Cayó Josué, el narco gigoló que usaba a sus ocho mujeres para el tráfico de drogas

nota-3-allanamientos-1

 

Detuvieron al jefe de una banda de narcotraficantes que operaba en la zona oeste con base en Hurlingham. El operativo fue realizado por efectivos de la Policía Bonaerense y de la Secretaria de Seguridad del Municipio.

Por Gabriela Chamorro.

El cabecilla de una banda narco fue detenido luego de 27 allanamientos coordinados y acusado de la venta de drogas a través de una amplia red de distribuidores y vendedores entre los que se incluían ocho mujeres con las que tenía relaciones amorosas. El seductor narco las utilizaba a todas ellas y a sus familias en sus negocios para potenciar así sus ganancias.

Los procedimientos fueron realizados en conjunto por la Secretaría de Seguridad de Hurlingham y la Jefatura Distrital local y posibilitaron la detención, además de Josué, de 17 personas y el secuestro de una importante cantidad de armas y droga.

La mayoría de la droga de esta banda se distribuía en la zona oeste, además de Capital Federal y otros puntos de Provincia.

El jefe de la organización -rápidamente bautizado como el «narco gigoló- fue detenido en un allanamiento realizado en el microcentro porteño en un domicilio sobre la Av. de Mayo. Ese lugar, por estar ubicado estratégicamente era el elegido por Josué para controlar toda la distribución de los estupefacientes.

Pero además contaba con una valorable ayuda, la de sus mujeres. Es que sus características de conquistador le permitieron tener ocho relaciones paralelas con mujeres en distintas ciudades a las que rápidamente convencía para entrar en el “negocio” como también a sus familiares y así expandir su territorio. Pudo establecerse que sus “novias” vivían en la Villa 31, Caseros, Microcentro, José León Suárez- con una menor edad con quien tuvo un hijo hace muy poco- y tres familias distintas en Hurlingham

El trabajo de investigación para el desbaratamiento de la banda incluyó 5 meses de trabajo, vigilancia a 40 domicilios, seguimiento encubierto a 20 narcotraficantes de la región, intervención de teléfonos y análisis de 200 horas de registros de videos en los que se comprobaron la entrega de drogas.

Entre los lugares relevados, se analizaron propiedades en José León Suarez, San Miguel, Caseros y la Ciudad de Buenos Aires, donde también colaboró la Policía Federal.

Además, se secuestraron 14 armas de fuego, dinero en efectivo (100.000 pesos y 12.500 dólares), 36 celulares, uniformes de la Policía Federal, chalecos antibalas de la Policía Bonaerense, balancines para fraccionar y más de 2 kilogramos de cocaína y casi 3 de marihuana.

En la causa intervino el Juzgado Federal de Morón (secretaria Nº 9) a cargo de Leonardo Cano y la Fiscalía Federal de Morón, a cargo Sebastián Basso.

Share Button

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *