Todos critican la gestión municipal en salud

NOTA 6 Acuña celebró los 50 años del Hospital de Hurlingham (2) - copia
Por José Luis Soria ||

De izquierda a derecha, hay unanimidad en cuestionar la política sanitaria de Luis Acuña.

En plena campaña electoral, uno de los ejes de cada uno de los espacios políticos que compiten en las PASO es el tema de la salud. En ese punto hay coincidencia en todos los candidatos en cuestionar la gestión en esa materia del gobierno de Luis Acuña.

Por ejemplo Juan Zabaleta del Frente para la Victoria, Lucas Delfino del PRO, Mónica López de Progresistas y Estela Ramazoti del Frente de Izquierda, todos criticaron la situación en la que se encuentra la salud en el distrito.

Mónica López, la candidata a intendente por Progresistas, apuntó al déficit de la salud en Hurlingham: “nosotros tenemos un hospital que tiene un funcionamiento deficitario” dijo e hizo hincapié en la situación de las nueve salas de atención primaria. López afirmó que esas salas “están prácticamente desmanteladas, y sufren exactamente las mismas deficiencias que el Hospital de Hurlingham, esto es, sin profesionales, sin horarios para que la gente pueda atenderse, con falta de pediatras”. La dirigente de Libres del Sur agregó que “el hospital en realidad es una maternidad, que no tiene camas de internación, las guardias no tienen traumatología, las ambulancias no funcionan”.

Desde la izquierda, el Partido Obrero, también cuestionó la política sanitaria que lleva adelante el intendente Luis Acuña. “El hospital municipal de Hurlingham se encuentra en una situación terminal, sin insumos y una capacidad extremadamente reducida, en consideración de la cantidad de habitantes del distrito” denunciaron, al tiempo que naturalmente también apuntaron contra Daniel Scioli, del que dijeron: “inauguró una UPA24 en el barrio Mitre que es apenas una sala de primeros auxilios, a la cual la inmensa mayoría de los vecinos ni siquiera tiene acceso”.

Lucas Delfino, el candidato a intendente de Cambiemos hizo un diagnóstico lapidario: “En Hurlingham la salud es una vergüenza, nuestro único Hospital no cuenta con insumos básicos, ni la cantidad de la personal adecuado. Casi no hay servicio de ambulancia ni protocolo de emergencia”.

Delfino afirmó: “La salud va a ser prioridad en nuestro gobierno a partir del 11 de diciembre en Hurlingham, nunca más va a faltar gasoil para las ambulancias, ni pediatras para atender a nuestros chicos, vamos a tener una salita por barrio y un sistema de calidad”.

Por su parte el candidato a Intendente por el Frente para la Victoria, Juan Zabaleta, aseguró que Hurlingham está en estado de emergencia en cuanto a política sanitaria, pero destacó que “a principios del 2014 cuando se conocieron los datos oficiales que mostraron a Hurlingham con el más alto índice de mortalidad infantil, a partir de ese momento se intensificaron los trabajos que veníamos haciendo desde el año anterior en la atención primaria” al tiempo que anunció que los índices oficiales en la mortalidad infantil se redujeron un 65 por ciento, “gracias al trabajo conjunto del gobierno nacional y provincial, a partir de camiones sanitarios que se instalaron en distintos barrios donde se ejecutó un control de embarazadas, ecografías y vacunación”. Zabaleta destacó la inauguración del UPA 24 como la acción principal. “Desde su inauguración el UPA atendió a más de 20 mil vecinos, de los cuáles el 37 por ciento son atenciones pediátricas”.

En medio de las críticas, -y como si estas no existieran- el intendente Luis Acuña insiste en afirmar que la salud es prioritaria en su gestión. Desconoce los datos oficiales, ignora los reclamos vecinales por la mala atención en el Hospital y la casi nula atención en las salas periféricas y desconoció las quejas de entidades como el Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires, que denunciaron la precarización laboral de los profesionales del Hospital.

Por el contrario difunde que el Hospital San Bernardino, fundado en 1965, ofreció “una atención reducida a los vecinos de la zona” y que “no fue hasta la asunción del actual Alcalde, Luis Emilio Acuña, que el nosocomio comenzó a explotar su verdadero potencial”. Y frente a los datos oficiales que indican una muy precaria política de prevención sanitaria y una mala atención a las embarazadas (de allí los índices tan altos de mortalidad infantil), el municipio responde afirmando que el San Bernardino tiene “una Maternidad Modelo reconocida internacionalmente”. Como si fuera poco, el intendente volvió a prometer la construcción de otro hospital de mediana complejidad, proyecto que ya había prometido en sucesivas oportunidades.

 

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *