“La calle es de los vecinos, no de los delincuentes” afirmó Zabaleta en el acto de bienvenida a los nuevos policías

los-dos-con-los-policias-atras

por GABRIELA CHAMORRO

El intendente Juan Zabaleta  encabezó el acto de egreso de 115 policías locales que se suman a reforzar la seguridad del distrito.

Con un auditorio colmado de familiares de los flamantes oficiales que, a partir de hoy se sumarán a los ya existentes en tareas de prevención Zabaleta aseguró enfáticamente que “la calle, el barrio es de los vecinos, no de los delincuentes”.

Uno de los factores de importancia de este egreso de policías es que los  nuevos efectivos permitirán incrementar en más de un 70% la presencia policial, además de que es la  primera camada con nueve meses de formación.

Flanqueado por el  secretario de Seguridad de la comuna Damián Feu el intendente remarcó que “Entendemos que unos de los ejes más importantes en la demanda de los vecinos es la seguridad y estos agentes a partir de la fecha va a estar en la calle cuidando a la gente”

Los policías cubrirán todo el día patrullando en tres turnos de ocho horas por lo cual en la ciudad se podrán ver 45 parejas más, cerca de los vecinos y atendiendo las cuestiones de seguridad.

Además el jefe comunal  adelantó que en las próximas semanas “se va a sumar un cuerpo de la Policía Local con 30 motos y en un mes se van a incorporar 30 patrulleros nuevos” para el sistema de seguridad “con el apoyo de 70 nuevas cámaras de seguridad que se están instalando”.

También señaló que los efectivos se sumarán al control permanente “de los ingresos al distrito en las postas policiales” que se construyen en la rotonda de la calle Camargo, en el límite con Morón y Tres de Febrero, y en la esquina de Roca y Galeno, en el límite con el partido de San Miguel. Esta medida estará “acompañada con tecnología”, como el aporte del lector de patentes.

“Los intendentes nos hacemos cargos de la lucha contra la inseguridad”, afirmó Zabaleta y dijo que incluso esto ha sido pedido a través de un proyecto de ley que se encuentra en la Legislatura.

Con respecto a los jóvenes que hoy fueron puestos en servicio dijo, emocionado que a “algunos de estos chicos los vecinos los han visto nacer, se han criado en nuestros barrios por eso desde lo afectivo, el compromiso de cuidar a sus vecinos es aún mayor”

Asimismo  reiteró el pedido  constante de  la descentralización de recursos y de políticas para que la Nación y la Provincia entienda  que “nosotros somos el primer mostrador de la democracia,  recibimos todas las demandas que los vecinos necesitan que  se resuelvan y por eso queremos poder resolverlas”

En el acto, que se realizó en el Centro Cultural Leopoldo Marechal de Villa Tesei, estuvieron las familias de los policías y representantes del Poder Judicial, de los centros de jubilados y de sociedades de fomento, entre otras instituciones.

También  participaron el jefe de Gabinete, Pablo del Valle; el director de seguridad, Eugenio Garriga, funcionarios del ejecutivo municipal y concejales del distrito.

 

Un grupo con mística

feu-discurso

Por su parte, Damián Feu expresó: “esto parte de una decisión del intendente de formar la Secretaría de Seguridad dándole el rango que se merece a una de las áreas que más le preocupan a los vecinos”.

Además, destacó que nuevos policías van a permitir “más presencia en los barrios, en los corredores seguros escolares y en los corredores bancarios, comerciales e industriales”.

El secretario de Seguridad afirmó que estos policías que hoy salen a las calles son un “grupo con mística” ya que tuvieron que atravesar situaciones poco comunes y relató que estuvieron cinco meses sin cobrar y sin recibir la merienda ni el almuerzo.

“A veces había uno que tenía la posibilidad de llevar comida y lo compartía con cinco o seis. Por eso la mística es importante para ellos, se sienten como que son un puño”– afirmó

Además dentro del grupo de flamantes oficiales hay muchos chicos que provienen de San Miguel, que habían realizado allí varios meses de formación y luego cuando cerró la Escuela en esa localidad, se habían quedado sin posibilidad de terminar su capacitación y recibirse. Zabaleta decidió recibirlos e incorporarlos a los cadetes que se habían anotado en Hurlingham como así también hacer frente a los problemas de todos los cadetes dándoles becas, hasta que se resolvió la situación económica de ellos para que pudieran seguir completando su formación.

“La tarea principal de ellos va a ser la de proximidad , presencia en los barrios, en los corredores escolares, en los corredores bancarios, industriales” aseguró Feu y explicó :”Esto nos permite poder utilizar al resto del personal policial para poder llevar a cabo las investigaciones y el seguimiento de las denuncias que es tan importante como la prevención.”

En lo que se refiere a su formación profesional valoró haber incorporado más en profundidad materias como Procesal Penal, Defensa Personal, Asistencia Civil, Asistencia a la Víctima, Violencia de Género y fundamentalmente enseñarles a cómo tienen que proceder en la calle.

De cadetes a Oficiales

 

Gorras al techo, abrazos, risas, mucho llanto, de ese llanto lindo, el llanto de haber cumplido un sueño  fue el escenario en el que se desarrolló un acto que tuvo poco de protocolar y mucho de emoción.

Es que los relatos  de estos cadetes se multiplican pero cada uno tiene su valor, su historia de esfuerzo, de sacrificio, de ganas de progresar, de ganas de ayudar.

gonzalez-gutierrez

Carina y Canela están abrazadas, lloran, pero están felices, una felicita y consuela a la otra. Sus vidas  son únicas, como todas. Carina González tiene una hija de 9 años y una pareja con la que planea convivir. “Estoy muy contenta,   después de tanto esfuerzo tanto sacrificio, mucho tiempo lejos de la familia, hoy estoy muy feliz” nos cuenta mientas su amiga no se separa de su lado.

Su vocación viene en su ADN, “Tengo tíos policiales, mi hermana que es militar, una familia llena de gente que da la vida por el otro” dice orgullosa

Y cuenta entusiasmada: “Tengo muchos proyectos,  tener una casa, un sueldo, ya tengo una obra social gracias a Dios, y al intendente que nos dio todo, la verdad que nos brindó todo, estamos muy agradecidos porque él se puso de nuestro lado y siempre puso el pecho por nosotros”

Para Canela Gutiérrez  es su primer trabajo y siente que va a tener mucha responsabilidad pero “estoy dispuesta a tomarla”, dice con voz firme.

Si bien es la primer policía en la familia recibió el apoyo de su gente, “Solo me dijeron que me cuide”– dice sin dejar de sonreír. Es puro agradecimiento con sus profesores “Nos enseñaban mucho, nos hablaron y trabajamos mucho con respecto a trabajar en equipo”– asegura.

Él se destaca en el grupo. Es que es alto, muy alto. Le lleva casi dos cabezas a todos. Su estatura no intimida, pero si inspira respeto. En el aire flotan bromas, felicitaciones  y el cariño de sus compañeros.  César Juárez es uno de los mejores promedios y pertenece a la camada de San Miguel que está agradecida a Hurlingham por haberlo cobijado. “Estuvimos al borde de quedar sin destino sin trabajo y quedarmos en la calle” recuerda por un instante, pero al segundo su mirada de preocupación se abre y da paso a una alegría indisimulable: “ya está, estudié, me capacité y ahora me recibí”- dice feliz

cesar-juarez

César tiene un culpable de su presente, es su hermano, que trabaja en el Servicio Penitenciario y lo aconsejó y convenció para que estudiara. Él se lo agradece y resume su presente trabajo con mucha seriedad asegurando que para ser policía hay que entender la justicia, las leyes, qué se debe hacer y qué no, entender sobre los derechos de la policía, de los delincuentes y de los ciudadanos y dice muy solemnemente  “Equivocarse para el policía a veces es,  no solo perder la vida,  sino también perder la libertad”

Para Vanesa González no fue nada fácil. Se vino hace unos años de Tucumán porque su sueño era entrar a la Policía Federal. Había perdido a su mamá hacía muy poco y ese estado de ánimo hizo que no pasara los exámenes psicológicos. Su perseverancia hizo que lo intentara otra vez en la misma fuerza y una tercera en la Policía Local de Pilar. Sin embargo no pudo continuar haciéndolo porque vivía en San Miguel y el viaje a cursar era muy largo.

vanesa-gonzalez

Por eso, por cuarta vez lo intentó e ingresó a la Escuela de San Miguel, pero, a los seis meses de formación la Escuela cerró y cabizbaja se volvió a Tucumán. Cuando de Hurlingham se contactaron con ella para ofrecerle seguir estudiando en el distrito no lo dudó, se dio cuenta que su destino por fin le ofrecía lo que tanto había buscado

“Siempre me gustó esto de ayudar a los demás, ver qué necesitan, estar ahí, pendiente.   Siento mucha emoción. No lo puedo explicar, muy adentro lo siento”, dice con la voz quebrada.

A Jorge Argain lo acompañan su mamá Susana y su sobrinito Teo. Se lo ve contento. Su mujer, también es policía. De toda esta etapa de cadetes rescata el trabajo en equipo y la “camaradería”. Reconoce sí que hubo momentos de baja de entusiasmo, esos meses antes de que se realizara el cambio de gestión de gobierno. Pero luego apenas asumió el intendente “nunca nos dejó” asegura y eso más el compañerismo con los chicos de San Miguel hizo que todo fuera a buen puerto.

jorge-argain

Durante el entrenamiento asegura que tanto mujeres como hombres se entrenaban a la par y que si bien algunos eran mejores para el estudio o para alguna práctica siempre se apoyaban y ayudaban unos a otros. “Estoy muy orgulloso de aportar mi voluntad al servicio de la seguridad, acercarme a los vecinos, llevar tranquilidad al municipio”- sintetiza con convicción.

 

De Jefes y experiencias compartidas

 

Profesores, instructores, el plantel a pleno de la Policía Local, muchos son quienes tuvieron a cargo la formación y la contención en los momentos difíciles de estos policías que hoy recorren el distrito.

La comisaria Estela León, Jefa de la Academia Policial está conforme. “Tuvimos muy buenos promedios” asegura y detalla que desde mayo comenzaron a realizar prácticas de tiro. Afirma  que fue muy importante la extensión en el tiempo de formación ya que permitió que las materias puedan ser tratadas en forma más exhaustiva en tanto también se enriquecieron los cadetes con charlas de invitados de distintos ámbitos: Municipal, Policial y del Poder Judicial

“La parte práctica es lo que siempre más le entusiasma”- asegura, todo lo relacionado con operaciones policiales como esposamiento, interceptación vehicular, práctica de tiro, etc es lo que hacía que se  “sintieran más en la piel del policía”–  dice, pero a la vez se puso mucho énfasis en la realización de actas, los casos de Violencia de Género y los delitos más frecuentes, que es, en definitivamente los casos que van a ver más a diario.

El Capitán Andrés Soria es el encargado de Personal de La Policía Local y no tiene dudas “es un gran grupo humano, van a hacer bien su trabajo”

Personalmente, luego de estar durante 25 años en destinos de comisarías este nuevo rol fue una experiencia nueva, no sólo el hecho de manejar el grupo sino, fundamentalmente de poder transferirles toda su experiencia.  “Los chicos se preocupan, preguntan, quieren saber”– asegura.

sanchez-soria

A su lado está el Comisario Guillermo José Sánchez.  Está orgulloso, y no es para menos. Después de casi un año de formación policial ahora ya el trabajo realizado se pone a prueba en la calle.

Luego de una larga experiencia policial en comisarías, área de Investigaciones, Institutos de Formación y otras dependencias, no imaginó que el destino lo iba a poner a cargo de la Policía Local: “Es una experiencia nueva, linda y lo que más me incentiva es que la gente de la municipalidad  está acompañando, eso es vital”– dice.

Con la premisa que la seguridad se logra articulando los distintos recursos y optimizando el trabajo Sánchez también valora el trabajo mancomunado de su propio grupo de trabajo y de las fuerzas de la Policía de la Provincia de Buenos Aires en Hurlingham como el comisario Andrés Lasala y el jefe del Comando de Patrullas, comisario inspector Francisco García. Ellos junto con el Secretario de Seguridad, Damián Feu y el Director Eugenio Garriga todos “trabajamos juntos en la misma dirección”- afirma

De todo estos meses de formación rescata la “idea visionaria” de Zabaleta de convocar a las autoridades de la Universidad para colaborar con la formación y también articular con ellos la capacitación tomando los ejemplos de otros distritos como Morón o La Matanza. Asimismo destaca la importancia que tuvo poner énfasis en instruir a los cadetes sobre la necesidad de potenciar la proximidad con el vecino que es para quien se trabaja en definitiva y a quien hay que tratar de brindarle seguridad.

Los policías egresados van a salir en pareja y van a reforzar los lugares que ya se estudiaron como específicos por tener algún tipo de problemática o riesgo y van a realizar tareas de prevención y de persuasión ya que “la persona que quiere delinquir ve el policía parado, o patrullando  y  lo va a pensar y posiblemente se vaya y no cometa el delito”- asegura el Jefe de la Policía Local

La política de seguridad incluye todo, el trabajo en equipo, la conformación del mapa de delito, el sistema de denuncias, las cámaras, las estadísticas, la formación policial. “La gente ve que estamos trabajando”– asegura y vaticina “Estamos seguros que estos oficiales van a salir a la calle a hacer bien su trabajo”

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *