Acuña se puso colorado

Luis Acuña y de Narvaez

Por José Luis Soria ||

Francisco de Narváez es otro de los que quiere llegar a la gobernación representando al Frente Renovador. Consensuado con Sergio Massa, el empresario visitó a varios intendentes, entre ellos a Luis Acuña.

Sergio Massa le pidió a De Narváez (entre otras cosas), que se junte con Jesús Cariglino y el grupo de intendentes que conduce el jefe comunal de Malvinas Argentinas. El objetivo es contener a esa tropa que suele tener arranques de rebeldía, que sigan formando parte del Frente Renovador y que se agrupen detrás de la figura de Francisco de Narváez en su campaña para ser candidato a gobernador por el massismo.

Luis Acuña es uno de esos intendentes que forman parte del paquete de Cariglino, que se completa con Carlos Selva (Mercedes), Humberto Zúccaro (Pilar), Osvaldo Caffaro (Zárate) y Sandro Guzmán (Escobar).

Hasta hace unos días, este grupo dejó trascender su malestar con Massa y hasta la posibilidad de sumarse al PRO, camino que ya inició el intendente de San Isidro, Gustavo Posse. Para el ex intendente de Tigre, sería una muestra de debilidad extrema que se concreten nuevas fugas.

A Sergio Massa le gustaría que Cariglino sea el compañero de fórmula de De Narváez, y de ese modo todos los intendentes amigos de Cariglino quedarían amontonados en ese espacio. Acuña es uno ellos, por eso la visita del empresario a la Municipalidad de Hurlingham.

A De Narváez no le importó saber si Luis Acuña pretendía mantener cierta reserva sobre la reunión, llegó a la sede comunal en su helicóptero y con un grupo de colaboradores que de inmediato se ocuparon de difundir la foto del encuentro y divulgarla en las redes sociales.

Esa imagen de Acuña con De Narváez estuvo acompañada por una sintética descripción del encuentro del que se dijo que fue para “conversar sobre la situación de la provincia y la importancia de las PYMES” entre otros temas. Pocos, casi nadie, pueden creer que ese haya sido el tema de conversación.

La intención de Francisco de Narváez fue la de sumar a Acuña, asegurando su permanencia en el Frente Renovador. Al intendente de Hurlingham le gustaron fundamentalmente dos o tres cosas de la reunión, haber podido coincidir en las críticas a Cristina Fernández de Kirchner y en la descripción un panorama patético de la realidad del país. Y lo que más le agradó fueron los halagos recibidos por De Narváez. Hacía mucho que a Acuña no lo elogiaban.

 

Acuña acuñate.

La imagen política de Francisco de Narváez tuvo vaivenes vertiginosos. Gran ganador de las elecciones de 2009, ganándole a la lista que integraban Néstor Kirchner, Daniel Scioli y Sergio Massa, se desplomó en las elecciones pasadas y a duras penas logró su reelección como diputado nacional.

Según un análisis del diario La Nación, ante los intendentes, Francisco De Narváez “se presenta con un discurso que los pone como protagonistas de su eventual gestión. Les dice que quiere que formen parte de las decisiones. Promete que terminará construyendo dos gabinetes. Uno para el conurbano y otro para el interior, porque son dos problemáticas absolutamente distintas, repite”.

Pero hay algo que a los intendentes les genera mucho entusiasmo. De Narváez tiene muchos recursos pero no tiene estructura. Y ahí estarán los Barones para compensar, ofrecer lo que haya que ofrecer, en cuanto a estructura, desde el vicegobernador hasta consejeros escolares. Y ahí estarán también dispuestos a recibir recursos, siempre escasos en las tierras conurbaneras.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *