Laura Silva, la creadora de la mermelada preferida del Presidente

Laura Silva, propietaria del emprendimiento Laura´s Delicity, que la semana pasada visitó el presidente Alberto Fernández, destacó que gracias a la ayuda del Estado nacional pudo invertir en maquinaria y hoy es «una PyME», aunque no pierde el sello de «familiar».
«Nos anotamos en 2019 al programa Banco de Herramientas, junto otros emprendedores de la zona, lo que permitió invertir y trabajar como PyME familiar desde hace dos meses», dijo la propietaria del emprendimiento de mermeladas artesanales hurlinguenses.
Laura expresó su orgullo por haber recibido al Presidente y mostrarle el crecimiento de su emprendimiento.
«El Presidente visitó las instalaciones y vio el crecimiento del emprendimiento», expresó la dueña de la PyME, quien se mostró muy agradecida por esa recorrida.
Recordó que cuando comenzó a fabricar mermeladas lo hizo junto a sus padres, con sus recetas.
«Siempre hicimos cocina casera, luego empecé a capacitarme, realicé varios cursos y actualmente estudio Tecnicatura en Tecnología de los Alimentos en la Universidad de Hurlingham», relató Silva.
La empresa familiar tiene hoy un catálogo de 36 sabores, que se divide en frutos rojos, tropical y de campo, estás ultimas integradas por «las más conocidas, como durazno o damasco», explicó la emprendedora
Laura´s Delicity es uno de los tantos emprendimientos que creció en los últimos años con la ayuda del Estado nacional, a través del Programa Nacional «Banco de Maquinarias, Herramientas y Materiales para la Emergencia Social», de la Secretaría de Economía Social, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social
Ese plan tiene como objetivo atender a las personas en situación de alta vulnerabilidad social y económica, mediante la entrega de insumos, herramientas y/o equipamiento, y les permite generar una fuente de ingresos genuinos y mitigar los factores de riesgo y exclusión provocados por el contexto de la emergencia socia, de acuerdo a los fundamentos de la Resolución 131/2020 de la citada cartera.
A través de este Programa, Laura pudo comprar el equipamiento que necesitaba para crecer en la producción de mermelada.
Según contó, adquirió una cámara de frío, una paila, una pasteurizadora, una cocina industrial, mesadas y estanterías, que le requirió un desembolso de unos dos millones de pesos.
Con este equipamiento, Laura pudo incrementar su producción y pasar de «los 300 a 500 frascos de mermeladas» que elaboraban por mes, «a 2.500», cifra que, apuntó, le permitió ventas «en todo el país».
«Vendemos a pedido, a través de redes sociales, y desde hoy estamos el Changomás de Hurlingham», refirió la emprendedora, que señaló que esa cadena de la firma Walmart les aseguró presencia «en todas las góndolas» de la empresa.
También hace unos días Silva mostró sus productos en la feria de Tecnópolis, del Ministerio de Desarrollo Social, «donde las pymes pudieron exponer a nivel país», indicó.
El Municipio de Hurlingham, dijo, la asistió para que pudiera tener un puesto de venta al público propio.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *