Alejandra Moccioli: «Hay días en que hay negocios que ni siquiera pueden abrir caja»

 Alejandra Moccioli es vicepresidente de ACIPH, la Asociación de Comerciantes, Industriales y Profesionales de Hurlingham. Es una de las referentes de las mujeres empresarias en la provincia de Buenos Aires. Fue directiva de CAME y ocupa una de las vicepresidencias de FEBA. En diálogo con El Ciudadano, Moccioli habló de la crisis del comercio, de las acciones que realiza ACIPH, de los hábitos del comercio local, del Código de Ordenamiento Urbano, entre otros temas.

 

-En tiempos de luchas por paridad de género, ACIPH parece cumplir con ese criterio.

-Si. La Asociación de Comerciantes de Hurlingham a diferencia de otras cámaras, siempre estuvo bien representada por las mujeres, en menor cantidad que ahora pero siempre trabajamos como pares. Hoy el 40 % de la comisión directiva somos mujeres y no por la cuestión de género, sino por laburo, no porque se haya puesto un cupo. Se puso laburo, trabajamos a la par, no sentimos esto de las diferencias.

-¿Cuál es tu diagnóstico de la situación del comercio local?

– Está muy complicado, como está el país. El comercio, salvo excepciones, comparado con uno o dos años atrás, tiene una baja de entre el 30 y 40% de las ventas.

-¿Sólo es falta de consumo o considerás que hay otros factores que agravan la situación?

– Es todo. Las cargas sociales, los alquileres, la presión fiscal, la presión impositiva es muy fuerte. Los servicios, las tarifas, las tasas, todo, todo forma parte de este proceso.

Las cargas son muy fuertes, vos de tu ganancia lo que te queda en limpio en cualquier negocio y en cualquier empresa con suerte es entre un 35 y un 40 % , con suerte, a veces es menos porque si vos bajás la ganancia para poder incentivar el consumo te queda mucho menos es mucha la presión tributaria que se tiene.

-¿Crees que la crisis se sufre más en Villa Tesei, más en William Morris?

-Las tres ciudades sufren por igual. Me contaron que el precio de los alquileres en Morris están un poco más elevados que los de Hurlingham, es que siempre tuvo más consumo Morris y eso hizo que los alquileres se eleven un poco más. Creo que los dueños de los locales tienen que empezar a entender que los precios que piden no se pueden sostener y se ven los locales vacíos.

En Hurlingham siempre hubo rotación, conseguir un local vacío en Hurlingham era imposible… sobre todo en las arterias principales y hoy los tenés, no hay una rotación como antes, que se vaciaba un local y enseguida se ocupaba. Eso no se ve más, porque quien tiene un poco de plata para invertir la mete en el mercado financiero y gana más.

-¿Considerás que la aprobación del Código de Ordenamiento Urbano puede ser una herramienta que favorezca al comercio?

-El Código va a favorecer si hay una explosión demográfica y tenemos mayor consumo local. Hurlingham, comparado con San Miguel, San Martín o Morón tiene muy baja actividad económica porque estamos muy por debajo en cuanto a la población. Si hay una explosión demográfica controlada y bien ubicada -porque si hay algo que nos distingue a nosotros es el verde, es nuestro paisaje urbano-, si podemos tenerlo en forma controlada, eso va a incentivar mucho el consumo. A nosotros lo que también a veces nos mata esto de que siempre dicen que Hurlingham es una ciudad dormitorio, el tener dos vías de ferrocarril, 6 estaciones que hace que la gente migra todo el tiempo para la Capital para ir a trabajar y vuelva de noche que está todo ya cerrado, no consume acá.

-Además hay una tradición de tener horarios comerciales muy reducidos. Muchos comercios no están abiertos a la tarde y encima cierran temprano.

-Pero sorprendentemente anoche que llegué 20:45 y venia en el tren y venía pensando que no tenía nada para hacer la comida, bajé del Urquiza y los negocios de esa cuadra de alimentos estaban abiertos, se mantienen abiertos hasta las 9 de la noche, o sea supieron que era recomendable.

Igualmente el tema del horario no pasa solo en Hurlingham, es el mal de las ciudades más pueblos. Están acostumbrados a no tener una franja horaria donde se respete que todos abran en el mismo horario y cierren en el mismo horario. Vos tenés lugares que abren a las 8 y media, a las 9, 9 y media 10, y algunos 10 y media y te cierran a la 1 todos. Después abren algunos a las 4, otros 4 y media, otros a las 5… nosotros si queremos incentivar el consumo tenemos que también estar predispuestos a entender que tenemos que tener una franja horaria amplia. Si queremos competir con el shopping tenemos que comportarnos como ellos.

-¿A esto apunta el programa de Centros Comerciales a Cielo Abierto?

-Claro. Eso tiene que ver con eso. Mar del Plata como Hurlingham están tomadas como modelo por la provincia en ese programa. Pero quiero aclarar que Mar del Plata, que es una ciudad de enorme importancia, tiene gerentes comerciales ocupándose de ese tema; nosotros nos tenemos a nosotros mismos, los propios comerciantes son los que generan las acciones y es más que válido.

-¿Qué hace ACIPH? ¿Cómo colabora con el comerciante en estos tiempos?

-Son tiempos muy preocupantes. Hay algunos negocios nos dicen que algunos días ni siquiera pueden abrir caja, pero no solo nos preocupamos sino que tratamos de buscarle la solución en la medida de nuestras posibilidades.

Tratamos de impulsar las ventas con acciones comerciales para las fechas destacadas, Día de la Madre, Navidad, Reyes, Día del Niño… En este tipo acciones trabajamos muy bien con el municipio que nos acompañó en los eventos de carnaval, la gente de gastronomía que está nucleada en ACIPH trabajó mucho para esta movida de carnavales. Vamos a reflotar esas cosas, esos días especiales, las fiestas patrias, nos olvidamos de todo eso.

Reflotamos la Tarjeta Verde que es una tarjeta de consumo local donde se suma puntos y eso hace que un poco se esté incentivando las ventas. También estamos tratando de lograr alianzas con los bancos, para que haya descuentos en los locales.

-Estas cosas que deben estar acompañadas por un mejor contexto económico.

-Obviamente. En ACIPH adherimos, como muchas otras cámaras gremiales empresarias de la provincia de Buenos Aires, a lo manifestado por FEBA, advirtiendo sobre caída de ventas en el comercio y el cierre de establecimientos y suscribimos al reclamo para que implementen urgentes medidas para mejorar esta situación.

Mientras tanto nosotros hacemos todo lo que esté en nuestras manos. Por ejemplo, hablábamos de la aprobación del Código y de un posible crecimiento demográfico, eso va a traer un mayor consumo obviamente y el comercio tiene que acompañar es proceso y ACIPH ya está trabajando en eso, preparándose y dando cursos, capacitaciones.

Sabemos es que tenemos que trabajar mucho con los dueños de los comercios para cambiar esta visión que tenemos de cómo atender un comercio.

Hay un estudio muy interesante en Capital en el que buscaban donde estaba el punto débil de los comercios de barrios en comparación a los shopping y a diferencia de lo que nosotros siempre creímos, el punto débil no era solo el horario, también la atención. Nosotros siempre decimos que es mejor comprar en el comercio local por la atención y esos estudios señalan lo contrario.  Tenemos que aceptar nuestros puntos débiles y empezar a potenciar y desarrollar un centro comercial de Hurlingham realmente potente con identidad propia.

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *