Perroni: “Nuestra función principal es la prevención, evitar que el vecino sea víctima de un delito y a eso es donde se apunta fuertemente”


El jefe de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, Crio. Gral. Fabián Perroni, dialogó con Hurlingham al Día acerca de los delitos que aquejan a la zona oeste y las políticas de seguridad para combatirlos. Además dio precisiones de cómo se coordinan las tareas de prevención con las Fuerzas Federales y la Policía local en la difícil pero importante tarea de llevar seguridad a los vecinos
La provincia de Buenos Aires es un territorio extenso que contiene distintas geografías, distintas poblaciones y por lo tanto distintos delitos. Sin duda, la zona oeste adolece de muchos de ellos y de algunos que casi la identifican.
“En principio es necesario aclarar que los delitos no tienen jurisdicción y no tienen frontera. El delincuente cruza del gobierno de la ciudad a la provincia y de la provincia a otra provincia cometiéndolos. Para ellos no existe la frontera”- aclara Perroni.
Sin embargo a la hora de profundizar las características de la zona afirma: “En Hurlingham y en la zona oeste en un momento se daba mucho el secuestro extorsivo aunque por suerte en el último tiempo se bajó muchísimo el índice de este delito en particular”- asegura.
Sin duda para Perroni estas situaciones son “tremendas y traumáticas” y “hablar de un hecho de este tipo cuanto te toca es lo peor que te puede pasar”- asegura.
Cuando una persona tiene como víctima a un pariente, a un allegado o un amigo secuestrado y recibe la llamada de los captores a veces no sabe qué hacer, si llamar a la policía o no porque el secuestrador lo extorsiona continuamente exigiéndole que no lo haga o amenazándolo con que le va a matar a la persona privada de su libertad. Sin embargo Perroni asegura que la baja del índice obedece a un fuerte trabajo con las fuerzas federales y al hecho que ahora la Policía tiene mayor tecnología, un protocolo muy específico para estos casos y se intervienen los teléfonos que se utilizan para actuar rápidamente. Además asegura que dejó de existir la modalidad de secuestros de varios días como ocurría tiempo atrás. “Hoy los secuestros son de horas, ahora son rápidos”
La coordinación de las fuerzas intervinientes con la Justicia busca en principio la liberación de la persona que está secuestrada y recién ahí avanzar con el esclarecimiento del delito. En este sentido el jefe de Policía informó que se hicieron muchas investigaciones y allanamientos en zonas como Fuerte Apache y la villa Carlos Gardel que posibilitaron desarticular bandas y detener a sus integrantes. A la hora de analizar las características de los delincuentes que cometen estos hechos Perroni asegura que hay que estar muy atentos a gente que recupera la libertad y a aquellos que creen que pueden realizar un secuestro extorsivo pero que en realidad, no están preparados porque que no tienen la “experiencia delictiva” para llevarlos a cabo siendo éstos últimos sin duda los más peligrosos porque “a veces realizan alguna acción que termina perjudicando a la persona que está secuestrada o lesionándola”
Las características del distrito de Hurlingham que limita con los partidos de Morón, Tres de Febrero e Ituzaingó llevó a que al Intendente Juan Zabaleta junto a su Secretario de Seguridad Damián Feu, le diera un papel importantísimo a la creación de postas policiales que permitan controlar todos los accesos al distrito.
Siete son las postas que se crearon en los últimos años con un completo equipo de agentes policiales, patrulleros, sistemas tecnológicos, cámaras e identificador de patentes.

Para el jefe de Policía la principal función de estas postas es de “disuasión” y sin duda es importante que estén ubicadas “estratégicamente de acuerdo a los lugares donde se cometen delitos, la franja horaria y las posibilidades de los delincuentes de huir del lugar”
Asimismo considera que es un lugar más al cual el vecino puede acudir cuando es víctima de un robo o algún hecho contra su persona, un lugar visible con personal capacitado para auxiliarlo, para llamar al 911, para dar alerta y derivarlo a la dependencia policial donde esa persona tiene que realizar la denuncia. Perroni afirma que muchas veces la gente no sabe dónde está la comisaría y no tiene por qué saberlo y que incluso a veces, cuando uno es víctima de un hecho, sea cual sea, es un momento muy violento donde el trauma del momento impide que la persona sepa rápidamente qué hacer. En estos casos, estas postas, que son visibles, que a veces el vecino tiene más grabada en la retina que la comisaría más cercana se convierten en el lugar más seguro y rápido al cual la persona acude.
A la hora de hacer un balance de su funcionamiento es tajante “permitieron un montón de operativos que hace que los delitos más complejos estén disminuyendo”- y agrega “tanto en los Secuestros extorsivos como en Piratas del Asfalto las estadísticas demuestran que han bajado notoriamente y más allá del esclarecimiento de hechos, estas postas desalientan a los delincuentes, les hace su trabajo difícil, porque tienen que saber que van a terminar presos, que si tienen libertad condicional la van a perder, que en definitiva el que las hace las paga. Nuestra función, la principal, la básica es la prevención, evitar que el vecino sea víctima de un delito y a eso es donde se apunta fuertemente”
A la hora de maximizar el trabajo de la Policía en un territorio complejo y amplio como es la provincia Perroni se refirió al trabajo que se hace con otras fuerzas de Seguridad, como la Policía de la Ciudad, Gendarmería, Policía Aeroportuaria a través de “mesas de trabajo” que incluyen al ministro de la provincia Cristina Ritondo y su par de Nación Patricia Bullrich
En este contexto diferenció dos tipos de operativos que se realizan unos de “presencia”, con características más preventivas y otros de investigaciones.

Los primeros son de carácter disuasivo y de saturación y para el jefe de Policía “dan muy buenos resultados porque la gente ante la presencia de la fuerza que sea son muy bien recibidas” En el segundo caso a modo de ejemplo citó los 500 allanamientos realizados hace días atrás en La Salada. En todos los casos aseguró que la presencia de las fuerzas federales en territorio provincial es “muy valiosa”
En cuanto a las Policías locales, que dependen más de los municipios y de los intendentes también sopesó positivamente el resultado del “trabajo conjunto”. Si bien es una policía con características más “de acercamiento o de presencia preventiva” asegura que se coordina permanentemente con la policía del distrito para que se potencie el trabajo entre ambas.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *