Raúl Pleé, un viejo vecino de Hurlingham que Macri quiere para reemplazar a Gils Carbó

El presidente Mauricio Macri quiere que el reemplazante de Alejandra Gils Carbó como procurador general de la Nación sea el actual fiscal ante la Cámara Federal de Casación Penal, Raúl Pleé.
Raúl Pleé es un hombre de Hurlingham que inició su carrera judicial en Morón en 1972, mantiene con Macri una relación muy cercana, lo mismo que con José Torello, el jefe de los asesores del presidente y Daniel Angelici, otro amigo íntimo de Macri y presidente de Boca Junios, club en el que Pleé y Carlos Stornelli estuvieron a cargo de la seguridad.
Apenas asumió Macri se lo mencionó como posible viceministro de seguridad, detrás de Patricia Bullrich, pero al parecer no aceptó.
La posible designación de Raúl Pleé en la Procuración no cuenta con apoyos unánimes en Cambiemos. Elisa Carrió se resiste al arribo en el Ejecutivo de hombres vinculados con Angelici. Pero si superara ese escollo, Macri deberá negociar con el peronismo en el Senado, ya que necesita dos tercios y Cambiemos está lejos de ese número.
En sus primeros pasos en la justicia, en los Tribunales de Morón, Raúl Pleé convivió con Alberto Nisman, el electo diputado Guillermo Montenegro, el ex ministro de Justicia y Seguridad bonaerense (también vecino de Hurlingham) Osvaldo Lorenzo y Gerardo Pollicita, entre otros.
Raúl Pleé es titular de la Fiscalía General ante la Cámara Federal de Casación Penal desde 1992, año en que fue creado este tribunal. Desde su llegada a Casación, Pleé alternó paralelamente trabajos en distintas fiscalías especializadas. El entonces procurador general de la Nación Ángel Aguero Iturbe lo nombró en 1996 coordinador del Ministerio Público en delitos cometidos en el ámbito de la Administración Nacional de Aduanas. Su colaborador en esas tareas era Gerardo Pollicita.
A partir de 2001 desarrolló tareas en la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos Tributarios y Contrabando (UFITCO), cuyo titular era Maximiliano Rusconi. Cinco años más tarde, el procurador Esteban Righi lo puso al frente de la Unidad Fiscal de Investigación de Delitos de Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo (Ufilavdin), de la que fue desplazado en 2012, con la llegada de Alejandra Gils Carbó, a la que ahora aspira reemplazar.

Share Button

Artículos relacionados...