Masiva marcha cultural contra el municipio

Marcha de La Rotonda 28 feb 15 (5)
Por Raúl Coria

Con la consigna “la cultura no se desaloja”, el 28 de febrero a la tarde, los festejos de Carnaval se transformaron en marcha en defensa de los espacios públicos organizada por La Rotonda Cultural.

“Arriba la cultura, basta de represión y mano dura, nada de desalojos prepotentes, que Hurlingham no es del intendente, es de la gente…” cantaban los asistentes a la marcha organizada por La Rotonda Cultural y que se realizó en el centro de Hurlingham, el pasado sábado 28, en horas de la tarde.

Tambores, payasos, acróbatas y más de 200 vecinos, formaron parte de la protesta por la actitud de la policía de la Comisaría 1ra, que siguiendo órdenes de la Municipalidad de Hurlingham, impidió la normal realización de los festejos de Carnaval, en un corso que estaba programado para el 16 y para el 28 de febrero en el predio lindero a la estación de Hurlingham.

Las consignas de la convocatoria fueron: “No a la prohibición de los corsos libres y gratuitos”; “No a la violencia institucional y el atropello de funcionarios públicos”;
“Si a los derechos culturales y a la libre expresión” y “Si al derecho de los vecinos de vivir, transitar y usar el espacio público como suyo”. Muchos de los participantes de la marcha, llevaban carteles con algunas de estos reclamos y fundamentalmente con el que dio nombre a la marcha: “La cultura no se desaloja”.
Para Daniel Sticotti, uno de los organizadores de La Rotonda Cultural “el gobierno del intendente Luis Acuña viene actuando de esta manera desde hace tiempo cometiendo este tipo de actos, con una sensación de impunidad y de un manejo totalmente irregular tanto en los operativos policiales como en otros hechos. Igual estamos demostrando que los vecinos nos apoyan, que las organizaciones de Hurlingham nos apoyan. También vinieron comparsas de candombe y murgas amigas que son instituciones que pertenecen a los diferentes corsos que se festejan en el distrito. Esto es para decirle un no y un basta muy grande a los atropellos municipales que impide realizar los festejos de carnaval, que es un festejo popular de la gente porque no hay gobierno ni dictadura que lo pueda borrar, y esa frase les debería quedar pegada a algunos, porque el carnaval se festeja y se va a festejar siempre. De todas maneras más allá del carnaval recordemos que hace algunos meses ocurrió algo similar cuando se realizó una feria del libro popular y también con el Festival Imaginando Culturas”.

Consultado si supone cual es la razón de lo que muchos ven como “persecución” por parte de la Municipalidad para con el grupo La Rotonda, Sticotti reconoce estar en una “encrucijada” y explica: “no terminamos de decidir por donde viene, no sabemos si hay una persecución política, lo que sí sabemos es que hay una persecución a todas las expresiones culturales y a cualquier expresión contraria al gobierno municipal, pero no sabemos si es sólo con nosotros o a cualquier cosa que se haga en ese predio en particular. Tal vez sea que al intendente no le guste que se hagan expresiones culturales en el centro de Hurlingham, tal vez sea que no le guste que en pleno centro del distrito se escuche “no a Acuña”, pero la verdad es que no puedo a animarme a decir porque actúan así.

La marcha partió desde 5 Esquinas y recorrieron Av. Jauretche con mucho ritmo, parando en cada esquina con los típicos cantos murgueros y al compás de los tambores. La marcha llegó hasta la esquina de Jauretche y Ricchieri y tomaron por esta arteria caminando cien metros hasta llegar al predio donde se les quiso impedir llevar adelante el corso la semana pasada, y donde debía haberse desarrollado los festejos de carnaval este fin de semana.

También se hizo presente para acompañar la marcha el concejal de UNEN, Lautaro Aragón que dijo acercarse para “acompañar a los compañeros de la Rotonda que desde hace muchos años vienen generando alternativas de política cultural, que también tiene que ver con un vacío que este municipio tiene en esos términos, de no reconocer ninguna expresión y organización cultural que les responda a ellos ni les genere ningún rédito político” y reforzó la idea recordando la sub ejecución presupuestaria en el área de cultura municipal.

Lautaro Aragón expresó además: “La verdad es que nosotros nos sentimos muy dolidos porque después de más de treinta años de democracia que se utilice la fuerza pública para tratar de frenar una expresión cultural como son los carnavales que encima habíamos logrado declarar como de interés cultural en el concejo deliberante y que fue votado por unanimidad y eso es por lo menos una contradicción”.

El concejal socialista afirmó que “es reiterado por parte del municipio estas prácticas de utilizar a la policía de Hurlingham para intentar frenar cualquier evento que se haga y que no dependa del municipio”.

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *