Luis, el más pobre de los Acuña

NOTA 2 Azucena, Luis Acuña y Emiliano Acuña
Llamó la atención de varios medios de comunicación la declaración jurada del intendente Luis Acuña.

Todos los candidatos -al cargo que sea- deben presentar su declaración jurada ante la Oficina Anticorrupción. Así lo establece la ley que amplió esta obligación que antes estaba solo reservada a funcionarios.

Esa misma ley no contempla que la declaración jurada alcance a los cónyuges, así ocurren casos curiosos como el de Luis Emilio Acuña, intendente hace 14 años y candidato al mismo cargo, que declaró un patrimonio de sólo $ 492 mil y que además no posee ningún inmueble a su nombre.

Sabido es que Acuña es un hombre de fortuna y se conocen varias de sus propiedades, pero las respuestas aparecen en la declaración jurada de la esposa, la diputada nacional por el massismo María Azucena Ehcosor, que declara bienes por más de $ 4 millones, entre ellos tres casas (una de ellas en Villa Tesei, de 1.600 m2).

Recientemente se conocieron declaraciones juradas de los hijos de Acuña, el concejal Fabrizio y su hermano Emiliano. Esos datos le fueron requeridos por la justicia que investiga la causa por Lavado de Dinero en la que ellos dos, su hermana Silvina y la mamá están imputados.

Azucena y sus hijos declararon abultadas sumas y un importante patrimonio compuesto por autos e inmuebles. Muy superior a lo que manifiesta tener Luis, el jefe de la familia, que terminó siendo el de menos recursos.

Azucena Ehcosor, Fabrizio, Emiliano y Silvina Acuña, componen la empresa FASIEM SRL, que desde hace años genera pérdidas pero les sirvió para comprar decenas de autos, casas y departamentos, en un accionar que hoy investiga la Justicia Federal.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *