Desbande acuñista y otro coche quemado de un concejal

quema de camioneta del concejal de Hurlingham
Dos hecho de violencia ocurrieron en las últimas horas en William Morris.
Ayer, martes a la tarde en William Morris. Allí se dio una gresca de la cual un hombre que fue golpeado resultó con contusiones y cortes en la cara, por lo que  tuvo que intervenir la policía.
Lo que parecía una pelea entre vecinos resultó ser una pelea entre grupos internos del Frente Renovador de Hurlingham que lidera el intendente Luis Acuña.
Quien quedó herido durante la gresca fue un militante del acuñismo de apodo «Richard», a quien los vecinos de William Morris señalan como un muchacho con malos antecedentes, venta de droga y robo automotor, entre otras características.
No se sabe bien los motivos de la trifulca, sí que los agresores también responden a otros sectores del Frente Renovador de Hurlingham.
Pero este hecho violento dentro del oficialismo local, ya había arrancado en la medianoche del lunes cuando el vehículo del concejal del Frente Renovador, Carlos Alberto Cueliche, fue incendiado.
Cueliche, que busca su reelección, es el encargado de coordinar a un sector de los equipos de pintadas y pegatinas de carteles que trabajan en la calle y en que las últimas semanas se incrementó en gran número la cantidad de personas contratadas para ese fin.
Sobre la quema de la camioneta de Cueliche hay tres versiones:
La primera habla de una represalia de alguno de estos grupos de pintadas y pegatinas porque el
Concejal no había pagado en tiempo y forma los últimos trabajos.
La otra versión es que la quema del auto es una reacción furiosa a las conversaciones que Cueliche habría mantenido con algunos dirigentes del Frente para la Victoria local, en su intención de abandonar al acuñismo y sumarse a la campaña de Zabaleta.
Y la tercera versión es la que hizo pública el intendente Luis Acuña a través de un comunicado de prensa, en el que responsabilizó directamente a su adversario, el candidato a intendente por el Frente para la Victoria Juan Zabaleta del episodio vandálico.
Obviamente y frente a acusación tan burda, se sumó otra nueva a la quema del móvil de Cueliche, y es que se trató de un auto atentado del Frente Renovador, para “embarrar la campaña” y tratar de achicar la amplia diferencia que existe entre Zabaleta, -ganador de las PASO- y el intendente.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *