El nombramiento de Alfredo Carrasco en el gobierno nacional y el debate sobre las incompatibilidades   

Por Rody Rodríguez.

Que haya concejales que además ocupan funciones en el Poder Ejecutivo, vinculadas a políticas municipales, no es ilegal, pero éticamente genera muchos cuestionamientos.

Cuando parecían acallarse las voces sobre la discusión sobre la incompatibilidad para aquellos que ocupando una banca de concejal, ejercen otro cargo público en el Estado, se conoció la oficialización de una designación en el gobierno nacional del jefe de la bancada de Cambiemos en el Concejo Deliberante de Hurlingham.

Este lunes 14 de mayo, se publicó en el Boletín Oficial el nombramiento del concejal Alfredo Carrasco como Director de Formulación de Políticas de Desarrollo Municipal, dependiendo del también concejal Lucas Delfino, que es además Subsecretario de Relaciones Municipales del Ministerio del Interior de la Nación. La publicación oficializó una designación que rige desde el 12 de marzo de este año.

La «Decisión Administrativa 989/2018» especifica que la designación de Luis Alfredo Carrasco es «con autorización excepcional por no reunir los requisitos mínimos establecidos en el (…) Sistema Nacional de Empleo Público (SINEP).

Esta duplicidad de cargos que tiene Carrasco, que también tiene Delfino, y otros concejales del PRO como Juan Lorenzo o Andrea Giorgini, no es ilegal. No hay incompatibilidad. Ya se dicho en ediciones anteriores de El Ciudadano que una ley de diputados macristas y randazzistas en la provincia de Buenos Aires, dejó sin efecto las incompatibilidades.

Aunque éticamente es cuestionable que un funcionario responsable desde el Poder Ejecutivo Nacional de aplicar políticas hacia los municipios sea además quien legisle en una comuna.  

Además estas prácticas dañan el funcionamiento del Concejo, por ejemplo Alfredo Carrasco que es presidente de su bloque, no puede trabajar como corresponde debido a sus obligaciones en el Ministerio del Interior, y si se le ocurriera dedicar tiempo pleno al cargo por el que fue elegido por el voto popular, el país se quedaría sin políticas de desarrollo municipal, tarea para la que fue designado por Marcos Peña y Rogelio Frigerio.

epígrafe: Alfredo Carrasco y Lucas Delfino, recorriendo una fábrica de alimentos envasados en Santa Fé, son además concejales de Hurlingham en los ratos libres.

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *