Verde en el logo, rojo en los números

NOTA 6. logo de gestión 

Por José Luis Soria.

Mientras el color verde es el elegido para la identidad gráfica de la gestión, el déficit que dejó Luis Acuña en la administración tiñe todo de rojo.

La gestión de Juan Zabaleta ya tiene un logo que lo identifica. La letra “H” en color verde, inclinada y cruzada por un perfil que insinúa a un caballo. La palabra Hurlingham en verde y la frase “es mi lugar”.

Esa imagen que supone a un equino, puede estar vinculada a la tradición de deportes con caballos en Hurlingham como el polo o las carreras de trote.

De todas maneras es bueno aclarar que el logo es una marca de gestión, de ninguna manera reemplaza al escudo que es la identidad oficial del municipio. Es el equivalente al siempre recordado “Hurlingham municipio modelo” de Juanjo Álvarez o al más reciente y modernoso HUR que implementó Luis Acuña.

El color elegido por la gestión de Juan Zabaleta es el verde. Un color que aparece y mucho en la historia de Hurlingham: el verde inglés -de mucho peso en los orígenes del pueblo-, el verde que aparece en los escudos del Hurling Club, del Defensores de Hurlingham, del club El Retiro, en el distintivo original de la escuela Esteban Echeverría, etc. Por esas mismas razones es el color que se eligió para los logos de El Diario de Hurlingham y Hurlingham al Día.

Pero más allá de la intención de los responsables en crear la imagen corporativa del municipio y de querer imponer el color verde en la identidad gráfica, hay otro color que hoy se impone en la administración de la municipalidad y es el rojo, el rojo de las cuentas.

El intendente Zabaleta describió un panorama económico más que preocupante. Según los primeros cálculos, el rojo municipal tiene un déficit de 4 millones de caja, 7 millones para pagar la totalidad de la nómina salarial, 10 millones a la empresa de limpieza y recolección de residuos y más de 10 millones a la masa de proveedores.

Sin embargo, y para llevar tranquilidad a todos los empleados municipales, Zabaleta aseguró tener “la cantidad de plata necesaria para pagar sueldos y aguinaldos en tiempo y forma”.

“Estamos ante un enorme desafío en toda la gestión, con números en rojo, problemas sanitarios, de seguridad y de infraestructura, pero como dijimos no vamos a comentar los problemas, por eso ya estamos gestionando en todos los órdenes, desde el primer día y con nuestro equipo para resolver todos los problemas de nuestros vecinos y dando soluciones que es nuestro trabajo», sostuvo Zabaleta.

Naturalmente, un recurso casi siempre utilizado para paliar crisis como la que afronta la Municipalidad de Hurlingham es el aumento de la tasa de servicio generales, pero el jefe comunal rechazó esa posibilidad: “No vamos a aumentar la tasa, vamos a plantear una moratoria muy amplia, una moratoria que va a dar la posibilidad a los vecinos para que puedan regularizarse”. La moratoria en la que viene trabajando el Secretario de Hacienda, Carlos Dichiara prevé facilidades a la industria, a los comercios y las viviendas particulares.

“Tenemos muchos vecinos que tiene ganas de pagar” asegura Zabaleta y afirmó que “hay 28 mil vecinos a los que mandaron compulsivamente a juicio de apremio, entonces al vecino que quiere pagar hay que darle facilidad de pago, no mandarlo a juicio, no hacer un negocio de abogados. El trabajo que está haciendo este gobierno es sacar esos 28 mil juicios de apremios para darles la posibilidad, a partir de una amplia moratoria, a que pueda pagar, para que pueda cumplir con el pago de la tasa”, concluyó el intendente.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *