Llega a Netflix una película basada en el libro “Distancia de Rescate” de Samanta Schweblin

Por Gabriela Chamorro.

Una historia de la escritora de Hurlingham ya había llegado al cine con La Valija de Benavidez y ahora será el turno de una de sus novelas, la multipremiada Distancia de rescate la que se verá reflejada en otra película pero que se estrenará por la plataforma Netflix

Distancia de rescate se construye en base al diálogo de David, un niño muy extraño, y de Amanda, una joven que veranea en el campo con su hija. Samanta Schweblin, su autora, aseguró que el recurso que usó “transforma el relato casi en una larga sesión de psicoanálisis, hay algo del presente, del ver las cosas de cerca, que se recupera con el diálogo. Le da a la historia la posibilidad de que las cosas sucedan para el lector en ese mismísimo momento, le da inminencia, y la falsa sensación de que todavía es un destino que puede corregirse” 

La historia está contada fundamentalmente por dos personajes femeninos Amanda y Carla e incluye además una fuerte denuncia sobre la contaminación ambiental. La escritora de Hurlingham, radicada en Berlín, Samanta Schweblin cuenta que “Todas las desgracias que nombro, abortos espontáneos, muertes por intoxicación, chicos con malformaciones, son cosas que pasan ahora mismo en muchas poblaciones que viven alrededor de los cultivos con fumigaciones de glifosato. No hay nada inventado en ese sentido, y de hecho, son poblaciones que muchas veces tampoco pueden confiar en sus médicos, porque los médicos trabajan para las mismas compañías fumigadoras. Hay denuncia ambiental, claro que sí, pero tampoco quise que eso ocupara un lugar central en la historia. De hecho no se nombra el glifosato, ni algunas marcas nefastas que ya están en boca de todos. Yo puedo tener un compromiso político al respecto, como argentina, pero sentía que el libro solo tenía que responder a la historia de Amanda y Nina, a ese accidente que sufren, y una aproximación más didáctica o informativa sobre lo que está pasando en el campo argentino no hubiera sido funcional al libro”

Fue la directora peruana, afincada hace años en Barcelona, Claudia Llosa quien se enamoró de la historia y coescribió el guión junto a la propia escritora. Claudia Llosa es conocida no solo por compartir apellido y sangre con sus tíos, el escritor y político peruano Mario Vargas Llosa y del también director de cine Luis Llosa, sino por el camino propio que hizo en la cinematografía y su película más exitosa La teta asustada, centrada en una temática fuerte que son los temores de las mujeres que fueron violadas durante la violencia política que vivió Perú en las dos últimas décadas del siglo XX.

Para ella «Distancia de rescate es una pesadilla hecha realidad, un cuento de fantasmas para el mundo real, un relato inquisitivo y una historia de amor»

La película está ambientada en una tranquila comunidad rural en Argentina (aunque se está filmando en Chile, en Puerto Varas) y explora los miedos que rodean a la maternidad, desde los ojos de las protagonistas, Amanda, encarnada por la actriz española María Valverde y Carola, a cargo de la actriz argentina Dolores Fonzi.

María Valverde (31) ganó muchísima reputación al ganar el premio Goya a la mejor actriz revelación por su trabajo en La flaqueza del bolchevique pero es conocida mundialmente por interpretar el papel de Babi en la exitosa película española Tres metros sobre el cielo, en el año 2010 «Estoy especialmente ilusionada con este proyecto. Distancia de rescate es una novela brillante y compleja. – aseguró en la filmación.

Por su parte la talentosa Dolores Fonzi que nos regaló excelentes trabajos en películas como TrumanPaulina, La Cordillera, El crítico, El aura, entre otras aseguró que: «Admiro mucho a Claudia Llosa y me hace muy feliz trabajar con ella en la novela de Samanta Schweblin. La historia, así como la producción en sí, es un maravilloso testimonio del poder de las mujeres».

La película de Netflix es producida por el ganador del Oscar y el Emmy Mark Johnson (Rain Man, Bugsy, Breaking Bad) y Tom Williams, de Gran Via Productions. Los productores ejecutivos son Sandra Hermida (España) y Ken Meyer (EEUU). Además, el rodaje en Chile se trabajará en conjunto con la productora Fabula, de los hermanos Juan de Dios y Pablo Larraín, ganadores del Oscar a mejor película extranjera por Una mujer fantástica. José María y Miguel Morales de Wanda Films proporcionarán la asistencia española.

Una historia que en poco tiempo llegará a un gran público por la plataforma Netflix y que el jurado del Premio Tigre Juan en 2015 definió como “Una novela que lleva al extremo de la perfección dos técnicas literarias no siempre fáciles de armonizar: la tensión dramática y el estudio psicológico… Samanta Schweblin extrae la lección de los grandes maestros de la invención y la observación a partes iguales, para conseguir una voz y una mirada llamadas a perdurar”

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *