Rubén Dupén, el entrenador de campeones más querible

Por Rody Rodríguez.

 

Se cumplieron 10 años del fallecimiento de Rubén Antonio Dupén, ex boxeador amateur, rugbier, destacado preparador físico de varios campeones del mundo en boxeo y Director de deportes de Hurlingham desde los orígenes del Municipio.

No hay quien no recuerde a Rubén Dupén con afecto. Un negro corpulento que atemorizaba hasta que la sonrisa y el trato cariñoso derrumbaban esa imagen inicial.

El pasado 5 de marzo se cumplieron 10 años de su fallecimiento. Hurlingham lo recuerda por su paso como preparador físico del Curupaytí y por haber formado parte de la Dirección de Deportes de Hurlingham, desde la creación del Municipio en 1995.

Desde hace años una Maratón en Hurlingham lleva su nombre como homenaje a su exitosa trayectoria, su reconocida dedicación al deporte y a la tarea desempeñada en el municipio.

Su muerte fue producto de una absurda fatalidad: Bajó de su auto a reparar un neumático en la colectora de la Panamericana y fue atropellado por un automóvil, quedó en estado de coma durante una semana y falleció el 5 de marzo de 2009. Tenía 60 años.

Inició su trayectoria deportiva a mediados de los años ‘60 como boxeador amateur. El periodista Horacio Pagani cuenta que «llegó a ser ídolo de los viernes en Unidos de Pompeya. Y hasta estuvo cerca de ir a los Juegos de Munich» en 1974. Dejó la competencia arriba del ring para dedicarse a la educación física.

Entre los años 1976 y 1978 fue preparador físico de primera división del Curupaytí, después estuvo a cargo del entrenamiento del plantel superior de rugby de Hindú Club y enseguida quiso formar parte de ese plantel como jugador. Tenía 34 años y jugó varios años.

Pero fue en la preparación física de boxeadores donde obtuvo mayores logros que le posibilitaron recorrer el mundo y estar en las veladas internaciones más importantes del boxeo en la década del 90.

Fue el preparador físico de Juan Martín Látigo Coggi, Jorge Locomotora Castro, Carlos Salazar, Marcelo Domínguez, Julio Pablo Chacón, entre otros. Todos se pusieron el cinturón de campeones del mundo y todos le reconocen su tarea y le agradecen a Dupén los títulos obtenidos. Chacón dijo una vez «fui campeón del mundo gracias a Dios y a Rubén Dupén».

Uno de sus últimos pupilos fue Martín Principito Coggi, el hijo del ex campeón mundial.

En 1995 cuando se creó el municipio de Hurlingham, el entonces intendente Juan José Alvarez anunció que el deporte iba a ser una de las prioridades de su gestión y armó un área nutrida de figuras de experiencia en el tema. Fue así que en diciembre de ese año asumieron en la Dirección de Deportes, el ex jugador de Independiente Daniel Bertoni; el abogado Néstor Sívori (hijo del crack riverplatense Enrique Omar); Carlos Cancela, que había sido preparador físico en varios clubes de futbol profesional como Estudiantes de la Plata y Rosario Central y Rubén Dupén, que permaneció como funcionario del municipio hasta el final de sus días.

Dentro del área de deportes, Dupén le dio especial tratamiento a la tercera edad. «Es algo muy especial lo que siento. Es maravilloso compartir actividades con los abuelos, he aprendido mucho de ellos» dijo en una entrevista con El Ciudadano.

Rubén Dupén, el Negro, el Chapa, nació el 21 de diciembre de 1948. Se casó con Marta, tuvo dos hijos. Sergio y Martín.

De risotada fácil, amable, cariñoso. Pagani lo describió acertadamente en una nota diciendo que era «un grandote arrollador, buenazo, gaucho… de voz potente y aflautada y manos de gigante. Un amigo de ley».

 

Share Button

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Marta R Pérez dice:

    Un tipazo de Aquellos ….profesional como pocos……comprometido con su profesión…..buen humor ..y ésa sonrisa que lo caracterizaba……SIEMPRE colaboró con nuestra INSTITUCIÓN……
    SOCIEDAD DE FOMENTO PRIMERA AVIADORa ARGENTINA…..TE RECORDAREMOS …SIEMPRE…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *