Una piba de Tesei se hizo la secuestrada para sacarle plata a su familia

Secuestro trucho en Hurlingham Wendy Layla

Extorsión con secuestro trucho.

Un hombre y una joven de nombre Wendy Leila de 18 años de nacionalidad boliviana fueron detenidos en Ciudadela, acusados de haber inventado el secuestro de la chica para sacarle dinero a sus familiares.

El sábado pasado, Wendy Leila, una chica de 18 años de nacionalidad boliviana, salió de su casa en Villa Tesei y le dijo a su familia que volvía enseguida. Las horas pasaron, se hizo bastante tarde y al ver que Wendy no volvía, la llamaron al celular. Grande fue la sorpresa cuando en lugar de la chica respondió un hombre, que dijo tener secuestrada a la joven pidiendo un rescate de 10 mil pesos.

De inmediato la familia se comunicó con la Policía y a partir de allí monitorearon las comunicaciones. En representación de la familia, era Noel, el que se comunicaba con el secuestrador. Tuvieron al menos tres comunicaciones más, en las que Noel le decía que “junto a sus paisanos” de la comunidad boliviana estaban tratando de juntar el dinero.

En otra llamada, le pidió comunicarse con Wendy para comprobar que estaba bien. La chica con voz quebrada, le dijo a su pariente: “daselá… dale la plata que te pide”. El secuestrador, inspirado tal vez en el mediático actor Ivo Cutzarida, reclamó la plata “ya, ya, ya, cortita la bocha, si no está la plata no ven más a la piba”.

En una última llamada, Noel le dijo que había podido juntar 7 mil pesos. El secuestrador accedió y acordaron que la plata la entregaría en el Bingo de Ciudadela. Seguido de manera encubierta por policías, Noel se acercó hasta el lugar y luego se desplazó a otros puntos, en base a lo que le decía el supuesto secuestrador. Finalmente el “captor” le pidió que dejara la suma de dinero en una bolsa en la esquina de José León Suárez e Ibarrola, de Liniers. Allí los efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón lograron detener el sospechoso, que era ni más ni menos que el novio de la supuesta víctima, un joven de 26 años, en cuyo poder secuestraron un revólver calibre 38 y un teléfono celular, además del pago del “rescate”.

Paralelamente, otra comisión policial dio con la supuesta “víctima” cuando se encontraba con tres hombres en un bar ubicado en General Paz al 21, de Ciudadela. La joven y el “captor” quedaron a disposición de la justicia por el delito de extorsión.

La causa recayó en el juez federal N° 2 de Morón, Ernesto Jorge Rodríguez.

Share Button

Artículos relacionados...