Zabaleta le cerró las puertas de Hurlingham a Farmacity

 

 

En la Farmacia Brussolo de Km.18, el intendente se reunió con autoridades del Colegio de Farmacéuticos del oeste y manifestó su apoyo a las farmacias locales y la defensa de la salud contra el intento de instalación de la cadena Farmacity. 

El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, presentó un Decreto municipal al Colegio de Farmacéuticos de la zona oeste que prohíbe la instalación en el distrito de grandes cadenas comerciales multirubro de venta de medicamentes, una medida que tiene como objetivo defender el modelo de farmacia profesional y su actividad y garantizar el acceso a la salud a los vecinos.

Es el primer municipio en la provincia de Buenos Aires que promueve un Decreto de este tipo en el marco del intento de la cadena Farmacity S.A. de avanzar sobre la ley vigente.

«Decidimos, a partir del respeto a la Ley 10.606 que rige el sistema de farmacias, que no se puedan instalar este tipo de negocios multirubro en el partido. Es importante que el estado municipal se comprometa y defienda a nuestros farmacéuticos. En este momento difícil de la Argentina hay que proteger nuestro mercado interno, a nuestros comerciantes, a nuestros industriales Pymes y a nuestros farmacéuticos, en este caso», manifestó el intendente.

«No tenemos ninguna duda dónde tenemos que estar, mucho más cuando vemos el origen de lo que se quiere construir, que tiene que ver con el negocio de un funcionario nacional (en clara referencia a Mario Quintana, vicejefe de Gabinete de Mauricio Macri). En un momento muy complicado desde el punto de vista económico son los farmacéuticos quienes muchas veces ayudan a los vecinos para que puedan acceder a los remedios. Emprendimientos como Farmacity vienen a romper un mercado y a complicarle la vida a los que pusieron en marcha sus farmacias con mucho sacrificio», agregó.

Por su parte, la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Hurlingham, Morón e Ituzaingó, Elena Pott, expresó: «La farmacia es una extensión del sistema sanitario, formamos una gran red donde todos los pacientes tienen acceso al medicamento y lo que está haciendo el in-tendente es cuidar esta red».

Y añadió: «El monopolio que quiere entrar en Provincia atenta contra la red sanitaria. Estoy sumamente orgullosa de que nuestro intendente nos haya apoyado y sea el primero en marcar una postura tan importante en defensa de esta ley, de las farmacias y su comunidad».

En el decreto, el Municipio reconoce «la defensa de un modelo de farmacia que, como agentes de salud, impulsan y defienden los farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires y que se encuentra plasmado en la ley 10.606» y advierte el peligro que implica el «avance de grandes cadenas comercia-les que pretenden establecer sus unidades de negocios en contraposición con la norma provincial».

En su parte resolutiva, el decreto «prohíbe que dentro de las farmacias se comercialicen productos diferentes a los destinados al arte de curar». Además de «no autorizar la complementariedad de rubros en el ámbito de la actividad de farmacia».

Hurlingham se convierte en el primer Municipio de la Provincia de Buenos Aires que promueve un decreto de este tipo en el marco del intento de la cadena Farmacity de avanzar en territorio bonaerense. Elena Pott expresó su deseo de que «el ejemplo de Hurlingham pueda replicarse en cada uno de los municipios de la provincia».

El acto de entrega del decreto tuvo lugar en la Farmacia Brussolo, y participaron farmacéuticos de todo Hurlingham.

 

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *