Nota de El Espejo: “La tentación de asociarse con el Diablo”

Lanata 2-3_0

 

En la última edición del periódico El Espejo, que dirige el periodista Jorge Pagés, puede leerse una nota que analiza el programa de Jorge Lanata dedicado a Amado Boudou y en el que menciona al concejal del Frente para la Victoria, Juan Zabaleta. El Espejo también se ocupa de la participación del concejal del FAUNEN, Lautaro Aragón en el citado espacio de Canal 13. Esta es la reproducción textual de dicha nota:

“Los límites de la denuncia y la dudosa legitimidad de asociarse a un programa fraudulento y de prédica disolvente”.

En otro de sus habituales linchamientos mediáticos el programa de Jorge Lanata, Periodismo para Todos, juzgó y condenó por su supuesto crecimiento patrimonial al vicepresidente Amado Boudou.
Introducido por la ventana y sin comerla ni beberla, el secretario del Senado y concejal de Hurlingham, Juan Zabaleta, fue estigmatizado como integrante de una «banda» sin otro fundamento que su relación de amistad y de trabajo con Boudou.
  La parodia televisiva de Lanata rozó el grotesco cuando exhibió los motivos de la acusación: Zabaleta tendría una casa de mediano valor en Ituzaingó (sin otro dato que permita conocer, por ejemplo, de qué forma la compró, cuándo y ni siquiera si es verdaderamente de él), dos autos que declaró a destiempo y habría nombrado a su hija para trabajar en el Senado con un sueldo de 9 mil pesos. Ningún crecimiento patrimonial vertiginoso, ninguna relación comercial con Boudou ni con el resto de los que Lanata decidió llamar «la banda». Pero eso para el showman de PPT es lo de menos, la arbitrariedad está a la orden del día en sus construcciones mediáticas.

Por increíble que parezca, con acusaciones como ésta y un armado televisivo donde se recorta y manipula la información y se la rodea de suspicacias, Lanata no tiene empacho en hacer trizas la reputación de quien elige poner bajo su mira.
En la misma emisión participó el concejal del FAUNEN de  Hurlingham, Lautaro Aragón y tres días más tarde su casa fue baleada, en un episodio que deja algunas dudas y que debe ser investigado a fondo para garantizar la seguridad del edil.
La presencia de Aragón en el ciclo televisivo lleva a reflexionar sobre la validez de sumarse a la prédica mediática de un programa fraudulento que no vacila en inventar historias falsas para lograr su objetivo de socavar al gobierno nacional.

P.P.T. (Pescado Podrido Televisivo)

Está claro y desde hace ya bastante tiempo que el programa P.P.T. (Periodismo para Todos), que se emite los días domingo por Canal 13 con la conducción de Jorge Lanata, no es en absoluto un programa de periodismo independiente como se lo presenta, sino un armado político-mediático del multimedio Clarín destinado a socavar la imagen y minar la credibilidad del gobierno nacional, utilizando para ello los más bajos recursos, incluyendo la mentira lisa y llana, como ha quedado en evidencia en distintas ocasiones. Su especialidad es el linchamiento mediático de alguna figura del oficialismo adjudicándole hechos de corrupción.

Los entretelones escandalosos de esta farsa presentada como programa de investigación, fueron desnudados por primera vez en julio de 2013 por el dirigente Luis D’Elía, a través de un video con el que dejó al descubierto la fraudulenta construcción de una supuesta “verdad televisiva” que no era tal (ver video en Youtube). Una extensa lista de traspiés posteriores terminaron de dejar en claro cuál era la verdadera naturaleza del programa. Uno tras otro los montajes televisivos de Lanata se fueron desmoronando, luego de que los pretendidos testigos de “casos de corrupción” terminaron por desdecirse en sede judicial o a través de otros medios.
Pretender desconocer esta realidad y otorgarle credibilidad al contenido del programa, elevándolo a la categoría de verdad incontestable, es a esta altura del partido una postura inaceptable para un dirigente político, un rasgo de oportunismo que en el fondo revela algún grado de simpatía y/o complicidad con los objetivos del mismo.

La intencionalidad del engendro mediático es muy clara y Lanata no tiene ningún inconveniente en sobreactuarla: asociar en la cabeza de los tele espectadores los conceptos de kirchnerismo y corrupción hasta convertirlos en sinónimos. Se trata de apelar a cualquier recurso, incluyendo los más bajos, para instalar la idea de que la corrupción es inherente a la esencia misma de la fuerza gobernante.
En su emisión del domingo 15 de junio, Periodismo para Todos, se dedicó a juzgar y condenar mediáticamente, por el caso Ciccone, al Vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, y a un entorno de amigos y funcionarios a los que Lanata denominó “La banda de Boudou”, entre los que se encontraba el concejal del Frente para la Victoria de Hurlingham, Juan Zabaleta.

En el tramo dedicado específicamente a Zabaleta fue entrevistado el concejal de Hurlingham por el FAUNEN, Lautaro Aragón, quien no aportó ningún dato ni declaró nada que pudiera comprometer a su par del Frente para la Victoria. Sobre el final de su breve intervención, sin embargo, el edil del socialismo decidió plegarse al linchamiento mediático condenando de antemano a Boudou por el caso Ciccone, y en sintonía con la intencionalidad del programa cerró su intervención definiendo a Puerto Madero como «la meca del kirchnerismo”.

Dime con quién andas

Posicionarse mejor en términos electorales sumándose a la estrategia de desgaste mediático del gobierno impulsada por el Ceo de Clarín, Héctor Magnetto, es el recurso oportunista al que suele apelar una oposición carente de propuestas superadoras que le permitan competir con éxito en el plano de la confrontación de ideas. Adherir a la estigmatización del kirchnerismo como una fuerza “corrupta” a través de la farsa mediática, es faltarle el respeto a los miles de honestos y comprometidos militantes que pueblan sus filas.

Es además una postura hipócrita, porque ¿qué sucedería si aplicáramos las mismas técnicas de Lanata hacia el interior de la coalición que integra el Partido Socialista al que pertenece el concejal Aragón?

Veamos por ejemplo el caso de Alfonso Prat Gay, quien en el año 2002, con solo 37 años de edad, ya había amasado una fortuna cercana a los diez millones de dólares desde su cargo de Jefe de Investigación y de Estrategia de Monedas del JP Morgan Chase, un banco emblemático surgido de la fusión del JP Morgan con el Chase Manhattan de los Rockefeller, corazón del sistema financiero internacional. Esa cartera era estratégica para el JP Morgan en su actividad especulativa con los movimientos monetarios y los tipos de cambio en todo el mundo, y permitía a la vez a quienes participaban en ella, engrosar su patrimonio con suculentas comisiones, sin importar el daño social que se ocasionara a los países afectados, incluyendo por supuesto la Argentina. Se sabe que el capital no es para nada afecto a los sentimentalismos y suele cobrar sus acreencias con una libra de carne del deudor, si es necesario.

En el 2007 Prat Gay fue denunciado ante la justicia por el diputado Mario Cafiero e imputado por el fiscal Oscar Amirante por el delito de defraudación. Estaba (y está) acusado de ocultar desde la presidencia del Banco Central la fuga, como consecuencia del Megacanje, de 26.000 millones de dólares de las reservas argentinas que fueron apropiados por un puñado de bancos extranjeros, entre estos -y principalmente- el JP Morgan en cuya jefatura había permanecido hasta el año anterior. Un tipo de corrupción particularmente grave, ya que el Megacanje -que aumentó la deuda externa en un 55%- afectó y sigue afectando (fondos buitre mediante, entre otras cosas) la vida de todos los argentinos.   Paradójicamente Cafiero es hoy titular del FAUNEN en la provincia de Buenos Aires y suele escamotear de su discurso al ex banquero del JP Morgan –al que en su momento acusó de “gran encubridor”- cada vez que le preguntan por la causa en la que sigue figurando como denunciante.

También se acusa a Prat Gay de especializarse en fugar divisas al exterior (otro tipo de corrupción que igualmente afecta la vida de todos los argentinos). En el informe final de la Comisión Especial Investigadora sobre Fuga de Divisas de la Cámara de Diputados, figura en el puesto 67 del listado de empresas y particulares que fugaron divisas al exterior, con la suma de 780 mil dólares.
Tras la muerte de la titular de Loma Negra, Amalia Lacroze de Fortabat, el especialista en divisas del FAUNEN fue nombrado por sus herederos administrador de la fortuna familiar. Por la venta de la cementera Amalita había embolsado 1.025 millones de pesos, de los que no quedó un solo centavo en el país. Fueron girados a Estados Unidos, Inglaterra, Hong Kong y Suiza haciendo uso de fondos de inversión y una diversificada canasta de monedas.

¿Estaríamos en condiciones de afirmar entonces, a partir de estos supuestos hechos de corrupción protagonizados por Prat Gay sobre los que no se ha expedido la justicia, que el FAUNEN es una fuerza corrupta? ¿Qué su meca es el JP Morgan? ¿Podríamos fantasear con que haya dineros en su campaña que provengan de las comisiones cobradas por la colocación en el exterior de la fortuna familiar de los Fortabat?

El radicalismo es otra de las fuerzas que integran el FAUNEN. Si aplicáramos la metodología de Lanata podríamos igualmente con facilidad linchar a algunos hombres provenientes de sus filas que tuvieron y/o tienen problemas con la justicia y deducir de allí que el radicalismo es también una fuerza corrupta. Podemos citar por ejemplo a Fernando Geronés, que llegó en diciembre de 1999 a la intendencia de Quilmes integrando la Alianza -esa coalición tan parecida al FAUNEN que venía para erradicar la corrupción-. Geronés se encuentra actualmente procesado por supuesta malversación de caudales públicos y estafa, acusado de haber contratado en forma directa para la realización de obras públicas (que nunca se hicieron) a dos empresas fantasma (CISA SRL y Mater Pat SRL), un fraude que habría perjudicado al municipio de Quilmes en unos 12 millones de pesos.

Aplicar el mismo “modus operandi” de Periodismo Para Todos nos permitiría incluir también, entre otros, al ex presidente Fernando de la Rúa -acusado en su momento de desviar 5 millones de dólares de las arcas de la SIDE para sobornar a los legisladores que debían aprobar la ley de flexibilización laboral-, o al ex gobernador de Córdoba, Eduardo Angeloz, quien estuvo procesado por supuesto enriquecimiento ilícito y que había sido apodado por los cordobeses “aloe vera” porque decían que “cuanto más lo investigaban más propiedades le encontraban”.

Cierto es que ambos fueron sobreseídos por la justicia, pero no menos cierto es que Boudou también podría serlo, y está claro que para Lanata y sus discípulos esto no tiene la menor importancia. Y así podríamos continuar.
¿Sería entonces el radicalismo, de acuerdo con esta forma interesada de exponer la realidad, una fuerza corrupta? ¿Y estarían por carácter transitivo contaminados de corrupción el FAUNEN, el Partido Socialista y el propio concejal Aragón?

Terreno resbaladizo

Participar en un ciclo de nula credibilidad como el de Lanata y adjudicarle veracidad a lo que allí se expone para tratar de sacar un rédito electoral es una forma mezquina de hacer política, ya que no se trata en realidad de un programa periodístico sino de un circo mediático de metodología cuasi mafiosa, que se ha demostrado fraudulento, sustentado en la mentira y el apriete de testigos (como surge del video de D’Elía) y destinado a sembrar el desánimo y el odio para socavar a un gobierno que puede o no gustar, pero que ha sido democráticamente elegido.

Cuando detrás del proyecto se encuentra además un monopolio mediático que representa los intereses de los sectores más concentrados de la economía y del capital financiero, uno debería detenerse a pensar si no ha deslizado sin querer un pie en el resbaladizo terreno del enemigo.

Amenazas y tiros

Tras su participación en el programa de Lanata, el edil del FAUNEN fue amenazado y atentaron contra su vivienda. Aplicar un pensamiento lineal llevaría a asociar los hechos y a adjudicárselo a alguno de los que fueron “denunciados” en el transcurso del mismo, con lo cual las miradas convergerían sobre Zabaleta.

De la breve declaración de Aragón sin embargo no se desprende ningún elemento que incrimine o comprometa en nada a su par del FPV, lo cual deja sin móvil a su presunta autoría. Sería prudente entonces que la mirada abarcara a aquellos que en vísperas de un año electoral y aprovechando la tendencia a la linealidad del pensamiento, pudieran haber pergeñado este atentado con la intención de que le fuera adjudicado a su adversario.

El repudiable hecho debe ser investigado hasta las últimas consecuencias, lo cual implica barajar todas las hipótesis, sin reduccionismos ni direccionalidades. Hacer lo contrario por negligencia o por intencionalidad política sería un grave error y un peligro para la seguridad del propio Aragón.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *