Una asociación vecinal construirá 236 viviendas en Hurlingham

La Asociación Civil “1° de Junio Esperanza” fundada en 1996 es una agrupación vecinal cuyo objetivo es crear soluciones habitacionales para los ciudadanos del partido de Hurlingham. Actualmente, se encuentran finalizando un proyecto para la construcción de 236 nuevas viviendas en un predio de cinco hectáreas y media en la localidad de William Morris. 

En una entrevista con el portal informativo de la Universidad de La Matanza, El1 Digital, el vicepresidente de la organización, Edgardo Javier Torres, explicó: “En este caso, adquirimos un terreno al lado del Palacio Municipal, que se completa su pago con el aporte de los socios. Actualmente, contamos con la escritura realizada y con una hipoteca, que tiene que cancelarse antes de octubre de 2022, para poder ceder las tierras al Instituto de la Vivienda o al Ministerio de Hábitat para que nos otorguen asistencia financiera para comenzar la construcción”.

En cuanto a las viviendas, se tratan de dúplex de tres ambientes y algunos de ellos se encuentran acondicionados para personas con capacidades motrices reducidas. Respecto a las medidas, cuentan con aproximadamente 56 y 62 metros cuadrados y un espacio libre para que los futuros propietarios puedan proyectar una ampliación.

Se trata del segundo proyecto que realizan, dado que ya encararon la construcción de 150 hogares en el barrio Mitre, de la localidad de Villa Tesei, que finalizaron en su totalidad durante 2019 y comenzaron en 1996. Durante 1999, se terminó de abonar el lote, en 2000 firmaron el convenio con el Instituto de Vivienda y en 2011 se inició la ejecución de la obra.

“Luego de completar ese proyecto, la asociación se disolvió porque habíamos cumplido con el objetivo por el cual nos fundamos y todos los primeros socios tenemos nuestra casa allí. Pero, ante la necesidad de una vivienda propia por parte de los vecinos, encaramos una nueva propuesta para cumplir con esa demanda. De hecho, desde el Instituto nos habían dicho que busquemos nuevos terrenos para repetir la acción”, agregó Torres.

Tras la compra del terreno, buscan financiación estatal y los socios, que se convierten en los propietarios de dichos espacios, abonan el terreno y luego pagan mensualmente un aporte dirigido a cubrir los gastos de trámites y profesionales que sean necesarios, tales como abogados y contadores.

“Estamos prontos a terminar de abonar el terreno, quedan solo 18 lugares disponibles de los 236 y quienes estén interesados pueden contactarse mediante nuestras redes sociales. De todas formas, ante la demanda de los vecinos que comienzan a comunicarse, que quizás son familias que no pueden acceder a los planes del Gobierno porque quedan a medio camino por distintos motivos, vamos a seguir encarando nuevos proyectos de este estilo”, finalizó.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *