El análisis de los celulares es clave en el Caso Candela

El analisis de los celulares es clave en el caso candela. Jara y bermudez

Se cumplen tres años de la desaparición y muerte de Candela Sol Rodríguez  de 11 años. Ahora la justicia centró la investigación en el análisis de los celulares de los imputados.

La causa, que fue elevada a juicio en enero pasado, tiene a dos personas detenidas, HugoBermúdez y Leonardo Jara, y a otras tres personas imputadas, Gabriel GómezRamón Altamirano y Gladys Cabrera.

Según la agencia NA, el análisis de los celulares es la clave en la investigación del caso que intenta dar con los otros participantes del secuestro y asesinato de la menor.

Gracias a uno de los entrecruzamientos de líneas de teléfono que se están analizando, los investigadores pudieron determinar que Jara y Bermudez se comunicaron con un tercero el 22 deagostodos horas antes de que secuestraran a Candela. Según los análisis de la justicia, Jara y Bermúdez recibieron un mensaje del mismo número a las 13:16 y a las 13:31 respectivamente.

El fiscal Mario Ferrario cree que además de Hugo Bermúdez y Leonardo Jara, Fabián Gómez también participó del secuestro y posterior asesinato de la menor.

Tras el desplazamiento del fiscal Marcelo Tavolaro, Ferrario logró establecer que Candela fue secuestrada el 22 de agosto en la esquina de su casa en Villa Tesei, cuando esperaba a sus amigas.

Una camioneta Eco Sport negra la levantó y la llevaron hasta las inmediaciones de la antena La Finita, en la localidad de Loma Hermosa, partido de Tres de Febrero. Allí estuvo en cautiverio hasta la madrugada del 29 de agosto, cuando la llevaron a la casa de Gladys Cabrera, en Villa Tesei.

Según la investigación, más tarde fue trasladada a la casa de la suegra de Bermúdez, donde entre las 20:30 del 29 de agosto y las 08:30 del 30 de agosto, «previo a abusar sexualmente de la niña, una persona hasta ahora no individualizada le produjo asfixia mecánica por sofocación que trajo aparejado el parocardiorespiratorio traumático que ocasionó el deceso de la menor».

El expediente también establece que el 31 de agosto entre las 13:30 y las 15:20, personas no identificadas dejaron el cuerpo de la menor en un descampado a pocos metros de la colectora del Acceso Oeste, en Villa Tesei.

En 2012, una Comisión Especial creada por el Senado bonaerense investigó el crimen y trabajó en la hipótesis vinculada al narcotráfico de San Martín, pero el fiscal Ferrario siguió esa pista con personal de Gendarmería Nacional, y no la pudo confirmar.

En 2012 la Justicia había liberado por «falta de pruebas» a Bermúdez y a Jara, pero unos meses después fueron nuevamente detenidos, ya que los investigadores pudieron establecer que el primero sería el autor material del crimen, y que el segundo habría sido quien hizo la llamada extorsiva a la familia de la niña.

Share Button

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *