Casolati, ex Presidente de Felices los Niños: “La provincia mintió para intervenir Felices los Niños por cuestiones económicas”

Por Raúl A. Coria | -A casi tres meses de haber sido apartado de la titularidad de la Fundación Felices los Niños ¿cuál es situación actual?
-Estoy ejerciendo mi profesión de abogado, abrí un estudio jurídico. En su momento para hacerme cargo de Felices los Niños renuncié al Poder Judicial, para ocuparte de una obra tan grande entendí que había que hacerlo full time, y no part time. Necesitaba no solo la cabeza puesta a pensar sino el cuerpo puesto a trabajar, yo no concibo hacerme cargo de algo tan importante a medias, por eso se logró lo que se logró en dos años y medio.
Fueron dos años y medio de mucho trabajo donde se sacó la Fundación a flote. El día que yo me fui y el Consejo se fue, dejamos en funcionamiento una panadería, un vivero, la carpintería que arreglaba los muebles de las escuelas, del hogar y los centros de día, todo fue recuperado por nosotros y puesto en valor. Arreglamos más de siete máquinas de la carpintería, al momento de irnos dejamos un kiosco funcionando que nos permitía juntar algunos fondos con lo cual habíamos instrumentado un proyecto para sacar jóvenes de la calle, muchos chicos del hogar que se habían ido, regresaban a la Fundación, trabajando en la fundación y que pagábamos con lo que se podía recaudar con el trabajo en el kiosco. Habíamos firmado en La Matanza un convenio con CTEP, que es el brazo cooperativista del Movimiento Evita, para que ellos se hicieran cargo de la recuperación de casi ocho edificios que estaban destruidos, se iban hacer cargo de recuperar el centro de día que estaba funcionando y que hemos recuperado en estos años y a cambio ellos tenían trabajando sus cooperativas, eran un ida y vuelta entre la fundación y ellos. Todo lo que hicieran en la puesta en valor de los edificios quedaban obviamente en pos de la propia Fundación. En Hurlingham habíamos generado un proyecto muy interesante con una entidad deportiva donde se recuperó todo un espacio que era uno de los tantos lugares que era de la Fundación, allí armaron tres canchas de futbol, una de vóley y otra de papi futbol, iban a hacer una pileta, recuperaron los siete contenedores que estaban destruidos, dos los convirtieron en vestuarios, otro en un baño, y desde las 8 hasta las 16 hs ese espacio iba a ser para uso exclusivo de las escuelas de la Felices los Niños y al hogar, y los fines de semana y los días de la semana después de las 16 hs esta gente podía explotar estos espacios de un modo productivo. A partir de eso ellos nos iban a pagar un canon pero no en dinero, ellos se iban a hacer cargo de pagar la luz de la Fundación y de las escuelas. Habíamos dado en comodato un sector del bosque a una entidad protectora de animales con la intención de generar un proyecto de un abrigo para perros y además iban a poner en funcionamiento un hospital veterinario en la Fundación. Habíamos recuperado los galpones que estaban llenos de basura, los cinco estaban limpios y en uno de ellos habíamos armado el primer circo de la zona. Dejamos los espacios en condiciones, y habíamos firmado un convenio con la Fundación CONIN, para que nuestro centro de salud se convirtiera en el segundo hospital en contra de la desnutrición infantil. Hicimos un convenio con el padre Pepe para que un centro de día se convierta en un espacio de recuperación de adicto y muchos más proyectos. Hoy es tristísimo lo que está pasando, estos convenios fueron dejados de lado por la intervención y por la interventora, es más, les mandó carta documentos diciendo que los convenios no seguían vigentes y hay todo un proceso de desguace que es un delito. La intervención administrativa no quedó firme, y no puede liquidar, vender, subastar. Yo interpuse en tiempo y forma en la sala 1 de la Cámara Primera de la Cámara Civil y Comercial de La Plata, un recurso de apelación para que se revocara la decisión administrativa de intervenir Felices los niños.
-¿Y qué pasa ahora en la Fundación? ¿Qué es lo que se hace?
– Nada de lo que se hacía está pasando, de hecho si pasás por la puerta vas a ver que hay edificios que ya están desguazados. Hay algunos que les robaron o vendieron las casi cuatrocientas chapas que tenían de techo. Una de las casitas de la Fundación que había sido convertida en centro de recreación y arte sufrió vandalismo puro, no solo que la rompieron toda sino que se robaron las puertas, las ventanas, todo. El tanque de agua que habíamos comprado, los vidrios, los elementos de la carpintería, las diez máquinas de coser que teníamos para un proyecto productivo quedaron dos máquinas, las otras ocho dicen que fueron derivados al centro de día de La Matanza, y eso es mentira. Los basurales volvieron a decir presente, de 55 chicos del hogar hoy hay solo unos 25, muchos fueron egresados a sus familias de un modo absolutamente forzado, sin los mecanismos de ley, ya que los egresos con sus familias deben ser pausados, criteriosos, todo esto no se hizo.
-¿Cuáles son las condiciones en las que están los 25 chicos que están viviendo en la Fundación?
-La verdad es que no lo sé, y hablé muy pacas veces con los chicos, y prefiero no hablar de los chicos porque es tanto el dolor que me causa y no quisiera que pareciera que uso en términos de herramienta lo que les pasa a ellos, lo que sí puedo decir es que los están egresando de un modo que no es el que corresponde y eso es casi delictivo. Sé que no están bien, no comen como comían antes, no hacen casi actividades deportivas, los fines de semana cuando estaba en la gestión todos los fines de semana los chicos iban a pasear a algún lado, a un shopping, a un club, a Capital a un teatro, a un cine, y ahora hace semanas enteras que los fines de semana no van a ningún lado.
-¿Cuál cree fue el verdadero motivo para que la gobernadora María Eugenia Vidal tome la determinación de intervenir la Fundación y apartarlo de su cargo?
-(Hace un largo silencio) Yo creo que se cruzan intereses, uno de ellos chiquitito, no quiere la provincia sostener algo tan grande, no entienden, no ven que si bien es un importante presupuesto para sostener la Fundación el impacto social es enorme, pero en las miradas de las políticas públicas que operan en el país y en la provincia esto no es una cuestión visible. Y hay un fin económico sin duda, primero porque el predio de Hurlingham si muere Felices vuelve al Estado nacional, vuelve a la Agencia de Administración de Bienes del Estado.
– Y este organismo, el AABE, una vez liquidada la Fundación ¿puede hacer lo que quiera con el predio?
-Absolutamente, no lo van a hacer tan rápido, no son tan obvios, pero si lo pueden hacer. Todos los bienes que el Estado dio o cedió a entidades o al Ejército o distintas fuerzas, el Estado lo fue recuperando poco a poco, y lo hace a través de la AABE, que antes fue el ONABE, que está en manos de un tal Lanús (Ramón María) que es socio de Mauricio Macri, el papá de él, en unos de los dueños del country que se descubrió que Macri tiene en Bella Vista, ¡oh casualidad! Está vinculado también a Leonardo Jakim que es el Director Provincial de Personas Jurídicas y quien interviene Felices los Niños. Te decía que el predio vuelve al Estado y lo va a administrar la AABE, y lo que está haciendo en todos los casos es desarrollar emprendimientos inmobiliarios, no conozco que haya hecho otra cosa. Además me hicieron llegar un listado de muchísimos bienes que hay en la fundación en carácter de donación, estamos hablando de más de setenta propiedades, autos, terrenos, departamentos en zonas importantes de Capital, campos, todo esto en distintas provincias, terrenos, todo esto con un valor enorme. Ahora viendo ese listado de propiedades el activo de Felices los Niños es mucho más grande que el pasivo.
-¿Usted no estaba al tanto de esas donaciones que recibió o recibía la Fundación?
-No, no lo sabía, porque los años que estuvimos con el equipo nos ocupábamos en levantar la Fundación en términos del valor humano, limpiamos, mejoramos, pintamos, cambiamos los vidrios, mejoramos la alimentación de los chicos que allí vivían, pagamos deudas, ampliamos las escuelas, de cinco que había armamos diez.
-Y al hacerse cargo el Estado de la Fundación administrará todo ese patrimonio. ¿Usted supone que la gobernación sabía de las listas de bienes que posee la Fundación?
-Absolutamente, el Estado lo debe saber, en su momento la interventora (Natalia) Gambaro se llevó documentación, en el informe de gestión que realizamos dice que retiraron muchísima documentación de la Fundación cuando intervino, documentación que estaba en mal estado, sucia, destruida, yo creo que en esa documentación este listado ellos lo tuvieron. A mi quien me hace llegar esta documentación es alguien que trabajó en la administración de la Fundación y me dice le voy a hacer llegar a su casa un listado de bienes que no están perfeccionados en su mayoría, esto es que son de la Fundación pero que (Julio César) Grassi nunca los terminó de recibir ni los puso a nombre de la Fundación, o sea, están en su mayoría a nombre de quien los donó pero las escrituras están a nombre de gente vinculada a Felices los Niños, entre ellos un tal Laurino que era el contador de la fundación y de un contador de nombre Laredo que se dice que era contador de Alfredo Yabrán, pero esto hay que investigarlo.
-¿Tiene datos precisos del dinero, del capital del que estamos hablando?
-No, no lo sé, estamos hablando de departamentos en Capital en las zonas más caras, en Barrio norte, campos, fábricas en Mar del Plata, y otras muchas propiedades. Yo estimo que acá está en gran parte el motivo de la intervención. Porqué el Estado interviene en forma arbitraria, porque miente para intervenir, porque falsearon información, porque inventaron un maltrato que nunca existió, evidentemente había motivos. La arbitrariedad o la discrecionalidad del Estado nunca es porque sí, y me pregunto porque la gobernadora podría estar enojada con Felices los Niños, no existe eso, entonces lo que me queda por pensar es que esta discrecionalidad, esta arbitrariedad, estas falsedades que se crearon para poder intervenir la fundación tiene que ver con una cuestión económica. El regreso de este enorme predio tiene un valor incalculable para el Estado, y ahora que descubro esto, que son muchos bienes, que con seguridad van a ser puestos por la intervención liquidadora en un fideicomiso que van a decir que van a servir para pagar las deudas de la Fundación y obviamente va a pasar, lo que suele pasar en estos casos, que desaparezcan el valor de estos bienes. Ahora, si me decís si puedo hacer una denuncia penal sobre esto no, no lo puedo hacer, yo lo que digo objetivamente es que tengo esto y estimo que esta cuestión tiene que haber torcido la decisión de los que decidieron intervenir la fundación, sino no se explica porque intervinieron para liquidarla. Porque no la intervinieron para normalizar.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *