Movida en 9 de mayo, por Luca y Sokol en la identidad de Hurlingham

Bocha Sokol, Luca Prodan y Stephie Nuttal en batería, en el Festival de Rock del Sol a la Luna, en el Club Estudiantes de Buenos Aires, Caseros, 20 de marzo de 1982.

Bocha Sokol, Luca Prodan y Stephie Nuttal en batería, en el Festival de Rock del Sol a la Luna, en el Club Estudiantes de Buenos Aires, Caseros, 20 de marzo de 1982.

Luca Prodan y Alejandro Sokol, dos de los integrantes de la ya legendaria SUMO, serán homenajeados este sábado en una jornada con bandas en vivo, exposiciones, proyecciones, y una serie de actividades destinadas a fomentar a vincular la identidad de Hurlingham con rock.

Dos de los exponentes más importantes de la música argentina y de la cultura popular originada en Hurlingham, tendrán su jornada de tributo.

Este sábado, 9 de mayo, desde las 14 hs, está prevista una exposición-homenaje a Luca Prodan y a Alejandro Sokol. Organizado por la agrupación Hurlingham Rock para la Victoria. El evento se realiza en el Espacio de la Memoria, en la Estación de Hurlingham, con la presentación de bandas en vivo como Caya Canaya, Malacalma, La Caja del Polaco, Mirame las medias, Montojo y la Suma, Becerro, Nico Graziano, Así se corta y la orquesta del grupo Yupaná, entre otros.

Uno de los puntos más atractivos de la jornada es la presentación de la muestra “Luca, El Sonido y la Furia” de Andrea Prodan que produjo el Museo de la Lengua y el Libro de la Biblioteca Nacional y la exposición de objetos (discos, cassettes, remeras, afiches, revistas, fotos, etc) aportados por los vecinos de Hurlingham sobre Alejandro Sokol para las muestras «Nuestro» y «Divinos Tesoros de Rock».

El programa también anuncia la proyección de filmaciones de Luca Prodan y de Alejandro Sokol, la participación de artesanos, y la instalación de stands de la Comisión Memoria, Verdad y Justicia de Hurlingham, del Centro de Prevención de Adicciones, de la Universidad Nacional de Hurlingham, la organización de músicos Independientes (UMI), y FM Blog transmitirá parte de los shows, también lo hará la mítica FM Triac, con enlace desde Córdoba.

Juanjo Olivera es uno de los integrantes de Hurlingham Rock para la Victoria, que en el Factbook se presentan como “vecinos de Hurlingham ligados a experiencias artísticas y musicales que nos juntarnos para aportar desde el espacio de la cultura nuestro granito de arena a la transformación que necesitamos en la ciudad”.

Olivera cuenta que “a partir de ver la muestra de Luca Prodan, ‘El Sonido y la Furia’ que estuvo en el Museo del Libro y la Lengua de la Biblioteca Nacional, se nos presentó la paradoja de ver allí reflejado el nombre de nuestra ciudad y personas tan queridas por nosotros, y al mismo tiempo tan negadas por las instituciones del gobierno local. Fue así que se nos ocurrió la idea de hacer algo en Hurlingham que esté en sintonía con la muestra”. Consultaron con Andrea Prodan y con su aprobación enriquecieron la idea de la muestra incorporando a la figura de Alejandro “Bocha” Sokol.

La jornada del sábado es auspiciada por el Frente para la Victoria, pero Olivera explica que la convocatoria es amplia: “para que se puedan sumar todas las expresiones culturales y musicales que están ligadas tanto a las organizaciones kirchneristas que trabajan con la cultura, como a los que aun no están enroladas en estructuras militantes y quieren participar. Le pusimos Hurlingham Rock para la Victoria, y desde ahí empezamos a convocar con la idea de hacer no solo un homenaje a la memoria de músicos tan famosos como queridos, ninguneados por la actual gestión, y tan vinculados a la historia local, como son Luca Prodan y Alejandro Sokol, sino también con la idea de bucear en la identidad local en busca de un nuevo eje común aglutinador de voluntades y pasiones que se puedan proyectar al futuro como señal de cambio con un profundo sentido de pertenencia”.

Para esta nueva organización que reúne el rock y la política, en Hurlingham “se desarrolló un movimiento cultural alternativo que se extiende hasta hoy y que revolucionó y acrecentó al denominado ‘Rock Nacional’, incluso se puede hablar de ‘Rock de Hurlingham’ como si fuese casi un estilo propio. La música que hacen los músicos locales, lleva algo que siempre remite a esa fuente como marca genética”.

“Tanto Luca, como el querido Alejandro Sokol, Divididos y Las Pelotas, y las miles de bandas del rock que ensayan en las tardes en los garajes y en los patios de Hurlingham, son muy importantes para la historia y la juventud de la ciudad, pero las autoridades locales aun no les han dado la importancia, ni el reconocimiento que se merecen. Los espacios municipales de gestión cultural no convocan ni contienen a los músicos y a las experiencias culturales más dinámicas y originales de la escena local. Contrariamente, han optado por perseguirlas y criminalizarlas, como en las épocas de las dictaduras militares”, afirma Hurlingham Rock para la Victoria.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *