«Tenemos que defender a nuestra universidad con uñas y dientes»

Alejo García Pintos (2)

POR RAÚL CORIA.
Alejo García Pintos se destacó en todas las ramas del arte escénico: En cine protagonizó “La noche de los lápices”, “Vivir intentando” y “Cenizas del paraíso”. En TV “La banda del Golden Rocket”, “Valientes”, “Gasoleros”, “Floricienta” y “Casi Ángeles”, entre otras.
En teatro: “Los 90 son nuestros”, “Saverio, el cruel”, “Sábato, Doménica e Lunedi”, “Sueño con sirenas”, “Shakespeare comprimido”, “Shylock”, “Así es la vida”, “Chúmbale”, “Rodolfo Walsh y Gardel” y «En terapia», entre otros
El actor y vecino de Hurlingham habla del éxito de la obra «Historia de diván», de su próxima película «No me mates» de su presente como alumno de la Universidad de Hurlingham, de la grave situación del teatro y del próximo estreno (en agosto) de la película que lo tiene como protagonista: «No me mates».
Alejo García Pintos (3)

-¿Cómo es que en momentos tan difíciles para el teatro en general logran tanto éxito con Historias de diván?
-Sí, es un momento en el cual las cifras del teatro son aterradoras, como hacía años que no se veía. Hace poco Carlos Rottemberg, el gran productor teatral, publicó las cifras desde el año 2001 al 2015 y es muy impresionante como el 2001 y 2002 y parte del 2003 las cifras eran de 900 mil, 1 millón por año de público en espectáculos comerciales, y a partir del 2004 pasó a más de 2 millones y pico y se clavó en 3 millones o 3 millones cien mil espectadores por año, esto hasta el año pasado. Ahora este año estoy seguro que volvimos al año 2001. Estoy preocupado. Creo que lo que va a venir para el teatro es tremendo, las cifras oficiales te lo demuestran. Ni pensar lo que va a ser la producción teatral de este año que va a ser prácticamente nula, donde no se van a estrenar muchos espectáculos, van a ser básicamente reposiciones.
Pero la verdad que nosotros con nuestra obra nos manejamos como si estuviéramos en una isla, porque donde vamos llenamos y no es exageración ni demagogia. Nos pasó en Salta, en Tucumán, en Rosario…
-¿Y cuál es el secreto del éxito?
-Principalmente por la figura de Gabriel Rolón, que es un tipo convocante, que ha difundido y popularizado el psicoanálisis desde un lugar muy piola y muy entendible, sin ningún tipo de sobrecarga chabacana ni comercial.
También creo que el éxito se da básicamente porque se tocan temas universales como la muerte, la angustia, las pérdidas. Se suma además que en los últimos 7 u 8 años se dieron espectáculos como Toc-Toc, programas como En terapia o Historias de Diván en la tele en el formato de miniserie, todo confluye a que hay una corriente que está en este momento muy en boga donde el tema central pasa por el psicoanálisis.
-Además del teatro llega una nueva película…
-Sí, es una película que se llama No me mates. La autora, Corina Fernández, una de las gestoras del Ni una menos. Se trata de un docudrama, mezcla el documental que es el testimonio con la protagonista real de la historia que es Corina y se dramatizan las situaciones que ella va relatando. Ana Celentano hace el papel de Corina y yo hago el personaje del que era su marido. La película es el relato de ella que vivió 16 años con una persona cada vez más violenta.
Una jornada ella termina atada a una silla golpeada duramente. Las hijas vuelven del colegio y él las obliga a encerrarse en el cuarto. Por suerte una de las nenas tenía un celular, que el padre desconocía, y llama a la policía. El hombre termina preso, tuvo una condena en suspenso, excarcelable en ese momento, ella presentó más de 80 escritos y lo denunciaba constantemente y le vivían poniendo perimetrales pero él las rompía. Y un día apareció y le pegó tres tiros poniéndole el revólver en el pecho. Ella sobrevivió, el tipo fue preso. Ella tuvo suerte, no era su día porque el tipo tenía un arma muy vieja y las balas eran muy viejas y el hecho de que le apoyara el arma al pecho también sirvió para que no fuera mayor el daño. Terminó con dos balas en el cuerpo que las tiene hasta ahora, una en la costilla y la otra en los pulmones y el otro tiro que iba dirigido a la espalda fue leve porque las balas no salían con fuerza. (El film No me mates, se estrenará en el mes de agosto).
-¿Qué te pasa cuando tenés que encarar a un tipo siniestro, como un golpeador?
-Y bueno, podría decir livianamente que es divertido, más profundamente podría decirte que es interesante poder encarar un personaje así y uno lo toma como docencia, y decís voy a dejar testimonio de este terrible hijo de puta y lo voy a hacer lo mejor que pueda para que no quede ninguna duda de lo perverso que era.
Diferente es que te convoquen para una película donde se hace apología de eso y obviamente no participaría, pero personificar a un villano para el actor es una panzada y siempre es muy rico y uno no tiene muchas posibilidades de hacer esos personajes.
-Además del cine y el teatro igual te queda tiempo para otras actividades acá por Hurlingham ¿no?
-Sí,sigo dando clases de teatro en el Instituto de Silvia Gulizia como coordinador de teatro, tengo a mi mano derecha, Tomas Langa, que da las clases y yo voy a supervisar y también doy clases presenciales en el colegio Roca, con un grupo de primaria y otro de secundaria y donde hacemos muestras todos los años. Es interesante trabajar con chicos, explorar un poco esas cabecitas y que a veces perdemos distancia y un colegio te da una apertura mucho más grande. Y también estoy estudiando en nuestra Universidad Nacional de Hurlingham el profesorado de Lengua y Literatura. Estoy muy conmovido con que tengamos una Universidad pública y gratuita. Han hecho un lugar impresionante, con calefacción, con las computadoras, un laboratorio que ya lo están terminando, gimnasio… Permanentemente hay charlas y visitas de gente muy interesante. Creo que es un espacio que tenemos que defender con uñas y dientes y entiendo que al actual gobierno no le interesa ninguna Universidad de este tipo. Pero la verdad es emocionante ver tanta gente estudiando ahí, si se cerrara la mayoría dejaría de estudiar, por un tema de costos, de distancia, por su actividades, así que para mí ser parte fundacional y ser primera generación de estudiantes de esta Universidad me genera mucho orgullo, que me hayan llamado para ser parte del primer Centro de Estudiantes, o sea, estar en estos comienzos para mí puedo decir que ya estoy hecho.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *