Licitan la electrificación del ferrocarril San Martín

El Ministerio de Transporte oficializó el llamado a licitación para la electrificación del San Martín entre Retiro y Pilar. La obra demorará cuatro años y comprende, además, la renovación integral de las vías, el señalamiento y el material rodante, entre otras. El proyecto será financiado por el BID.

 

La Unidad Ejecutora Central del Ministerio de Transporte de la Nación oficializó el llamado a licitación pública internacional para la electrificación de la línea San Martín. La apertura de sobres está prevista para el 19 de febrero próximo.

El llamado a licitación se publica luego de que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobara el crédito para financiar el proyecto.

El costo estimado de la iniciativa es de 520 millones de dólares, de los cuales 400 serán aportados por el BID y los restantes 120 por el Tesoro nacional. El plazo de ejecución es de cuatro años.

El proyecto a ejecutar comprende la electrificación integral de la línea de Retiro a Pilar con catenaria aérea flexible a 25 kV -la misma tecnología empleada en la línea Roca-, la construcción de una subestación para abastecer a la línea, la construcción de un depósito y taller de mantenimiento en la playa de Alianza y la renovación de vías y aparatos de vía en toda la traza, a excepción del tramo del viaducto Palermo – Paternal, actualmente en construcción. También se contemplan obras de señalamiento y comunicaciones, además de la reforma de la estación Pilar, de donde partirán los servicios diésel a Cabred.

A diferencia de lo ocurrido en el ramal a La Plata del Roca, no deberá realizarse elevación de andenes ni construcción de estructuras provisorias: las plataformas fueron elevadas años atrás para la puesta en marcha de los coches CSR remolcados.

Una de las particularidades de esta licitación es que será “llave en mano”: la empresa seleccionada se encargará de todos los contratos parciales. De acuerdo con el BID, esto se decidió luego de una experiencia negativa con la electrificación del Roca a La Plata, donde se hicieron contrataciones separadas por cada especialidad, lo que acabó demorando los plazos de ejecución originalmente previstos.

Aunque no forma parte de esta licitación, el proyecto contempla la renovación total del material rodante por unidades múltiples eléctricas (EMU) de similares características técnicas a las que se utilizan en la línea Roca. Se estima que las primeras partidas de la mega licitación de 169 trenes eléctricos lanzada meses atrás, cuyo arribo se estima para el segundo semestre de 2020, podrían debutar en el San Martín.

Las negociaciones con el BID por el financiamiento habían comenzado en 2015. En ese año también se había explorado la posibilidad de que corporaciones chinas se encargaran de la obra. Cabe recordar que la electrificación estaba contemplada en el Plan Quinquenal de Ferrocarriles Argentinos como proyecto prioritario. Anteriormente, en la década del 80, hubo un primer intento de impulsarla con financiamiento y asesoramiento técnico de la extinta Unión Soviética, algo que finalmente no prosperó.

Fuente: enel subte.com

 

Share Button