1996

36

 

Por Rody Rodriguez.

 

En julio de 1996 nacía El Ciudadano. Eran los primeros meses de Hurlingham como municipio independiente. La autonomía soñada por los vecinos durante más de medio siglo era realidad.

Hurlingham ya no era parte de Morón, el viejo distrito que tenía un intendente que se creía emperador y un obispo que se pensaba Papa.

Mientras tanto la Argentina de hace 20 años vivía en pleno menemato. En mayo de 1995, Carlos Menem había sido reelecto por el 50% de los votos. El triunfo minimizó algunos escándalos de la época, como la venta de armas a Ecuador y Croacia o la catastrófica gestión de la Secretaria de Recursos Naturales, María Julia Alsogaray. Eran los últimos días de Domingo Cavallo como ministro de Menem, -volvería años después como ministro de Fernando De la Rúa que en 1996 era del jefe de la Ciudad de Buenos Aires.

En la provincia de Buenos Aires, el gobernador Eduardo Duhalde desplaza al jefe de la Policía, Pedro Klodczyk, a quien había elogiado dos meses antes como «el jefe de la mejor policía del mundo» y lo sustituye por Adolfo Vitelli. Se anunciaba una vasta purga para terminar con la «maldita policía».

También hace 20 años se inauguraban los grandes escándalos en TV con el caso del «jarrón de Cóppola». El juez Hernán Bernasconi, Alberto Tarantini, SamanthaFarjat, Natalia De Negris y Guillote Cóppola rompían records de rating en los programas de Mauro Viale y Chiche Gelblung.

Vélez y Gimnasia de la Plata peleaban el campeonato Clausura que finalmente ganaron los de Liniers con José Luis Chilavert como figura, mientras Daniel Scioli se consagraba campeón mundial en motonáutica. El vecino de Hurlingham, José Pekerman venía de ser el técnico campeón mudial de los juveniles de fútbol y todavía le esperaban varios logros resonantes.

En 1996 Mauricio Macri era presidente de Boca y se quejaba de la pesada herencia recibida.

En julio del 96 Sandro presentó su espectáculo Historia Viva en el Gran Rex, y Ricky Martín (del que se decía que había vivido en Hurlingham) hacía un espectáculo callejero para 200.000 personas.

1996 fue el año en el que murieron dos de los más grandes comediantes de la historia argentina: Tato Bores y Niní Marshall.

En ese país, en ese Hurlingham con Juanjo Alvarez intendente y apenas 10 concejales, con Divididos que ya era la Aplanadora del Rock, como emblema de la ciudad, con mucha historia detrás y muchos sueños por delante, el 20 de julio aparecía el primer número de El Ciudadano.

Para promocionarlo, en las radios locales se escuchaba la incomparable voz de Antonio Carrizo diciendo: «El derecho a la información, no tiene precio. El Ciudadano de Hurlingham. Gratis, todos los viernes».

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *