Principio de solución para los vecinos del Barrio 9 de Julio

nota-9-oviedo

170 familias esperan terminar con 30 años de angustia. El Concejal Víctor Oviedo es uno de los impulsores de la expropiación del predio para garantizar la permanencia de las familias en el lugar. «Hoy el Estado municipal respalda al barrio 9 de Julio».

POR RAÚL CORIA.

El Senado de la Provincia de Buenos Aires dio media sanción a una norma que permite la expropiación de las tierras sobre las que está asentado el Barrio 9 de Julio, a orillas del Arroyo Morón, en terrenos que pertenecían a la quebrada firma Opalinas Hurlingham. El Barrio 9 de Julio está instalado en el lugar hace casi 30 años, no obstante en 2007 se habilitó la venta de esas tierras con sus ocupantes. En un procedimiento con no pocas irregularidades, el particular que realizó la compra por $52.000, Marcelo Oscar Prietto, inició un juicio de desalojo. En 2012 llegaron las primeras notificaciones de desalojo a los vecinos, generando angustia e incertidumbre en las 172 familias que ocupan el lugar.

El concejal del Frente para la Victoria, Víctor Oviedo, que fue uno de los dirigentes que se ocupó personalmente del tema cuenta que «desde el año 2012 nos apersonamos junto con muchos dirigentes, entre ellos Patricia Fernández, para tratar de resolver el tema, pero por aquellos años la gestión municipal estaba en manos de Luis Acuña, que no sólo no les dio ninguna respuesta, si no que además les mandó un abogado que la gente tuvo que pagar. Nosotros salimos a denunciar esto. En aquel momento justo se creaba la actual Secretaria de Hábitat a nivel nacional y se hizo cargo de la situación. Nosotros propiciamos una ley de expropiación de esas tierras por parte de la provincia de Buenos Aires. A partir de la gestión de los vecinos y del intendente Juan Zabaleta, pudimos lograr este jueves pasado (el día 24) media sanción en el Senado. Ahora creemos que en la Cámara de Diputados también se puede aprobar y esperamos que el año que viene tengamos otra buena noticia y los vecinos puedan estar más tranquilos, y además poder empezar un proceso de urbanización».

Paralelamente el Concejo Deliberante convalidó un convenio que firmó la Municipalidad junto con la Subsecretaria de Hábitat de la provincia para que lleguen 20 millones de pesos para el mejoramiento de tres barrios de Hurlingham, que están en similares situaciones que el barrio 9 de Julio.

Víctor Oviedo afirma que «a partir de esta nueva gestión llevamos tranquilidad a las familias del barrio que tenían una angustia enorme. El intendente Zabaleta fue al barrio, habló con los vecinos y la Municipalidad avanzó en el mejoramiento del barrio, aunque claro que falta mucho todavía. En el marco de la seguridad también se hicieron algunas acciones, porque había situaciones complejas. Hoy podemos decir que estamos ante un barrio normal como cualquier otro barrio, con una presencia permanente del Estado municipal».

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *