sea inteligente necesita monitorear y alimentarse de los datos, para luego ser analizados y que se conviertan en información de utilidad. El objetivo siempre es mejorar la vida del vecino. Esto repercute en tener ciudadanos más felices y un distrito más sustentable en su desarrollo y crecimiento.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *