Hurlingham más cerca de tener su Código de Ordenamiento Urbano

El lunes 10 de diciembre a las 17 hs en el Concejo Deliberante se llevará adelante la Audiencia Pública en la que se tratará el proyecto del primer Código de Ordenamiento Urbano (COU) de Hurlingham, presentado por Lautaro Aragón en su rol de Coordinador de la Unidad de Gestión para la Planificación Estratégica del Municipio de Hurlingham.

Facilidades para construcciones en altura, establecimiento de corredores comerciales de media y alta densidad, fortalecimiento de áreas centrales, jerarquización de zonas productivas y protección de áreas patrimoniales, son los lineamientos principales del Proyecto de Ordenanza para el nuevo Código de Ordenamiento Urbano (COU) de Hurlingham elaborado por la Unidad de Gestión para la Planificación Estratégica a cargo de Lautaro Aragón, y que será tratado en la Audiencia Pública el 10 de diciembre.

Es la primera vez desde que Hurlingham es municipio que el Concejo Deliberante tratará la elaboración de un nuevo Código de Ordenamiento Urbano (COU).

Hasta ahora, cualquier emprendimiento comercial, inmobiliario, cualquier construcción se rige por un código elaborado en Morón en 1978, y que tuvo una modificación en 1991, cuando todavía Hurlingham formaba parte de ese municipio. Desde el momento de la autonomía del distrito, en 1995, hubo numerosos intentos de crear un nuevo código, y nunca se llegó a elaborar un proyecto que pueda ser discutido en el Concejo. 

En más de 20 años que Hurlingham lleva como municipio, fue imposible el acuerdo entre las fuerzas políticas y otros actores de la sociedad como entidades de bien público y asociaciones de profesionales y la comunidad en su conjunto para actualizar el COU, lo que dio vía libre a la “necesidad” de aplicar vías de excepción, para distintas construcciones, un recurso plagado de sospechas que ensuciaba por igual a funcionarios, concejales, empresarios, constructoras y agentes inmobiliarios, entre otros.

Ahora el gobierno municipal sostiene que el proyecto impulsado “busca terminar con las vías de excepción, aquellas ordenanzas que excepcionalmente habilitan a obrar por fuera de la norma, y establecer reglas claras que permitan incrementar la transparencia”. Además asegura, entre otras cosas, “el respeto por el patrimonio histórico del distrito y determina nuevos límites de altura y densidad poblacional estableciendo por primera vez un Código de Ordenamiento Urbano elaborado desde el ejecutivo municipal. También incorpora la Tasa de Hábitat cuya finalidad es crear un Fondo de Hábitat destinado al mejoramiento urbano”.
El intendente Juan Zabaleta se fijó como prioridad que un nuevo COU pueda ser discutido por los concejales antes de que termine el 2018, y en función de ello, a principios de este año sorprendió convocando al dirigente socialista Lautaro Aragón, para que se haga cargo de la Unidad de Gestión para la Planificación Estratégica del Municipio.

Lautaro Aragón fue concejal hasta finales de 2017 y más allá de su rol como opositor, tuvo algunos puntos de coincidencias con la administración Zabaleta, sobre todo aquellos que apuntaron a transparentar la gestión, como por ejemplo terminar con el “libertinaje” de las vías de excepción e implementar el funcionamiento de Audiencias Públicas, como las que va a desarrollar el próximo 10 de diciembre, justamente para que los vecinos puedan discutir el COU.

Su designación en el equipo del gobierno municipal fue una de las sorpresas políticas de este año. Cuando se hizo la presentación pública, en febrero de este año, Lautaro Aragón fue claro respecto a los objetivos a concretar: «Una de las metas centrales será la elaboración de un nuevo Código de Ordenamiento Urbano, pensado integralmente con temas como el tratamiento de los residuos, el reordenamiento del tránsito, la accesibilidad y el espacio público. Ojalá sea el primer paso a contar con un Estado más abierto y transparente que garantice el acceso a la información pública y genere mecanismos de transparencia de gestión. Es necesario contar con un gobierno abierto e innovador en todo sentido» dijo el joven dirigente apenas estrenaba el cargo.

Nueve meses después -tiempo más que apropiado para una gestación-, y con el proyecto del nuevo COU listo en el Concejo Deliberante para ser debatido, Aragón tiene la íntima satisfacción de la tarea cumplida.

A modo de presentación señaló: “Este es un proyecto de una política de estado construida con la ciudadanía, con debates, con trabajos colectivos, incorporando miradas, tratando de reflejar tensiones que son lógicas de una comunidad, pero sobre todo dándonos la tarea de escuchar. Creemos que las ciudades están vivas y se transforman por eso este es el proyecto de una normativa que periódicamente se tendrá que revisar. Estamos muy conformes con el resultado, nos debíamos la elaboración de una norma de este siglo con nuevas prácticas de políticas públicas, anclada en un territorio que se seguirá desarrollando en función del Plan Estratégico de Hurlingham”.

La propuesta para el nuevo Código de Ordenamiento Urbano de Hurlingham establece corredores comerciales de media y alta densidad, realza áreas centrales, jerarquiza zonas productivas y fomenta el desarrollo de algunas actividades específicas en áreas determinadas.

A su vez, facilita la construcción de viviendas en altura (limitada a 16 y 13 metros sobre avenidas y centros comerciales), manteniendo las características de los barrios, sumando a esta iniciativa la protección de áreas patrimoniales que hacen a la historia cultural, arquitectónica y ambiental de la ciudad.

Aragón insistió en que “Estamos dando un paso histórico, vamos a reemplazar una normativa del siglo pasado que no está pensada para Hurlingham como distrito, sino como una parte de un viejo Morón que ya no existe. Este COU está elaborado teniendo en cuenta principalmente la identidad de Hurlingham porque es el resultado de procesos participativos que venimos dando con el objetivo de pensar colectivamente nuestro lugar”.

En la Audiencia Pública podrán exponer todos los vecinos que se inscriban hasta el 7 de diciembre, en la sede de Concejo Deliberante: Pigüe 1482. Lo pueden hacer de lunes a viernes de 10 a 18 hs con DNI.

Obviamente habrá voces en contra del proyecto. Es lógico esperar una postura opositora de adherentes a Cambiemos, pero también de otros sectores que sin que medien cuestiones y especulaciones partidarias, apuntaron, por ejemplo, que la nueva norma se hizo a medida de las empresas constructoras y de las inmobiliarias.

Para Lautaro Aragón, “eso es una fantasía. Si fuera tan en función de los negocios inmobiliarios los indicadores respecto a la altura serían del doble, porque eso es lo ellos pretendían”.

Otros cuestionamientos estarán vinculados a la ausencia de indicadores para la construcción de barrios cerrados, a la posibilidad de nuevos emprendimientos sin prever servicios de infraestructura esenciales o la falta de profundización en el proyecto respecto a algunas legislaciones vigentes, por ejemplo, la Ley de Acceso al Hábitat.

Aragón opinó que es natural que haya “posiciones encontradas” y tras destacar que con la aprobación del nuevo Código “se termina definitivamente con las obras clandestinas y las moratorias de plano y vías de excepción”, aclaró que “el COU restringe emprendimientos que no cuenten con servicios esenciales de infraestructura, como por ejemplo agua, cloacas y electricidad”.

“Siempre dijimos que la elaboración de un nuevo Código de Ordenamiento Urbano es un tema pendiente de hace más de veinte años. Poder discutirlo ahora, escuchando a todas las voces posibles, es muy importante” señaló Aragón y agregó: “Hoy estamos un poquito más cerca de contar con un Código de Ordenamiento Urbano propio, pensado en Hurlingham”. Finalmente exclamó: “Ojalá esto se vuelva a discutir en 3 o 4 años, y se hagan los perfeccionamientos y las actualizaciones necesarias”.

 “Una de las metas centrales será la elaboración de un nuevo Código de Ordenamiento Urbano, pensado integralmente con temas como el tratamiento de los residuos, el reordenamiento del tránsito, la accesibilidad y el espacio público. Ojalá sea el primer paso a contar con un Estado más abierto y transparente que garantice el acceso a la información pública y genere mecanismos de transparencia de gestión. Es necesario contar con un gobierno abierto e innovador en todo sentido” explicó Aragón.

 

El Código de Ordenamiento Urbano que actualmente se encuentra en vigencia data de 1978 y corresponde a una legislación heredada de la antigua conformación del distrito de Morón, del que Hurlingham formaba parte.

 

Para descargar el proyecto de COU presentado por el Ejecutivo, ver: Link:https://drive.google.com/open…

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *