Otra vez Hurlingham fue sede de una cumbre del PJ

 

cumbre PJ

Por José Luis Soria.

Hurlingham parece ser escenario habitual de encuentros trascendentes dentro del peronismo. La semana pasada, el intendente Juan Zabaleta recibió al senador Miguel Ángel Pichetto, presidente del Bloque del Frente para la Victoria en la Cámara Alta y a una veintena de dirigentes la gran mayoría de ellos intendentes y legisladores, tanto nacionales como provinciales.

La agenda que se difundió fue la discusión sobre los fondos de coparticipación y temáticas sociales con el Gobierno Nacional y provincial en el marco de la situación política y social que atraviesa el país. Pero repasando los nombres de los asistentes, quedó claro que el encuentro puso calor al frío invierno peronista. Junto a Pichetto estuvieron los senadores nacionales María Laura Leguizamón y Fernando Abal Medina. La mesa se completaba con el grupo de intendentes que viene trabajando y compartiendo espacios políticos comunes, como Verónica Magario (La Matanza), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Gabriel Katopodis (San Martín), Ricardo Curutchet (Marcos Paz), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Aldo Soria (Salto) y Ricardo Casi (Colón) al que se sumó Walter Festa (Moreno). Participaron además legisladores provinciales como los randazzistas Andrés Quinteros, Guido Lorenzino y Alejandro Urdampilleta. Como también los legisladores Patricio García (hombre de Julián Domínguez), Valeria Amendolara y Mariano San Pedro.

«Hablamos de la provincia de Buenos Aires, de la realidad, de las tarifas, de la pérdida del  empleo, pero también de política institucional, de que estamos obligados a tener un diálogo de interrelación con el gobierno nacional y con el gobierno de la provincia que garantice el funcionamiento de nuestros gobiernos provinciales y nuestros gobiernos municipales», dijo Pichetto y para reafirmar esa línea de pensamiento expresó: « es necesario que el peronismo aprenda a ser oposición y no pararse frente al Gobierno por pararse enfrente nomás».

Uno de los temas sobresalientes es impulsar un pedido a la Nación para que actualice el Fondo del Conurbano. Intención expresada por la Gobernadora María Eugenia Vidal. Los intendentes peronistas presentes apoyan esa iniciativa, claro que pretenden que ese dinero sea distribuido entre los municipios con un cálculo similar al de la coparticipación. «Si el Presidente acordó con (Horacio Rodríguez) Larreta el traspaso de la Policía Federal con presupuesto incluido, queremos que la Provincia haga lo mismo con los municipios y las policías comunales», reclamó uno de los alcaldes presente.

Sobre este tema, Juan Zabaleta señaló «Nos interesa y nos ocupa todo lo que tiene que ver con la discusión vinculada a la coparticipación, nosotros necesitamos descentralización de recursos, mejoras de coparticipación de la provincia de Buenos Aires para poder trabajar en materia de salud, de seguridad, de políticas sociales, con una agenda seria y comprometida con estos temas».

El anfitrión destacó además: «Entendemos que la Argentina está sufriendo situaciones complicadas vinculadas a las políticas sociales, las tarifas han tenido un impacto negativo en nuestra sociedad y nosotros con mucha responsabilidad democrática e institucional nos ponemos a trabajar con los senadores nacionales la representación mayoritaria que tiene el senado nacional para poder avanzar en estos temas».

Para Pichetto el encuentro de Hurlingham fue un gran respaldo político en medio de polémica y voces cruzadas en el amplio universo peronista.

No hace falta que nadie lo confirme para saber que en el almuerzo se habló del futuro del Partido Justicialista. El año que viene hay elecciones de medio término, y el rol que tendrá el peronismo de la provincia de Buenos Aires y los intendentes del conurbano en particular, merecen análisis profundos por parte de los distintos protagonistas del peronismo, desde Cristina Kirchner hasta Sergio Massa y su endeble Frente Renovador, pasando por figuras como Florencio Randazzo o Daniel Scioli. Para cualquiera de ellos, la unión de los nuevos intendentes del peronismo es un factor de poder incuestionable y en franco crecimiento.

Cuando se habló de política partidaria Pichetto puntualizó dos conceptos: «no hay que apurarse» y «hay que hablar con todos». Es que, según su análisis, el peronismo atraviesa un proceso de renovación en el que todavía deben definirse los nuevos liderazgos y antes de negociar candidaturas hay que trabajar en las estructuras territoriales.

 

El proyecto de Vidal para recuperar el Fondo del Conurbano

 

El borrador de la Ley que la gobernadora María Eugenia Vidal quiere para aumentar la coparticipación de la provincia de Buenos contempla recuperar para las cuentas bonaerenses la plenitud del Fondo del Conurbano, compuesto con el 10% de lo recaudado por el impuesto a las ganancias.

En 1997 un decreto de Carlos Menem dispuso un tope de 650 millones de pesos para Buenos Aires y repartir el resto entre las demás provincias, que con el paso del tiempo terminaron acaparándolo. «Sólo Tierra del Fuego recibe menos que Buenos Aires».

El 2015 Ganancias recaudó 381.463 millones y este año superaría los 400 mil millones, es decir, si el Fondo se aplicara como hace dos décadas, la provincia podría sumar no menos de 40 mil millones de pesos a sus arcas, casi la mitad del endeudamiento que le solicitó a la Legislatura para este año.

El proyecto también incorpora a Buenos Aires al reparto del 4% de Ganancias distribuido entre las provincias según el índice de necesidades básicas insatisfechas (conocido como NBI), una caja también creada en aquel decreto de 1997.

Lo que el proyecto no garantiza es que los fondos sea coparticipables entre los municipios, con lo que el gobierno bonaerense podrá financiar programas sociales y obras de infraestructura a criterio del gobernante de turno. En este caso Vidal.

 

Share Button

Artículos relacionados...