Ni solo, ni olvidado: piden justicia por Fernando Padula, el joven que murió atropellado por un móvil policial

Fernando Padula, es vecino de Villa Tesei, de 23 años, cantante de la banda “La Vanguardia”. El pasado 25 de septiembre, iba con su moto a la casa de Florencia, su novia. Cuando pasó por la esquina de Hipólito Yrigoyen y Thames, en San Justo, fue embestido por un patrullero de la Policía de la provincia de Buenos Aires.

De acuerdo a lo publicado por La Izquierda Diario, “Ni el patrullero estaba en condiciones de transitar ni el conductor estaba habilitado para manejarlo. Los policías implicados son Matias Arispe y Verónica Beatriz Acosta.

Arispe avisó por celular lo ocurrido, y no por radio. Según los vecinos, se escuchó una bocina muy corta y posterior un fuerte impacto. Al instante, la zona estaba rodeada por los mismos patrulleros, aproximadamente 7. De la ambulancia que “asistió” a Fernando tampoco se sabe absolutamente nada”

El papá de Fernando, Roberto Padula, supo que algo malo le había pasado cuando 7 horas después, a las 10 de la mañana, lo citaron a la comisaría 1ra. de San Justo. “Ahí me informaron que había muerto en un accidente, no sé por qué demoraron tanto en avisarme”.

Y recién al otro día lo convocaron a la morgue de Lomas de Zamora, donde pudo ver el cuerpo de su hijo recién cuando empleados de la cochería que contrató lo retiraron en el féretro. “No tenía lastimaduras, sólo se notaba un golpe en el pómulo derecho, que se hizo más notorio durante el velatorio”, recordó Roberto Padula. En la morgue, donde le practicaron la autopsia, le notificaron que en 30 días iba a saber la causa de la muerte, pero aún no tiene ese dato.

La causa, caratulada como “homicidio culposo”, está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 3 de La Matanza. “Aún no llegó el control de alcoholemia que le hicieron a los efectivos que iban en el patrullero. Y no sé por qué, pero cuando ocurrió el hecho no se le dio participación a Gendarmería Nacional, algo habitual”.

En diálogo con la prensa Roberto señaló que “la causa se encuentra estancada, y como consecuencia de lo que pasó, descubro lo desamparados que estamos los ciudadanos”

Dos meses después de la muerte de Fernando, sus familiares y amigos organizaron una marcha en San Justo. Roberto puntualizó que el objetivo de esa marcha es “decirle a Fernando que no está solo, que no lo vamos a olvidar. Por supuesto, pedimos que quienes hayan escuchado o visto algo esa madrugada, que aporten los datos. Porque si bien hay cámaras de vigilancia en la zona, no funcionaban”.

La crónica realizada por La Izquierda Diario, señala que “el fiscal aparentemente se presentó pasadas las 4:00 h, secuestrando ropa, casco y documentación, dejando a Fernando desnudo sobre la calle Thames, donde quedó por el impacto. Según un vecino que salió a trabajar, a las 5:00 h ya no había nadie en el lugar. Recién pasadas las 10:00 se le da aviso a la familia. En la comisaría solamente le comentaban “versiones” de lo sucedido. En el estacionamiento de la morgue de Lomas de Zamora finalmente la cochería abrió el ataúd para que la familia pudiera reconocer el cuerpo”.

La familia de Fernando sigue buscando un representante legal, desde el Estado nadie se acercó, y los que se acercaron pidieron $150.000 para “empezar”, cifra imposible de recaudar en tan poco tiempo para una familia con un sueldo que solo alcanza para subsistir. En el medio del dolor no tienen respuestas de ningún lado.

PASION POR EL ROCK

“El chico de la moto que canta” así lo conocían muchos en Villa Tesei. Formó parte de varias bandas, y este año se consolidó como la voz de “La Vanguardia”, una banda que formaba junto a Diego Cabaleiro; Rodrigo Salazar, Emanuel Campo e Ignacio Oyarzabal. La muerte de Fernando sorprendió a sus amigos justo cuando estaban lanzando su trabajo discográfico. En EP que contiene 7 canciones, la mayoría de ellas compuestas por Fernando. (https://www.youtube.com/watch?v=oOV2C2cPMhM)

Poco antes de morir Fernando, La Vanguardia había hecho una presentación solidaria en el el Merendero Luz y esperanza de Hurlingham, juntando juguetes y ropa en buen estado y alimentos no perecederos.

En la noche del viernes 8 de diciembre, La Vanguardia cerrará el año con un homenaje a Padula, presentándose en El Galpón, el tradicional espacio rockero de Hurlingham, ubicado en Av.Roca 1271.

 

 

Share Button

Artículos relacionados...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *